Venecia

Por | 07 jun 07, 10:38
venezia_basilica_san_marco.jpg

Antes de viajar a Venecia, y después de la nefasta experiencia que sufrimos varios miembros de Je Ne Sais Pop en Roma, iba con muy pocas expectativas de que me gustara algo y totalmente convencida de que iba a ser una birria de ciudad. No podía estar más equivocada. Venecia resultó ser un lugar lleno de encanto y que merece toda la fama (y más) que pueda tener. Se me ha ocurrido plantear esta especie de guía de Venecia a través de todas las ideas preconcebidas que se pueden tener de ella antes de conocerla, intentando desmontar los clichés que tiran para atrás a todos aquellos que no se deciden a ir. Con esto y una guía normal con todos los típicos must go, garantizo una estancia suntuosa.

Venecia es carísima. No podemos decir que Venecia sea barata, pero si has estado en París o Londres sus precios no sorprenden tanto. Hay que tener ojo y no tomarse un café justo enfrente del Gran Canal (te pueden pegar una sorpresa de seis euros por uno con leche) al igual que nosotros no lo hacemos en la misma Plaza Mayor de Madrid, sino en calles adyacentes. Es un consejo que supuestamente conocemos todos, pero al final nunca nos los aplicamos. Al fondo de la Plaza de San Marcos hay una Oficina de Turismo donde se pueden comprar tarjetas que incluyen entradas a todos los museos e iglesias por un precio bastante módico, y así no palmas cuatro euros (o 14, como en el Palazzo Ducale) cada vez que quieres ver algo. Con la comida tampoco hay que tener muchísimo cuidado porque en todos los restaurantes están perfectamente indicados los precios y suplementos (en muchos te cobran dos euros más por cubierto); además de las típicas trattorias, toda la isla está llena de unos bares de comida rápida regentados por chinos, pero con menú italiano; son todos exactamente iguales y ofrecen pizzas, bocadillos, ensaladas y platos combinados a muy buen precio, con servicio en la mesa y todo recientito. El palo te lo llevas cuando te metes a un restaurante con terraza al Gran Canal.

Venecia es una Disneylandia del barroquismo. Al contrario que ciudades-museo como Carcasonne, Venecia no es tan de cartón piedra ni un nido de turistas. De hecho, es mucho más auténtica de lo que parece ya que hay zonas como el barrio judío o la zona de XXX y sus mercados diarios al aire libre donde los habitantes autóctonos van a la compra, colegios, bibliotecas… Sí, hay zonas sembradas de turistas como la Plaza de San Marcos, pero también hay mucho veneciano que va a trabajar y que vive en la misma isla, con lo que la sensación de estar en Disneylandia desaparece bastante.

Para ahorrar, hay que alojarse en hoteles fuera de Venecia. Éste es, con diferencia, el mayor error que se puede cometer en la visita. Los hoteles en la isla son bastante caros, aunque sea un simple albergue de mochileros, pero merece la pena gastarse el dinero ahí y no en los carísimos y lentos transportes venecianos. Fuera de Venecia, está la zona del Mestre, ya en tierra firme, desde donde se tarda casi tres cuartos de hora en llegar a la ciudad entre autobuses y vaporettos. También en las agencias ofrecen muchos hoteles en el Lido -donde se celebra el Festival de Venecia, otra isla al lado- más baratos, pero sólo es recomendable si se va en verano porque si no todos los alojamientos están orientados a la playa, desierta en temporada baja. Siempre hay que alojarse en los alrededores de San Marcos, el puente Rialto y del Gran Canal porque, total, uno va a Venecia a no estar en el hotel.

En Venecia hay mucho que comprar. Salvo que te encanten los brocados y el barroquismo, una persona joven no tiene prácticamente nada que comprar en Venecia. Todo está plagado de tiendas de turistas donde se venden las famosas máscaras, todo tipo de objetos decorativos horteras y botellas de limonccello. Otro must son los cristales de Murano, carísimos y que luego terminas olvidando en un cajón. Luego están las típicas tiendas de lujo (Gucci, Chanel, Vuitton…) que encuentras en cualquier otra ciudad y en las que, salvo que te lo puedas permitir, ni te paras. La verdad es que gracias al escaso shopping que ofrece, Venecia sale baratísima en compras. La única tienda que recomiendo encarecidamente es una de ropa de segunda mano de decoración minimalista y unas prendas extremadamente cuidadas y de calidad, en el Campo Riccardo Campiello, detrás de San Marcos. A precios venecianos, pero es para verla.

