Huevos rellenos

Por | 23 Abr 06, 13:28

Huevos Rellenos

Ingredientes para dos o tres:

4 huevos
1 lata pequeña de atún en aceite
1/2 lata pequeña de paté de jamón
14 aceitunas verdes sin hueso
una tacita de tomate frito
queso rallado
bechamel (leche, harina, margarina y sal)
horno

La mayoría de huevos rellenos que he visto en mi vida estaban preparados para comerse fríos pero esta vez vamos a probar qué tal están calientes. También, normalmente, esta receta lleva mayonesa y pimiento rojo, que yo sepa a la gente le gusta mucho, pero ahora mismo no tengo lo primero y no me apetece fabricarlo.Y el pimiento, como bien sabe la gente que me conoce, ni de coña.

Manos a la obra: poned a cocer los huevos. Contad 15 minutos desde que el agua comience a hervir y los tendréis listos. Echadles agua fría y cuando ya no quemen, quitad las cáscaras. Partidlos por la mitad y sacad las yemas. Repartid las yemas en dos boles diferentes y en uno añadid el paté de jamón y en el otro el atún (escurrido el aceite). Ahora, partid las aceitunas en trozos muy pequeños y añadid una mitad al bol del paté y la otra al del atún. Echad también a cada uno unas 3 cucharaditas de tomate frito. Removed las masas bien, que quede una buena pasta. Coged las mitades vacías de los huevos, la parte blanca, y con ayuda de una cuchara pequeña rellenadlos (cuatro de un sabor, cuatro del otro). Untad con el tomate frito el fondo de un recipiente para horno, es mejor usar un recipiente no muy grande porque los huevos no ocupan mucho, y colocad los huevos encima. Y ahora viene lo peor, ptuptuptuptu-ptu-ptu… la bechamel. Me parece supercomplicado hacer una bechamel en condiciones (sin grumos, ni muy líquida ni demasiado espesa…), así que os recomiendo que os arméis con un buen colador o con una batidora.

Receta de bechamel: calentad en un cazo una cucharada de mantequilla y cuando esté líquida, añadid la harina. Y a partir de ahora no paréis de remover, ¡ni un segundo! Id agregando la leche paulatinamente hasta que se haga la salsa. ¿Muy espesa? Pues más leche, pero muy muy despacito. Y una pizca de sal y fuera.

Poned el horno a calentar a 250º. Echad la bechamel alrededor de los huevos y el queso rallado por encima la misma. Unos 10-15 minutitos en el horno y a comer. ¡Que aproveche!

  • Qué bien lo de obviar el pimiento, Elena , :-) . Aunque ahora que lo pienso, en mi casa (¡afortunadamente!) nunca se le ha echado pimiento a los huevos rellenos.

    Habrá que probar la versión “caliente”, aunque eso de la bechamel con los huevos no me acaba de convencer… Bueno, ya veremos cuando me ponga a hacerlo.

  • Un consejo para la bechamel: Cuando mezcles la harina con la mantequilla, retiralo del fuego, remueve bien hasta que tengas la masa bien mezclada, después añade un poco de leche y ve creando la masa. A continuación puedes volver al fuego. Es una forma que no se creen grumos. Otra es también echar sal de poco en poco. Ah! y una cosa que queda bastante bien es echar nuez moscada o también un poco de Avecream. Le deja un sabor muy bueno.

  • warp

    Bechamel: qué complicado es que no salgan grumos. La clave está en cómo se añade la leche.

    Yo combino mantequilla con algo de aceite de oliva. Caliento la grasa y añado la harina, es importante tamizarla con un colador fino. Esto la airea y elimina las aglomeraciones. Cuando la harina se ha tostado un poco echo un chorrito de leche, remuevo bien, cuando ha ligado echo otro chorrito, remuevo… no echo más leche hasta que el anterior no está bien ligado.

    Cuando he añadido toda la leche, dejo cocerla hasta que espesa. Sal, pimienta (negra o blanca) y lo fundamental: nuez moscada.

    Jamás hay que usar bechamel de tetra brik: salva de un desastre, pero es horrorosa. Sabe a sintético y a canelones de comedor de monjas (presumiendo que hay monjas que sirven canelones en sus menús escolares o de beneficencia, cosa que dudo). Puaj.

  • there

    Manera rápida de resolver los grumos: se pasa la beixamel por el Turmix y queda suave suave. Este método es de eficacia garantizada.

  • ramón molón

    definitivamente la cocina no es lo vuestro…

  • El método de Raúl funciona. Comprobado.
    Y sí, la nuez moscada, imprescindible. Mejor si la rallas en el acto. (En el acto de echar la nuez moscada, no el otro…)
    ;-)

  • belelle

    bueno warp, he probado bechameles prefabricadas que dan el pego muy dignamente…
    y al fin y al cabo, no sé que hay de malo en usar una bechamel prefabricada y no en usar, por ejemplo, tomate frito de bote y no casero, cuando la diferencia es abismal…

  • Me encanta esta sección. Las foto de hoy es IN-CRE-I-BLE, es PE-LUZ-NAN-TE.

  • llugh desoleé

    seguro que eso son huevos, que asco. ll

  • warp

    Yo las bechameles de brik que he probado me han dejado cocido…

    Es que el tomate frito también debería ser desterrado, nada como un bien tomate frito casero. El problema es que es más peñazo de cocinar, además la cocina queda hecha un asco de salpicaduras de tomate.

    En casa usamos tomate frito Apis y caldo en brik de Gallina Blanca. De momento empiezo a conquistar la olla exprés para el cocido, así nos sale un caldo casero (de verdad) de rechupete.

  • DescremadA

    ¿Es posible sacar una foto mas repugnante? no se daría de comer ni ha mi perra

  • La bechamel se hace muy fácil en el microondas:

    -En un bol derrites una cucharada de mantequilla con un chorro de aceite de oliva durante unos 30 segundos.

    -Añades dos o tres cucharadas de harina y la mezclas con la mantequilla diluida.

    -Vuelves al microondas 1 minuto o medio.

    -Remueves la masa formada por la harina y la mantequilla.

    -Mientras, calientas en el Microondas unos 400 ml. de leche en otro recipiente.

    -Cuando comienza a hervir, viertes poco a poco unos 300 ml. de la leche en el bol con la masa y lo mueves con una varilla de batir hasta diluir la harina y conseguir una bechamel muy líquida.

    -Salas al gusto y le añades pimienta y nuez moscada.

    -Vuelves al microondas de minuto en minuto o de medio en medio hasta que empieza a espesar de nuevo y la vuelves a batir para obtener la textura que te apetezca.

    -Puedes volver a añadir algo de leche caliente si espesa demasiado pero, ¡¡¡ten cuidado!!!, si te pasas, deberás evaporar el exceso de leche durante mucho más tiempo.

    -Así hasta que tú quieras.

    -Una regla. No añadir jamás harina a una bechamel demasiado líquida. Se harán grumos.

Send this to a friend