Nuit blanche

Por | 25 Sep 06, 18:54

lanoche.gif

Por fin Madrid se sumó a la iniciativa de algunas capitales europeas y celebró su “Noche en blanco”. Durante la noche del sábado 23 de septiembre, los madrileños pudimos disfrutar de más de 200 actividades culturales, y lo que es mejor, sin gastarnos un duro.

La Noche en blanco suponía que muchos de los edificios que normalmente no se abren, o algunos de los que más cuesta visitar por sus reducidos horarios, permanecían abiertos desde las 21 horas hasta, en muchos casos, las 6 de la madrugada. Fue el caso de sitios emblemáticos como el edificio de La Bolsa, el Teatro Real o los jardines de la Capitanía General del Ejército. Otros, como el Palacio de Telecomunicaciones (conocido popularmente como “Correos”) o el Banco de España, albergaban exposiciones y muestras en su interior. Había cientos de actividades, y lo cierto es que se hacía difícil elegir, a tenor de las conversaciones dubitativas que pudimos escuchar en la calle Alcalá, viendo a una Cibeles coloreada de fondo y un Palacio de Linares repleto de fantasmas.

La noche cultural se dejó notar y mucho, principalmente en las colas que había para absolutamente todo, lo que impidió que la gente disfrutase al 100% de la orgía cultural. Y es que las colas de más de dos horas desmerecieron mucho el evento. También se percibió que Madrid necesita cada vez más que vuelvan los urinarios públicos (o te metías en un bar o hacías tus cositas en plena calle) y que el transporte precisa una inminente inyección de fondos públicos: muchos de nosotros esperamos hasta una hora y media porque los búhos estaban atestados y no efectuaban ninguna parada. Incluso conocemos gente que se dio bonitos paseos desde el centro hasta El Carmen. Llenazo y exitazo (eso sí) de la “Noche en blanco 2006”, pese a sus múltiples contratiempos. Pues sí, a los madrileños nos interesa la cultura.

Uno de nuestros eventos preferidos, habida cuenta de nuestra melomanía, fue este festival de nombre tan feo. Pese a nuestras reticencias a acercarnos por miedo a morir aplastados -nada infundadas después de ver la gente que se acercó-, no pudimos vencer la tentación de ver a Vive la fête, quizá uno de los grupos que más nos gustan, en concierto. Y como siempre, Els y Dani no defraudaron a las personas congregadas en la calle Fuencarral, que saltaron y bailaron al son de algunos de sus grandes éxitos. No faltaron ‘Maquillage’, ‘Noir Dèsir’, ‘Jaloux’, ‘Hot shot’ o la apropiadísima ‘Nuit blanche’. El dúo belga sigue tan acertado como siempre: Els no se para ni un momento, lo baila todo y se vuelve loca con todas sus canciones. Por suerte, siguen sabiendo que ‘Nuit blanche’ es quizá su mejor disco y sus conciertos se basan, fundamentalmente, en la revisión de ese trabajo. Merece la pena destacar que hubo que apartar a cholos que con la excusa de cruzar la calle se plantaban delante con todo su morrazo, para luego no hacer ningún caso al concierto. También es de recibo reconocer que la fan que sacó Dani al escenario esta vez tenía muchísima actitud. ¡Que alguien le produzca un disco ya!

Mientras, en Conde Duque, otros miembros de JENESAISPOP optaron por acercarse al recital micropoético de Ajo (ex Mil Dolores Pequeños y autora de la letra impagable de ‘Retorciendo palabras’ de Fangoria), junto a Mastretta. Gran error, porque la pobre no pudo concentrarse debido al ruido, a la gente que hablaba o qué se yo, y terminó cancelando su actuación después de 10 minutos escasos. Te quedaba, como consolación, visitar la exposición de Pablo Pérez-Mínguez en el mismo recinto, con imágenes de Alaska, Almodóvar, McNamara o Ágatha Ruiz de la Prada, mientras él mismo retrataba a algunos de los cientos de asistentes.

Por la tarde, Hidden Cameras habían triunfado en el mismo escenario de Vive la fête. Con un sonido mucho más afortunado que en su anterior visita a la Sala Arena, presentaron las canciones de su nuevo disco, ‘Awoo’, ya a la venta, al tiempo que repasaban alguna antigua como ‘Ban Marriage’. Se dejaron en el tintero (¡¡otra vez!!) ‘A miracle’ y ‘I believe in the good of life’. Inaudito. En cualquier caso, estuvo muy bien escuchar las guarradas que decían en las letras mientras niños y ancianos se abrían paso entre la gente en toda su inocencia. Mención aparte merece la batería que intentó animar al público con su pobre castellano sin conseguirlo. Y es que, como hemos podido comprobar varias veces, Hidden Cameras no tienen el don de las relaciones públicas. Aunque algunos lectores que se encontraron con ellos por Chueca, puedan asegurar justo lo contrario.