A Venecia hay que ir una semana entera. ¡Ni locos! Con cuatro días ya puedes hacer una visita tranquilamente y sin agobios; con un fin de semana lo puedes ver todo bastante corriendo; con una semana te quieres morir. Venecia es pequeña, aunque está llena de rincones y recovecos y una de las mejores cosas que se pueden hacer en ella es simplemente perderse y volver a encontrar el camino. Pero con cuatro días te da tiempo a eso y a más.

Es imprescindible montar en góndola. Si te sobran ochenta euros, avanti, pero si no, yo no lo recomiendo para nada, y más si no vas con tu pareja. Es un capricho tan caro para media hora (sí sí, y encima hay que regatear con el gondolero, y más caro si quieres cantante) que no hay manera de justificarlo. Sí que es imprescindible ver Venecia desde los canales, pero entre la cantidad de vaporettos (autobuses acuáticos) que hay que coger y los paseos que te das por todas las callejuelas, terminas por tener una visión bastante completa. La góndola, para los gondoleros.

Venecia es sólo el guirerío de San Marcos y ya está. Para nada porque, como decía antes, sólo caminar por las calles ya es inolvidable. Está todo lleno de casitas unidas por puentes -recordemos que apenas hay calles, que hay canales- que conservan su arquitectura del siglo XVI, todo ello alternado con enormes palacios que aún conservan el lujo que hizo famosa a la ciudad. Esto y docenas y docenas de iglesias enormes que aparecen por cualquier esquina, construidas a imagen y semejanza del poderío que Venecia destila de por sí. También están las islas de alrededor, San Giorgio (con otra majestuosa iglesia), Giudecca y las famosas Burano y Murano. La primera es mi preferida, conocida por sus casitas de pescadores cada una pintada de un color chillón y con un ambiente que nada tiene que ver con lujos ni dorados. Murano, por el contrario, me pareció bastante pestiño ya que ver a un señor soplando el vidrio en una fábrica se me antoja de lo menos deseable. Y encima los famosos cristalitos son más caros que en la propia Venecia. Pero, insisto, lo mejor es perderse y disfrutar.

A Venecia hay que ir en Carnaval. Eso será si reservas con años de anticipación y te quieres gastar un dineral en alquilarte unos trajes ad hoc para poder disfrutar de él. Después de preguntar, todos los venecianos con los que hablé coincidían que la mejor época para ir allí es a partir de marzo, cuando hace menos frío (está muy al norte y en invierno nieva y todo) y hasta junio, y luego de septiembre a diciembre. En verano huele fatal por el agua de los canales y hace un calor pegajoso y ¡ojo! hay unos mosquitos criminales que ni con insecticidas tropicales.

Venecia está bien para salir por la noche. Teniendo en cuenta que sólo hay una discoteca, Piccolo Mondo, y que la mayor parte de los restaurantes cierra a las diez, probablemente salgas más en Villarejo de Salvanés que en Venecia. Y es que no es un lugar para salir de noche sino para disfrutar de día, acostarte prontito y seguir por la mañana. En los alrededores del Rialto hay algunos bares donde los venecianos jóvenes (y algunas excursiones de guiris) quedan al salir de trabajar, y se sacan a la calle las copas de vino y las tapas -sí, algo parecido, en platitos pequeños- para luego recoger a las diez y media como muy tarde. Es una suerte de botellón refinado o de terraza improvisada, pero no está mal.

33 Comentarios

  1. Sota de Picas 7 junio, 2007 | Enlace

    Con cuatro días ya puedes hacer una visita tranquilamente y sin agobios

    Por los clavos de Cristo… En cuatro días no da tiempo ni a ver la basílica de San Marcos en condiciones!

  2. Alexis Carrington 7 junio, 2007 | Enlace

    En verano, y por experiencia propia, no tienen por qué apestar los canales. Si quiera en agosto. Depende el año, del día, de cómo ande el mar de revuelto… Además, en verano hay playas en Jessolo que no están nada mal y con chiringuitos al más puro estilo Caños de Meca o El Palmar. Además, un año sí y un año no, está la Biennale, en una islita un pelín retirada del centro pero que realmente vale la pena. O sea que sí a Venezia en verano.

