Micah P. Hinson & The Opera Circuit

Por | 14 Nov 06, 13:01

MicahEstando tan acostumbrados a artistas que después de un gran debut defraudan con su segunda entrega, es un alegrón comprobar cómo hay otros (pocos) que no hacen sino reafirmar la intuición de grandeza inicial y que incluso se proyectan aún más allá. Porque lo de Micah, ese jovenzuelo con cara de amish (ver foto) y pasado de un personaje de Burroughs, tiene visos de convertirse en una leyenda. Quizá sea exagerado después de ver tantos proyectos de mitos convertidos en promesas rotas (se me ocurren cantidad de nombres…), pero tal es el entusiasmo que despiertan en uno las sucesivas escuchas de ‘… & The Opera Circuit’, un álbum que grabó con amigos mientra él yacía postrado en el catre, recuperándose de una lesión de espalda.

Una de las principales diferencias con su antecesor, ‘The Gospel Of Progress’, es que desaparece aquel “murito de sonido” que crearon The Earlies para él. Motivado por sus circunstancias físicas, la ausencia de producción del disco nos da otra cara de Micah, más, digámoslo así, cálida (en mi favorita del disco, ‘Drift Off To Sleep’, casi parece cantar al oyente al oído). Las canciones van más al grano y huyen de largos desarrollos instrumentales (salvo en el subidón de ‘You’re Only Lonely’), con concisos y potentes arreglos de viento que en ‘Letter From Huntsville’ suenan a charanga carnavalera de New Orleans y en ‘Diggin A Grave’, otro de los musts del álbum, a taberna arrabalera del este europeo. También se puede intuir que para nada le era ajena la modorra de los sedantes, recuperando así su vieja adicción, en canciones como la inicial ‘Seems Almost Impossible’ o la final ‘Don’t Leave Me Now’. Sólo puedo poner algún pero a lo cutre que suena en alguna ocasión la caja de ritmos, de una simpleza que en ‘My Time Wasted’ llega a causar sonrojo, aunque es un detalle que no evita pensar que este será un disco de cabecera para todo aquel al que le interesen o le hayan interesado mínimamente la americana o el folk. Quizá (solo quizá) estemos ante uno de los grandes. 8,5

  • como en su día me enteré tarde de lo de micah, le cogí un poco de manía a ese personaje tan maldito y tan carne de gafapasta, aunque con el tiempo he acabado apreciando su agradable disco de debut.

    sin embargo, tras algunas escuchas -y a pesar de no contar con una canción tan redonda y elegante como aquella ‘beneath the rose’- creo que puedo afirmar que me gusta más este segundo trabajo.

    las canciones me parecen más desenfadadas, más arrabaleras, más klezmer y hasta más alegres, permeables y humanas.

    dudo que micah me cale nunca tan hondo como unos lambchop o un stephin merritt (su background de cantautor atormentado y negativo se sigue sintiendo) pero, en su estilo, no deja de sorprerderme favorablemente.

  • Un amish con gafas?

    Un amish con pendientes!?

    De lo que tiene cara es de tontolapolla, hombre…

  • t-clas

    A mí me parece un gran segundo disco. Creo que tiene un gran futuro (es muy joven). Y , por cierto, en las entrevistas creo que intenta deshacerse del aura de maldito/callejero/visionario al límite (hasta su paso por la cárcel) al límite que intentó “vender” la discográfica.

    Para mí, tiene cara (más que de amish o de tontolapolla) de inventar un software en su casa y venderlo en un año por 50 millones de dólares.

  • showarmi

    Yo no tengo duda de que estamos ante uno de los grandes. Sus discos y el pasado concierto que pudimos ver en la sala Neu! así lo confirman. No sé porque habláis de segundo disco. ¿”The Baby and the Satellite” no se considera un disco? De ser así, este “…& The Opera Circuit” sería el tercero, ¿no?

  • Oficialmente, ‘The Baby & The Satellite’ era un EP, aunque coincido contigo en que, por su duración, podría decirse que es un álbum. Tú mismo. ;-)

  • Mellotron

    A mí no me entró tan rápido como el primero, a lo mejor por lo que dices de la producción, pero después de escucharlo varias veces creo que hay aún más buenas canciones que en el anterior, aunque los arreglos sean menos barrocos. Desde luego la emoción sigue intacta.
    Respecto al segundo disco, creo que “The Baby…” era una recopilación de canciones anteriores a “The Gospel Progress” y que se quedaron fuera, por eso no suele considerarse como segundo disco

  • A mí me gustan 3 de cada disco, el EP no lo tengo. Las que me gustan de este son Jackeyed, You’re only lonely, que es un poco vals, y por supuesto la arrabalera, Diggin a grave. El resto, por más que lo escucho, un poco ni fu ni fa. Que no me guste tanto como a los fans del folk supongo que tiene mucho que ver con el hecho de que no le coja el punto a ‘Drift off to sleep’, que sí, mejora al final, pero la mayor parte del tiempo me aburro.

    My time wasted, en cambio, creo que sí funciona a nivel lo-fi, en plan caja de rimos de unos Magnetic Fields.

  • Joder, qué feo es el tío jodío, pero qué bueno es guitarra en mano!!

  • Pingback: El mundo horrible de Matt Elliott at jenesaispop.com()

  • Pingback: Mika at jenesaispop.com()

  • almudena

    cara tonto la polla???
    no me importaria tener esa cara componiendo como compone,,,,,
    habra k ver la tuya sota de picas

  • miss carrusel

    este hombre es muy muy bueno

  • alpinistasamurai

    Muuuuuuuyyy recomendable el último EP Micah P. Hinson – “presents a dream of her”

  • Pingback: La paciencia de Micah at jenesaispop.com()

  • Pingback: jenesaispop.com » Micah & The Red Empire Orchestra()

  • Pingback: jenesaispop.com » Top 10 canciones con que celebramos la victoria de España en el Mundial()

Send this to a friend