El outing de Dumbledore

Por | 23 Oct 07, 23:42

(No contiene spoilers)

Lo de encontrar el personaje gay en cada película, serie o libro, es una actividad bastante común para mucha gente, yo mismo lo hago a veces, pero la verdad es que esta noticia me ha pillado un poco fuera de guardia. Me la tomaría a coña, sobre todo en estos tiempos en el que si los rumores fueran ciertos, la humanidad estaría abocada a la extinción en poco más de dos generaciones, dado que el 95% de la población sería homosexual. Digo que me la tomaría a coña, si no proviniese de declaraciones de la mismísima J. K. Rowling, la autora de la saga que más ha vendido en la última década y que la ha colocado en las listas de las mayores fortunas del planeta, Harry Potter.

La noticia que nos ocupa no es otra que la salida del armario -o más bien outing forzado por su creadora- de Dumbledore, el entrañable director de la Escuela de Magia y Hechicería de Hogwarts. La noticia es cuanto menos sorprendente ya que las referencias a la vida sentimental de los personajes adultos de la saga son casi inexistentes, por no decir completamente, ya que hasta el sexto y séptimo libro creo recordar que ni se nombran, y los tengo bien fresquitos todos ellos. Es por esto que el olorcillo a estrategia comercial de estas declaraciones para hincharse a vender libros en Navidades no pasa desapercibido. Yo por lo pronto no voy a desvelar nada del último libro. El que quiera spoileárselo, que lo haga por su cuenta.

  • A ver, que nos liamos :D

    Dumbledore lo han interpretado Richard Harris (que murió ya) y Michael Gambon (que no sé quién es porque yo de HP me quedé en la primera peli y el primer libro). Ian McKellen lo que sí ha hecho es ser Gandalf en El Señor de los Anillos (otro personaje que vaya usté a saber, igual había rollito con Saruman o Radagast, no te digo yo que no ;D).

    Ahora, que papeles gays sí que ha hecho McKellen, además de su vida personal. “Verano de Corrupción” y “Dioses y monstruos” son dos películas más que recomendables, además de sendas gaycidades.

  • Sea lo que sea, no entiendo cómo JK Rowling hace estas declaraciones sin tener en cuenta la cantidad de asociaciones pro-familia (tradicional y católica, se entiende) que van a pedir o hacer un boicot a su libro… No me he terminado el último libro aún porque me aburre, pero es cierto que en los momentos en los que se menciona a Dumbledore no se intuye nada de nada.

  • Pues tienes razón, emecé, la verdad. Lo voy a corregir y me voy a cargar directamente el último párrafo, porque es que no tiene sentido ninguno en este post. ¡Muchas gracias!

    Keel, estoy totalmente contigo, vaya coñata el sexto libro. Yo tardé horrores en acabármelo de lo que me aburrió. ¿Qué pasa? ¿La obligaron a escribir cuatrocientas páginas más o qué? Qué cantidad de paja, por favor.

  • ¡Ann O’Nadada tiene boca y se equivoca! La mente me ha jugado una mala pasada. Estaba pensando en su papel de ‘Dioses y Monstruos’ y automáticamente la adjudiqué el rol de sustituto de Richard Harris a su muerte, dándome cuenta poco después de mi error. Es lo que tiene ser fan de Sir McKellen, que le pongo en todos lados.

    Disculpas por el error y muchas gracias por el apunte, emecé! :)

    Farala, te refieres al sexto o al séptimo libro? El sexto si que es un poco rollo, pero el séptimo estaba muy bien…

  • Me refiero al séptimo, perdón, que se me va la pinza a mí también. Es un rollo increíble, y a la mitad, hay casi diez capítulos que no aportan absolutamente nada a la historia.

  • Teresa

    Yo esoty ahora con el septimo y la verdad que hay ratos que me aburre sobreranamente pero de repente, pum! y me vuelvo a enganchar, que agonía pardiez!

  • Pues chico, yo es que con el séptimo no me aburrí nada… También ocurre que me lo estaba leyendo obsesivamente, así que no sé… El sexto era mucho más rollo.

  • Bueno, esta tía es muy lista y se ha prometido aquello de “a Dios pongo por testigo qeu jamás volveré a pasar hambre”. Habrá visto que las ventas caen y que diciendo estas tonterías tendrá mucho más éxito. Lo gay, como está de moda, vende…

    Lo que no entiendo es porqué las asociaciones de gays no la denuncian o critican por hacer uso indebido de esta opsión sexual con ánimo de lucro.

  • daniel

    cuanto lleva ya de moda lo de ser gay?

  • Albert

    Tal y como las amistades de juventud de Dumbledore están narradas en el último libro, tampoco es una idea tan surreal, la verdad.

    Yo me aburrí un montón con el sexto, pero el séptimo me gustó y mucho. Aunque como casi todos los tochos, las últimas 100 páginas son lo principal.

    Un fan de HP…

  • cuanto lleva ya de moda lo de ser gay?

    Ufffff… demasiado…

  • Nardo

    No creo que JK rowling tenga que preocuparse por posibles boicots de asociaciones de la familia, je, recordemos que es más rica que la reina de Inglaterra.

    Tampoco creo que el público gay le vaya a salvar las ventas (insisto, tampoco lo necesita), Socretino, ya estamos otra vez!!! que no hay tal invasión gay!!!!!

  • Yo tampoco sé de dónde le viene a Socretino la idea esta de que todo el mundo es gay y que os vamos a invadir como los ultracuerpos. Y tampoco sé por dónde se moverá ni con qué gente, porque aunque sea un comentario impopular, yo diría que ser gay, de puro manido, está hasta demodé!!! :D

    Todavía me acuerdo de cuando salió el anuncio de Público, que pensé “jo, ya están poniendo otra vez a dos homosexuales dándose el palo, qué mal gusto”. Y ni soy homófobo (estaría bueno) ni nada, pero es que ya tanto personaje gay en todas las series, tanto recurrir a lo mismo en anuncios y tal que es un rollo.

    Y no, no creo que la Rowling lo haga por empezar a vender más o salvar las ventas de su último libro, que recuerdo haber comprado en La Casa del Libro a la 1 a.m. del día que salió junto con cientos de personas, como locos.

  • Yo no he dicho nada que haga pensar que semejante confabulación campa a sus anchas dentro de mi cabeza, Faral@.

    Sólo puntualizo un hecho que se da en todos los medios de comunicación: siempre hay un gay de por medio (series, comedias, anuncios, relatos, lo que sea) con el objetivo de “simpatizar” (o empatizar, mejor dicho) con el público. Que ya sea demasiado utilizado es otra cosa, pero que lo sigan utilizando, es obvio.

    Y sí, estaríamos buenos si tú fueras homófob@, espantosa palabra que, afortunadamente, cada día se escucha menos para, supuestamente, “tumbar” críticas.

Send this to a friend