  • suedehead

    Yo sufrí también a The hidden cameras, no por ellos, sino por el horror de gente que pasaba constantemente, a pesar de ver que era imposible ¿es que no hay calles circundantes para pasar sin problemas? El sonido fue estupendo, pero no me concentré nada.

    Después, pasé totalmente del resto de conciertos, dejando a mi novio para ver a Vive la fete, mientras yo me iba hecho un gafapasta al Sofidú, donde vimos las exposiciones muy ricamente.

    Después de pasar por la Casa encendida y ver la mamarrachada esa sobre Kiarostami y los árboles, acabamos en el Matadero de Legazpi. Allí esperábamos encontrar una cosa como muy sofisticada, rollo arte con electrónica, algo como neoyorquino, pero se nos olvidaba que esto es Madrid, y allí lo único que vimos es jovenzuelos haciendo botellón fuera y meando por todas partes, y luego dentro borrachos y drogados bailando en una rave con ínfulas modernas y artísticas. Bebida carísima, colas interminables y bakalas bailando (o más bien haciendo el ridículo), hizo que acabáramos en casa de una amiga haciendo algo más madrileño que nada: echar sobre unos cubatas un chocolate caliente.

    Conclusión: muy bonita la idea, demasiadas cosas que ver y demasiada gente. Esto tenía que haber sido la semana in albis, más que la noche en blanco.

  • Laura

    A mi me parece una propuesta bastante interesante y supongo que si, que tendria sus deficiencias, pero hay que ver lo exigentes que os poneis a veces…ya nos gustaria a los provincianos poder disfrutar de algo asi…¿o no?

  • a mí también me gustó el concierto de hidden cameras… pero fue una pena que no contactaran (en absoluto) con el público.

    se le podría echar la culpa al mismo público (con buena carga de modernos de palo de espaldas al escenario, gays despistados que habían escuchado campanas reivindicativas y gente que simplemente pasaba por allí) pero he de reconocer -pese a mi parcialidad- que, dado que tampoco es que los hidden hagan slowcore, parte de la culpa fue suya por no meterse a la gente en el bolsillo.

    lo intentaron tímidamente, incitando a bailar, hablando en español, con un repertorio bastante alegre… pero nada.. al final del concierto me encontré solo pidiendo un bis.

    ahí es donde -yo no lo ví, pero me lo contaron- vive la fête golearon y demostraron que era posible llamar la atención y quedarse con un público así.

    en cualquier caso, y pese al anticlimax y a ese regusto de compromiso mútuo, disfruté mucho con los hidden cameras. el concierto me pareció ir de menos a más (rotunda esa “death of a tune” final) y el sonido, ciertamente, fue mejor que en el concierto en la sala arena, aunque a ése lo recuerde con más cariño.

  • Vive la fete fue lo mejor, joer y la segunda hica que se subió (de lña que hablais) lo dió todo, el lamenton a las cuerdas de la guitarra con cara de… lo dijo todo.
    Superenamorado de Els y sus medias de rejilla rotas.

  • Ana

    ¿Cuánto habría costado abrir el metro una sola noche? Con eso habrían solucionado muchísimos problemas. Era un poema pasar por algunas paradas poco antes de su apertura, con gente esperando para volver a casa…

  • Incluso conocemos gente que se dio bonitos paseos desde el centro hasta El Carmen.

    ¡Contadme entre ellos!

  • Yo me di un paseo desde el centro hasta Avda. de América, que tampoco está naaada mal.

  • Yo disfrute de los Hidden Cameras mucho mas que Vive la Fete, concierto en el que aunque pude hacerme hueco para bialar, la gente dando el coñazo hizo que el sabado desarrollara un ansia asesina inusual, odiando a la gente que llenaba las calles de madrid fueras donde fueras… Eso fue lo peor.
    Creo que a cosas como el Pura Vida, no esta de mas cobrar algo simbolico…. 3e o algo asi, para que al menos vaya gente con un minimo de interes y no solo gente para hacer botellon.

  • Velma

    Me siento afortunada por haber visto a Vive la Fete en primera fila y casi sin agobios…una pasada de concierto. No puedo decir nada más que genial.

  • Deandevendrá Banhart?