    Hay una isla no muy conocida y realmente impresionante, de cuyo nombre no me acuerdo pero que consiste en un islote recubierto de césped, con una iglesia bizantina en medio y llena de pavos reales campando a sus anchas.

    Yo también creo que una semana es mucho, pero en cambio en ese tiempo se puede hacer una visita a Trieste en ferry, que es una ciudad muy interesante y melancólica, o incluso a Piran (Eslovenia), que también es muy chula.

  3. arn 7 junio, 2007 | Enlace

    voy este verano! ( y tb a Roma)

    me guardaré este enlace y me lo imprimiré, como buen guiri 2.0

  4. Yo también fui a Venecia cargado de prejuicios y volví enganchado. Es una ciudad que atenta contra la lógica, y eso la hace única. Sólo dos aportaciones:

    –No sé si tú lo hiciste, pero hay que comprar la guía de Venecia de Corto Maltés, aunque –como a mí– te la sude Corto Maltés. Son siete itinerarios a pie por extraños vericuetos de la ciudad y merece la pena superar la pereza y hacer el esfuerzo de seguirlos. Además, los bares y restaurantes recomendados no están elegidos a voleo. En inglés o en italiano.

    –Sí que hay que alojarse en la isla, pero no tienes por qué irte directamente al cogollo. En la costa norte, encarando la isla-cementerio esa que tienen, hay varios hoteles asequibles y muy majos.

    Y sí, yo estuve cuatro días, pero tengo claro que voy a volver.

  5. belelle 7 junio, 2007 | Enlace

    y Brunetti?

  6. yamile 7 junio, 2007 | Enlace

    (No se si saldrá dos veces mi comentario)

    Decía que muy buena crónica y, en mi opinión, muy certera.

    Hay que tomar spritz a mediodía en las mesitas cercanas a los canales, en muchos bares sin turistas, llenos de gente local, de charleta.

  7. Danilac 7 junio, 2007 | Enlace

    Yo estuve en verano, y salvo en muy contadas ocasiones no hubo ningún problema con el olor. Vamos, en Madrid también pillas alguna alcantarilla que flipas, y con mayor frecuencia que en Venecia.

    VENECIA ES COMO MI CULO: Sólo huele mal en contadas ocasiones.

  8. Mj 7 junio, 2007 | Enlace

    * Ve con mochila a ver San Marcos: acércate primero a un edificio que queda a la izquierda, una especie de minimuseo y déjala allí…te darán un ticket y te ahorrarás la cola que da la vuelta para entrar.

    * Para las compras de souvenirs tópicos, nada de tiendas. Cienes y cienes de puestos en las calles escondidas son mucho más interesantes.

    * Lo de el olor a cañería perpetuo es algo que no se nota a no ser que vayas emparanoiado pensando en ello.

    Hala, estos son mis consejos. Y haced fotos, muchas fotos, cuando os perdáis( que os perderéis ) porque lo mejor de Venecia no es lo que sale en las guías.

  9. goldtrude 7 junio, 2007 | Enlace

    Yo he estado hace años y tengo muy buenos recuerdos. Es una ciudad impresionante…Bien que la habéis rescatado!
    ¿Las siguientes? ¿San Petersburgo, Riga, Helsinki?

  10. Ataturk 7 junio, 2007 | Enlace

    Pero Goldtrude, a estas alturas no te has empollado ya todo lo escrito acerca de esas ciudades???? No creo que haya una sola guía que no te sepas ya al dedillo….

  11. showarmi 7 junio, 2007 | Enlace

    Yo me marcho a Venecia en unos días, porque este año toca Bienal (se inaugura mañana). De las veces que he estado, no he notado jamás lo del mal olor. Lo que si es cierto es el enorme calor que se pasa allí, con esa humedad con la que no se para de sudar…, claro que siempre he ido en junio. Debéis evitar ir durante junio, julio y agosto. Para mí es, sin duda, la ciudad más bonita de todas las que he estado No dejéis de visitar el Peggy Guggenheim, para que veais la casita que tenía la señora.

  12. goldtrude 7 junio, 2007 | Enlace

    Ataturk, necesito inputs! No quiero que se me escape nada y además no se puede dejar nada al azar teniendo en cuenta que iré acompañado de La Tarzana y Cleo Bowles!

