Oda a la comedia romántica

Por | 20 Sep 07, 17:34

patata.jpg

¿Qué puede llevar a una persona a pagar seis euros en un cine para meterse a ver una comedia romántica? ¿Y hacerlo una segunda vez? En el caso de ‘Dos días en París’ (a partir de ahora, ‘Dos días’), fue porque estaba dirigida, producida, guionizada y protagonizada por July Delpy, así que no sería la típica comedieta de enredos amorosos. Con ‘Amor y otros desastres’ (‘Amor’, para resumir) fue una especie de impulso adolescente el que me arrastró irremediablemente al cine aún a sabiendas de que era una película mala. Los dos films coinciden en muchos aspectos aunque sus diferencias son notables. De cualquier forma, ambos visionados me han servido para extraer una serie de pensamientos muy profundos del fondo del higo, como veréis a continuación. Si pensabais ver alguna de estas películas, este post os interesará.

Coincidencia. Las dos son comedias y son románticas porque tienen amor y risas.
Diferencia. Habréis leído por ahí que ‘Dos días’ tiene mucho del sentido del humor propio de Woody Allen, y de hecho es cierto. Podríamos decir que es una comedia europea o neoyorquina, mientras que ‘Amor’ es una comedieta común americana con chistes fáciles y situaciones absurdas.

Coincidencia. Los escenarios de ambas son dos de las ciudades preferidas de casi todo el mundo, París y Londres. Desde luego, ya sólo por transcurrir ahí aportan un innegable glamour y escenarios conocidos.
Diferencia. En ‘Dos días’ apenas vemos ningún monumento muy representativo de París, pero sí la esencia de la ciudad con su metro rapidísimo lleno de frikis, sus calles siempre un poco sucias y su espíritu decadente. ‘Amor’ muestra un Londres irreal lleno de planos aéreos del Big Ben y de zonas híper-reconocibles. La protagonista debe ser la única que vive en el centro de Londres y tiene coche, eso sí, un Mini antiguo.

Coincidencia. En las dos hay tópicos: en ‘Dos días’ aparece el típico neoyorquino neurótico e hipocondríaco, la parisina bohemia y un poco folleti, los amigos bebedores de vino… En ‘Amor’ la trabajadora de Vogue súper bien vestida, los amigos con los que quedas a emborracharte, el argentino buenorro, el compañero de piso gay que te tiene que ver desnuda todo el tiempo…
Diferencia. Pues muy sencilla: que en ‘Dos días’ son tópicos y en la otra topicazos traídos con pinzas. Lo del amigo gay, de hecho, es bastante insoportable sobre todo cuando la protagonista le llama “cari” todo el rato y se pasa medio film en ropa interior porque claro, como es marica, ni se fija.

Coincidencia. Los protagonistas de ‘Dos días’ son profesionales liberales, ella fotógrafa y él decorador; los de ‘Amor’ también, ella trabaja en Vogue, el amigo gay es algo así como periodista, hay un galerista, un fotógrafo…
Diferencia. No se sabe muy bien a qué se dedica Britanny Murphy en ‘Amor’, sólo que lo desempeña en Vogue y tiene que ver con el vestuario. Lo que está claro es que va a la hora que le da la gana y vestida de fiesta, casi siempre. July está de vacaciones en ‘Dos días’, pero lo que se deja ver de su profesión es más realista.

Coincidencia. La ropa de las dos protagonistas es ciertamente envidiable.
Diferencia. En Brittany hay una gran labor de estilismo y su look está totalmente copiado de Audrey Hepburn, el mayor ídolo de la protagonista. Los modelitos son totalmente de película, ideales de la muerte, pero es complicado vestir así a diario. El personaje de July Delpy viste con más sencillez y menos recargamiento, con un estilo muy parisino y bastante más trasladable a la vida real.

Coincidencia. El amor, la búsqueda de la felicidad, de encontrar una pareja con la que haya afinidades… La historia de siempre.
Diferencia. Como era de esperar, ‘Amor’ da una visión de todo esto totalmente edulcorada y llena de tópicos como la amiga devorahombres que sigue buscando a su pareja ideal o la misma protagonista, que en el fondo sólo quiere enamorarse. En ‘Dos días’ la pareja ya está formada y parece haberse encontrado perfectamente, pero busca la pasión perdida de una manera bastante inesperada.

CONCLUSIÓN. Si no te gustan las comedias románticas, no vayas a ver ‘Amor’ ni aunque te obliguen a punta de pistola; en cambio, ‘Dos días’ es toda una sorpresa y se sale bastante de la norma de este género “sólo-para-chicas”. Las dos son para una tarde de domingo, pero ‘Dos días’ desde el cine y en V.O. (los diálogos mezclando inglés y francés son divertidísimos) y ‘Amor’ en la tele después de comer.

  • No estáis hartos de Audrey Hepburn como ídolo/icono de todo el mundo? Yo sinceramente sí. La veo en cuadros, bolsos, editoriales de moda, en colecciones de moda copiando sus vestidos… Nadie se acuerda de sus últimos momentos cuando se marchó tres meses antes de su muerte a Somalia para trabajar con niños desnutridos, entre otros muchos actos. Tan sólo recuerdan el glamour que desprendía en sus películas.

    Sobre las películas la de amor es lo que dices no hay más topicazos porque ya faltaba metraje. Sobre todo el de los argentinos.

  • ramsay

    Bastante de acuerdo en los comentarios aunque cometí el error de ver “Dos días en París” en versión doblada, así que no me entusiasmó. En cuanto a “Amor y otros desastres”, sólo decir que no hay nada peor que entrar en un cine sin esperar nada y salir decepcionado. Un exceso de azúcar y topicazos, como la inmensa mayoría de las películas de este tipo que se hacen hoy en día. Y lo peor es que intenta ir de transgresora.

  • Lo de July Delpy duele a la vista… un pequeño vistazo al cartel y ya podréis subsanar el error. ;-)
    En cualquier caso, desde que se estrenó, tengo ganas de ver esta de “Dos días…”
    De la otra no había ni oído hablar…

  • Quiero ver dos días en París, quiero ver dos días en París, quiero ver dos días en París, quiero ver dos días en París, quiero ver dos días en París. ¿Ha quedado claro?

  • “Dos días en París” es genial.

  • susieQ

    si si, basta!
    audrey al hoyo

  • oli como tay te quero decir que te quero muxo ya chaoo te admiro muxo camila sepulveda de curico de santa fe

Send this to a friend