    A lo mejor se hubiera estado más a gusto en los conciertos si no se hubiera puesto el escenario casi en la misma calle…todo porque claro…¿cómo no va a haber una carpa VIIIIIIP?!!! N-O M-E J-O-D-A-S!!!!
    Mira que yo no soy de gritar pero es que parece que es más importante el rollito que se de en la carpa/zona VIP que el concierto. Entiendo que tenga que haber una zona para que artistas y periodistas coincidan, para que estén descansando los artistas, para temas de negocios…Pero se podría haber hecho dentro del Mercado de Fuencarral o en otro sitio local. Por cierto, había servicios?? para la masa digo…
    Por lo demás, y a pesar del agobio insoportable en Vive La Fête y un poco en Hidden Cameras, muy bien en general. Estos dos dieron unos conciertos buenos para mi gusto. Bueno, el de VLF fue la leche pero yo estaba lejos…jo!
    Pánico muy interesantes y Sidonie…pues bueno, a mi fue lo que menos me gustó. Seine qué tal??
    Lo de no abrir el metro por la noche, esa noche es tan tan cutre…

  • feraz

    panico estubo?

  • El concierto de Vive la Fête estuvo estupendo.
    La vuelta a casa, un infierno. Si madrid quiere tener noches blancas, tiene que abrir el metro. O poner un autobus cada minuto.
    Seguro que nuestro alcalde no se movió en búhos, que por cierto, cobraban.

  • Totalmente de acuerdo con Ana: es muy de este Ayuntamiento el querer hacer algo así como muy bombastic y no prever el tema transporte (el metro abierto toda la noche hubiera sido la gran solución a todos los atascos y esperas que desesperaron a tantos) o el tema urinarios (hasta pudimos ver a un tío hecho y derecho haciendo popó a eso de las 22:00 en la calle Augusto Figueroa). Del Pura Vida de acuerdo con casi todas las opiniones: mucho pesado que pasaba del concierto de Hidden Cameras (además de ser demasiado pronto como para ponerse a dar brincos, tal y como pretendía el cantante), muy buenos Vive la fête y aún mejor la espontánea que metió el lametazo a las cuerdas de la guitarra. Ese diamante sin pulir hay que recuperarlo para el universo musical o televisivo.
    Y por cierto: ¿a los organizadores del Pura Vida no se les ha ocurrido pensar que a cero coma de la calle Fuencarral hay al menos 4 estupendas plazas – 2 de Mayo, San Ildefonso, Chueca, Vázquez de Mella – en las que sería mucho más gratificante ver un concierto? Pero mira que somos borricos a veces.

  • terceroderecha

    No os olvideis de Pánico: poca gente, un poco de lluvia, cervecitas, buena música y un guitarra bombón.

  • DamagedGoods

    Pues a Pánico les ví yo esa misma noche en el Nasti y me parecieron espantosos.

    Uhmmm… ¿guitarra bombón? Se lo debieron dejar por el camino.

  • Pánico a mi tampoco me gustaron mucho. El disco está bastante mejor que su directo aunque amigos que les vieron también en Paredes de Coura me comentaron que allí si que molaron mucho.
    Me gustaron tan poco que me fui a ver a Women Affair al andamio y pese al poco público estuvieron muy bien.
    Hidden Cameras de puta madre y Vive la fete un agobio.

  • Los Seine bien, me parecia que el sonido estaba algo disperso, aun asi bueno, bien. Tocaron alguna cancion nueva

  • Mmmmm, muy propio lo de nuestro Gallardón lanzando ideas geniales sin prever daños colaterales. Gente cagando en Augusto Figueroa. Glorioso. Y lo del transporte… más allá de El Carmen existen Pueblo Nuevo y Ciudad Lineal, pero salí del apuro y en taxi desde el mismísimo centro.

    Mi idea inicial había sido pasarme por el Pura Vida pero pasé de esperar a los Hidden Cameras por lo penosamente situado que estaba el escenario incomodidades varias (incluyendo lluvia a primera hora de la tarde). El centro de madrid estaba mariconísimo, más que nunca.

    Como señoronas, en la noche en blanco fuimos a visitar el palacio de la Cámara de Comercio, en Huertas. Superpomposo.

  • terceroderecha

    DamagedGoo, tuviste que ser de los pocos que esa noche hicieron algo convencional, irse al Nasti en la “Nuit Blanche”, curioso cuanto menos.

    Teniendo en cuenta que en esa sala hasta la Sinfónica de Viena suena mal, quizá cierto desgaste despues de todo el día y que hay que estar predispuesto a verles/oirles, no me sorprende que te parecieran espantosos.

    En cuanto a gustos, en fin, todos somos raros.