  13. Raquel Ritz 7 junio, 2007 | Enlace

    No he estado todavía, esperaré a tener un novio rico que me lleve en góndola.

    Me ha gustado mucho, Patatilla.

  14. Marga 7 junio, 2007 | Enlace

    Yo, como buena turista, estuve en Venecia en la semana de Carnaval y, os puedo asegurar, que aquello es un espectáculo. Había bastante gente, como es lógico, pero en ningún momento me sentí agobiada por las masas. La Plaza de San Marcos, se llena de gente con disfraces realmente impresionantes, y hay estudiantes de la Escuela de Arte que por unos 15€, te pintan la cara y te dejan genial.
    Me pasé allí una semana entera y, sinceramente, acabé un poco hasta las narices. Estoy de acuerdo con Patata en que con cuatro o cinco días es suficiente para ver Venecia e incluso acercarse a los pueblecitos de alrededor como Murano y Burano; este último es un pueblo menos conocido pero realmente peculiar. Tiene casitas pintadas de diferentes colores y es muy curioso. Yo os recomendaría que fuérais antes a Burano que a Murano, ya que si no os hace mucha ilusión lo de ver la fábrica de vidrio, tampoco el pueblo tiene mucha más historia que eso.
    Eso sí, se come bastante mal, a no ser que os metáis en una trattoria majilla que, en ese caso, de 30-35€ persona, no bajará el tema.
    Según mi punto de vista, es una ciudad que hay que conocer porque, realmente, no hay nada igual en el mundo.

  15. Telecine 7 junio, 2007 | Enlace

    A mi me llamó mucho la atención su dialecto, que tiene palabras en castellano, no sé si notaste que hay calles que se llaman así, “calle tal y tal”. Es que era muy viajeros y crisol de razas, lo mismo de ahi viene lo de las tapas…

    El cementerio es muy chulo, y el Judaico en el Lido.

    El planazo es conocer gentes de allí y acudir a las veladas en las terrazas que montan en sus casas, que es la forma de socializar de los venecianos.

    Yo cogí una góndola con mi novio y otra pareja, así sale más apañao, y el gondolieri de los cojones se pasó el trayecto hablando por el telefonino…

  16. av[artist] 7 junio, 2007 | Enlace

    Mmm a mí me encantó Venezia y tampoco iba muy convencido pero tengo ganas de volver y más ahora que empieza la Bienale de Arte… Es de esos paisajes urbanos inolvidables.
    PD: nunca coger el vaporetto para ir del aeropuerto a la ciudad… horrorosooo y caro

  17. Nezarb 7 junio, 2007 | Enlace

    A mi me encanta y nunca me canso de ir…algunos humildes consejos
    - Volar a Treviso: Está a tiro de piedra, hay bus directo a Venecia y si te apetece echar un vistazo, la ciudad merece la pena.
    - Del aeropuerto de Venecia lo mas económico es coger el bus local a la Plaza de Roma por 1€, ni el “especial” para turistas (vale 4€) ni el vaporeto a/desde S. Marcos sólo para románticos y equipajes livianos (creo que vale ya casi 10€)
    - Para mi la zona mas divertida es el Campo Santa Margherita, donde residen la mayoría de los estudiantes, no abuntan los turistas, los bares se animan (poquito pero algo para lo que es Venecia) al anochecer y hay una pequeña pizzeria al taglio que es buenísima y barata (eso si, para tomar al fresco en la plaza que no tienen espacio para mesas)
    - Si tengo que elegir una fiesta para visitar Venecia, sería la del Redentore. Es el tercer domingo de Julio y forman un puente con barcazas en el canal de Giudecca, todos pasan a esa isla a montar sus mesas para comer en la calle o los barcos, por la noche hacen un espectáculo de fuegos artificiales sobre la laguna increible y se acaba la noche en las discotecas del Lido, desde donde es tradición ver amanecer.
    El carnaval es terriblemente agobiante y lleno de turistas disfrazados por 4 duros por los hoteles (cutre-cutre) y la Regata Histórica no la he visto, aunque debe ser bastante curiosa.
    - Recomendaría no comprar nunca billete en el vaporetto (caros pero utilísimos) salvo para ir a las islas mas lejanas (Burano sobre todo)donde te puede salir un revisor mas fácilmente. Hacer un viaje por el Gran Canal es obligatorio.
    - Por recomendar algún monumento, la Scuola de San Rocco decorada por Tintoretto que llaman la “Capilla Sixtina” de Venecia.
    - Y si vas muchos días, una excursión a Padua, Vicenza o Verona (un poco mas lejos) no estaría mal, para descansar de tanto canal…
    - Las compras y eso no son lo mío…