  • Totalmente de acuerdo con Deandevendra y los otros comentarios acerca de la situación del “puramierda” de escenario, que despropósito malgastar lo mas parecido a una plaza de toda la calle. Yo la mitad del concierto veía al cantante de Hidden con cabeza de señal de paso de cebra, y si no la marquesina del autobús…eso si, el espectáculo de peluquería gratis justo alao del escenario era impagable…marujas, chiquillos…y la cara del peluquero fashion…ole y olé

    Y la noche blanca…tenía su punto ver edificios que no suelen abrirse al público y tal, pero Madrid es Madrid…que se le puede pedir…no entiendo a la gente que hace 3 horas para ver por ejemplo el Prado con 1 millón de personas en las salas…lo positivo es la respuesta de la gente a propuestas atractivas, lo negativo todo lo demás

  • found that essence rare

    Damaged, yo tb vi a Panico en el Nasti, pero sí me gustaron, claro que yo no esperaba nada…

  • twiggy

    Totalmente de acuerdo. el festival debería hacerse en la plaza del 2 de mayo. A los vecinos los van a molestar igual y habrá más profundidad de campo para que la gente pueda disfrutar el concierto. Hacer algó así en una calle estrecha de una sóla dirección es echar margaritas a los cerdos. La zona de la exhibición de bicicletas parecía el Bronx… daba miedo pasar por allí.
    Lo de cobrar un precio simbólico tampoco es mala idea, pero entonces tendría que hacerse en un recinto acotado, y una calle comercial como Fuencarral tampoco es lo adecuado. Vaya, que no es lo adecuado en ningún sentido.
    ¡El 2 de mayo también es moderno y también es malasaña, señores del Ayto! (Yo creo que le han cogido manía porque es un símbolo del botellón).
    Por otra parte, estaría bien que repartiesen más los eventos. Este fin de semana se juntó todo: El Pura Vida, las fiestas de Cibeles, la Noche en Blanco… y el resto del año, ¿qué?

  • Pingback: El final Danilactiano :: Grrrrr. :: September :: 2006()

  • Este festival es el festival del mercado Fuencarral, o sea que no se va a hacer en otro sitio por razones evidentes… En lo que sí coincido es en que el backstage es desproporcionado y debería estar dentro del mercado.

  • DamagedGoods

    > DamagedGoo, tuviste que ser de los pocos que esa noche hicieron algo convencional,
    > irse al Nasti en la “Nuit Blanche”, curioso cuanto menos.

    Bueno, presentaban su epé unos amigos del alma, era obligado.

    > Teniendo en cuenta que en esa sala hasta la Sinfónica de Viena suena mal, quizá
    > cierto desgaste despues de todo el día y que hay que estar predispuesto a
    > verles/oirles, no me sorprende que te parecieran espantosos.

    Pues el grupo de mis amigos, que tocó esa misma noche, sonó bastante bien. El problema de Pánico no fue el sonido, bastante decente. El problema es lo aburridísimo que me parece el punk funk ese que hacen: originalidad cero, canciones cero. Y te lo dice uno que se bautiza con el nombre de una canción de Gang Of Four.

    Y bueno, además el cantante se me hizo bastante antipático.

  • Cebrapez

    La verdad es que no sé muy bien que persiguen este tipo de eventos, porque al final todo es masificación. En Munich se organiza(ba)n la “larga noche de la música” y la “larga noche de los museos”, y una sola experiencia bastó para no volver a caer. Para que vas a ir a un museo a las 3 de la mañana y encontrarlo abarrotado, si en un día de fin de semana se ve con toda tranquilidad, y cualquier concierto del programa va a ser imposible de ver/oir en condiciones….

  • Lars

    Mi noche blanca fue así: andando desde la calle Fuencarral hasta la Casa Encendida para ver la película “Drawing Restraint 9” de Matthew Barney. Tardé unos 60 minutos en llegar para encontrarme con el aforo “completo”. Siguiente parada: el covento en la Calle Tribulete donde daban un concierte de Flamenco. Conseguimos sentarnos en primera fila al suelo. Esperamos 40 minutos hasta que salieron los artistas que cantaron dos temas (sin micrófono). Total: después de 4horas de Noche Blanca estaba tan agobiado que me iba a tomar copas…Pero bueno, mejor que nada! :)

  • terceroderecha

    Si acudiste por ese motivo yo tambien me hubiera perdido muchas cosas. En estos días me he dado cuenta que en la Noche en Blanco no hubo casi participación ni de la Iglesia ni de locales de ocio. Un sábado cualquiera.

    Con Pánico me lo paso bien, y punto. Ultimamente es lo que busco.

    un saludo.

  • jorge

    lo de ajo y mastretta no lo vi en esta ocasion, pero por mucha gente que hubiera, me parece alucinante que suspendiera la actuación, en cualquier caso eso

  • Lo de las noche blanca ya estaba inventado, y desde luego no sirve en ciudades como Madrid. El año pasado fue en Salamanca y fue una gozada porque a)podías ir caminando a los sitios sin tardar más de 10 minutos y b)no había colas. No es que odie Madrid… Bueno, sí: odio Madrid. Esta ciudad es un monstruo y jode las mejores ideas. Hala, he dicho.

  • Pingback: Vive la fête: discografía at jenesaispop.com()

Send this to a friend