    Bueno, por haber hay mil motivos para ir, sobre todo para perderse pateándolo todo…evitando eso si las flechitas de los itinerarios turísticos que te llevan por todas las calles de tiendas cual rebaño…

  18. auster 7 junio, 2007 | Enlace

    para telecine,enterate que las tapas surgieron en Sevilla,¿o es que has visto muchos bares de tapas en Venecia?

  19. telecine 7 junio, 2007 | Enlace

    auster, lee bien y léelo todo: ella dice en el último párrafo que en los alrededores de Rialto sacan algo parecido a las tapas, y yo digo, que al igual que hubo influencia española en el idioma, lo mismo la hubo en ese asunto, de aquí a allí. Desde luego, ¡qué tono!

  20. almejita 8 junio, 2007 | Enlace

    en mi opinión, la mejor época para ir a venecia es el invierno, no hay gente, está preciosa y las apestosas palomas que hay por todas partes están un poco más atontadas. si os va el turismo homeless, os recomiendo buscar algún campo escondido y con un buen saco pasar la noche allí. y los restaurantes que hay apartados tienen muy buen pescado, y no son tan caros.
    y sí, telecine, el dialecto veneciano tiene cosas muy parecidas al español, pero hay otros que se parecen aún más. lo de las “calles” venecianas parece ser que viene de las relaciones comerciales entre venecia y barcelona.
    si tenéis pensado hacer un viajecillo a italia este verano, os recomiendo bolonia, que apenas tiene fama y es una ciudad italiana de verdad.

  21. man in the corner shop 8 junio, 2007 | Enlace

    …patatte;

    dejas de mencionar el “must” de Venecia. “Palazzo Vernier”, domicilio de Peggy Guggenheim, y sede de una de las más suculentas permanentes de arte siglo XX. Amén de la exposición y la tumba de la millonetis y sus perritos (¿librepensadores?), el edificio es mi favorito de Venecia. Dispone de estupenda tienda souvenirs. El Vernier está en Dorsoduro, EL barrio MAS de la ciudad con diferencia.

  22. Pabs 8 junio, 2007 | Enlace

    ¡Muy bien Patata! ¡Qué razón tienes es todo! ¡Qué razón tiene Nerzab! ¡Y no os olvidéis de Torcello!
    Venecia me disloca: cuanto más voy, más quiero ir e, incluso, quedarme unos meses.

  23. Pabs 8 junio, 2007 | Enlace

    Las muy tradicionales tapas venecianas se llaman “cicheti” (chiqueti) y ayudan a bajarse los vasos del aperitivo local, el Sprizt, sobre todo en los baretos alrededor del mercado de Rialto.

  24. BUAH 8 junio, 2007 | Enlace

    Es imprescindible la guía de Venecia de Hugo Pratt. Absolutamente. Descubres que hay otra ciudad detrás de la P. San Marco. Y que la gente sale de su trabajo a las 17.00, que hay un heladero al que le gusta la musica jamaicana, que …… que en cuatro días no ves nada, o te llevas una impresión errónea.

    Es muy triste ir de vacaciones con prisas.

  25. luis 8 junio, 2007 | Enlace

    por cierto, habeis escrito alguna guia de berlin? me voy dentro de 3 semanas…

  26. Don Corleone 9 junio, 2007 | Enlace

    Pues no habeis mencionado una de las mayores atracciones de Venecia… para el que ande un poco espabilao, pues no suele salir en las guias…

    Me refiero al taller de Livio de Marchi, el carpintero de Venecia. Yo tuve la ocasion de estar en su taller y conocerle, lo que ese hombre fabrica con sus manos es impresionante.

    He encontrado un enlace donde se pueden ver algunas fotos:

    http://brownerblog.blogspot.com/2006/11/carpintero-de-venecia.html

    No se, a mi estas cosas cuando viajo me gustan, mucho mas que el cafetito no se donde y el cristalito de no se que. Eso para los pecholatas.

  27. Viva Hate 9 junio, 2007 | Enlace

    Alguien nombró a brunetti??? Geniales los libros de donna Leon y las descripciones de la ciudad que hay entre crimen y crimen. Y como habla de la comida…

  28. man in the corner shop 11 junio, 2007 | Enlace

    Don, ¡un auténtico friqui el carpintero este!

  29. Cebrapez 19 agosto, 2007 | Enlace

    Para huir de las fiestas del suburbio alicantino en el que vivo, en septiembre me largo una semanita a Italia. Parada obligatoria en Venecia. Después de imprimir este estupendo post, alguien puede recomendar un hotel en la isla por menos de 100€? y ya puestos a pedir, lo mismo en Florencia?

  30. arn 27 agosto, 2007 | Enlace

    he estado hace 2 semanas en venecia y sucribo todo lo dicho. ¡aúpa venecia!

  31. arn 27 agosto, 2007 | Enlace

    x cierto, si os quedáis con ganas de más Venecia, os recomiendo la lectura de cualquiera de las noevlas de Donna Leon protagonizadas por el comisario Guido Brunetti. ambiente puramente veneciano y más real que la Venecia turística. Una venecia truculenta, sí, pero me está sirviendo para no desengancharme de la ciudad. Podéis empezar por Muerte en la Fenice, Acqua Alta, Vestido para Morir o cualquiera de los muchos libros del comisario…

    Llevo ya 4 libros suyos y tengo ya cogidos 6 más que están en curso. “lo que tú tienes se llama obsesióooooon…”

    http://www.fnac.es:80/dsp/?servlet=actor.HomeActorServlet&Code1=652706755&Code2=135&actorID=117491&prodID=646427&tree=3

  32. Aránzazu La Nuit 15 noviembre, 2007 | Enlace

    Fui a Venecia hace años , y aunque tiene maravillas que no se han de pasar por alto como la iglesia de San Jorge de Palladio , a mí me parece una ciudad decadente y triste( y eso que he estudiado Historia del Arte). Será porque mi peli fetiche es “Muerte en Venecia”?

  33. almudena 26 septiembre, 2008 | Enlace

    Quiero ir a Venecia en para el día 19 de marzo hasta el 22 de marzo pero no me atrevo por el tiempo no se si ir en Junio, podrías aconsejarme algo?

Síguenos en Facebook

Discos recomendados »

Spoon / They Want My Soul

La banda de Austin, tras un parón de cuatro años, recupera su mejor tono, inalcanzable para la gran mayoría de bandas de rock contemporáneo.

La Roux / Trouble In Paradise

Elly Jackson sorprende con un sólido álbum de pop que se mira en los albores de la música disco.

The Knife / Shaken-Up Versions

Enorme recreación de los directos del último año de The Knife, pero en estudio.

Destacamos

laura pausini

Laura Pausini se queda desnuda en un concierto y grita “yo la tengo como todas”

Laura Pausini sorprende por su espontaneidad tras quedarse desnuda en el escenario.

bicimad-anabotella

Revelación o timo: Bicimad en la práctica

Entre zonas peatonales y grandes avenidas, el centro de Madrid no parece de momento preparado para la bici.

travis-fib

FIB 2014: la apoteosis de M.I.A. y el cierre

Crónicas de Travis, The Charlatans, etcétera.

tab

FIB 2014: sábado histórico

Crónicas de Triángulo de amor bizarro, Manic Street Preachers, Lily Allen, Cat Power, Example…

juventud-juche

FIB 2014: los grupos españoles, lo mejor de la jornada con lluvia

Crónica de Juventud Juché, Kokoshca, Los Claveles, Manel…

james.fib

FIB 2014: el éxito de James más allá de la nostalgia

Crónica del FIB, con Ellie Goulding, Klaxons, El Pardo…

annie b sweet

Anni B Sweet, John Legend y Zombie Kids, en el nuevo anuncio de San Miguel

¿Nuevo anuncio de cerveza = nueva canción del verano?

tracey-1

Jukebox Babe: ‘Molly Drake Songs’ de Tracey Thorn

Tracey Thorn versiona a Molly Drake, madre de Nick Drake, en este single encubierto de Everything But The Girl.