Los Goya desde dentro

Por | 05 Feb 08, 1:39

Todos me habían dicho que cubrir la noche de los Goya era un infierno de largo y un infierno de aburrido. Y sí, en esencia eso me pareció, aunque he de admitir que pocas veces me he reído tanto trabajando. Esto sí que es la magia del periodismo, y no eso de convertirse en el cuarto poder, que menuda chapa es creer que lo que escribes va a cambiar el mundo. Con razón tanta gente abandona en primero de carrera. A lo que iba.

A los premios del cine español, y en general a cualquier gala del estilo, unos van a ganar, otros más a perder y el resto, que somos muchos, a criticar. Porque para eso están las entregas de premios: para comentar los modelitos, para publicar las listas de las peor vestidas y para decir que el guión de hace dos años fue mejor (no necesariamente en ese orden). Lo que pasó el domingo en la alfombra verde de los Goya -color sobre el que nadie luce como debería, por cierto- ya lo habéis visto en todas las teles y los periódicos. Es tontería repetir la lista de galardonados. Así que lo que a continuación se cuenta es un breve recorrido por eso que sólo unos pocos, excepto los que se cuelan, que los hay, pueden ver.

Horas antes de que lleguen los profesionales del cine, los periodistas nos tenemos que acercar para coger sitio en la sala de prensa y en el recorrido de alfombra roja, que es una zona acordonada muy estrecha que va desde la entrada del palacio hasta la entrada al salón de actos, en la que te pasas tres horas de pie. Hay que llegar al recinto cuanto antes, porque si no corres el peligro de no tener mesa en la que escribir tu crónica ni sitio en el que hacer preguntas chorra del tipo “¿De quién vas vestido?” o “¿Estarás nervioso, verdad?”. Y creedme, digo chorra con razón, ya que antes de que actores y directores lleguen te dan una lista con los diseñadores que cada invitado va a lucir.

LA ALFOMBRA DALTÓNICA

Si con algo me quedo de toda esta primera parte es el colegueo con el que sin darte cuenta tratas a todo el mundo. A los actores y actrices los llamas por su nombre, a gritos, para que se acerquen hasta donde estás. Parece fácil, pero como no sabes quién va a aparecer tienes que improvisar en un segundo una pregunta ingeniosa. Y claro, pasa lo que pasa. Entre mis perlas me quedo con esto:

A Mónica Cruz: “Anda, que mucho diseñar para Mango y te presentas con un Dolce&Gabbana”. Respuesta de Mo: “Chico, necesitaba algo más, no sé, más, más…”. No acabó la frase.

A Goya Toledo: “¿De quién son todos esto volantes?”. Ella me dice un nombre. Yo no la entiendo y me agarra la libreta para escribirlo ella misma. Elie Saab. Pues vale.

A Leticia Sabater: “Mira, Belén Rueda estaba en la tele y ahora se pasea por Hollywood. Seguro que tú pronto lo consigues”. Leticia: “La verdad es que el cine me gusta mucho. Y no, no me he colado, es que salgo en ‘Las 13 Rosas’”. Pobrecita.

A Asier Exteandia: “Asieeeeeer, ven para acá”. Llega vestido con una especie de chándal elegante. “Olé tus huevos por venir con semejante cosa puesta encima”. “Es de Davidelfin”, me dice, a lo que sólo puede contestar: “Pues eso, que vaya huevos”.

A Najwa Nimri: “Vas a ser la única que viene de blanco”. Una voz susurrante responde: “Por eso me lo he puesto”. Con un “Agua desalada” la despido.

A Fernando Ramallo: “Fernadoooool, eres el Frodo español, macho”. No hubo eco porque la sala estaba llena de gente, que si no…

A Santi Millán: “Anda que os ha dado fuerte a todos con la pajarita esta noche”. Su contestación, digna de su humor habitual. “Si quieres te enseño el pajarito”. “Santi, creo que ya lo hemos visto todos”.

Y no sigo que luego con razón me decís que soy el que escribe los post más largos. El caso es que te pasas así cerca de dos horas. Diciendo tontás sin sentido con las que se ríen todos aquellos invitados ajenos al mundo del cine, familiares, amigos y cohechos que llegan para llenar hueco pero que parecen figurantes de una boda mediocre. ¿Porque puede haber algo más cutre que estar invitado a los Goya, ponerte bien de lentejuela y pasarte toda la entrada en el vestíbulo haciendo fotos a los famosos mientras les pides autógrafos? Pues mogollón lo hacían, tía. Qué vergüenza.

De ese rato destaco para bien los vestiditos de las actrices noveles, que iban muy monas. Belén Rueda, que estaba impresionante, Maribel Verdú por simpática y nerviosa y el buen hacer del chulazo de Raúl Arévalo, que desde ya es el protagonista de todos mis sueños húmedos. Entre las peores, Emma Suárez y su trozo de tela negro, Miriam Díaz Aroca, salida de ‘Noche de Fiesta’, y Edu Soto y Pepe Viyuela, que venían de cazar gamusinos por el Campo de las Naciones. La nota la dio Yola Berrocal, que se cuela todos los años y a la que echaron del photocall por no estar nominada. “Yo tengo entrada y además era compañera de clase de teatro de Alberto San Juan”, me dijo más tarde. “El problema es que todos se acuerdan sólo de lo que se quieren acordar”. Claro, Yola, claro.

LA GALA

Como en el colegio, un aviso de megafonía anuncia que va a empezar la gala y me tuve que ir a la zona de prensa, ya que no te dejan entrar en el auditorio. Las siguientes dos horas te las pasas así: viendo por una tele a quién dan el premio, llamando a la redacción para dictarlo, ir a otra sala a esperar a que venga el premiado en cuestión a soltar sus palabras, dictarlas de nuevo, coger un canapé y una cerveza y vuelta a empezar el ciclo con cada categoría. El resultado es que no te enteras de nada y al final de todo te encuentras más pedo que Alfredo (Landa) besando sin parar a Manuela Velasco o Maribel Verdú mientras le pides prestado el Goya a Alberto San Juan para comprobar que no pesa tanto como dicen.

De cómo vivimos los periodistas la gala, me quedo con el aplauso que todos dimos a Maribel Verdú y el gran “Ehhhhh?” que soltamos aquellos que no teníamos la boca llena de comida cuando dieron los premios de director y mejor película a ‘La Soledad’. No porque no se los mereciera, que sí, sino porque incluso los descreídos como nosotros somos todavía capaces de sorprendernos. ¿A que no te lo puedes creer? Para que veas que nosotros también somos gente normal.

POSTPARTY

Pero la cosa no acaba aquí. Nada más despedir Corbacho a los asistentes, las escaleras mecánicas se llenan de invitados para subir al piso superior para ponerse ciegos a comer de gratis. Muchos de los galardonados se pasan antes por la zona de prensa para dar declaraciones pero, sobre todo, para comer decentemente. Al parecer, este año se equivocaron de camiones y nos dieron los buenos a la prensa en lugar de dejarlos detrás del escenario y los pobrecitos pasaron mucha, mucha hambre.

Al llegar a la planta de arriba del auditorio todo aquello se convertía en una fiesta más. Quitaos de la cabeza toda idea de glamour cinematográfico porque cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Colas y empujones por conseguir un mal vino o un plato de arroz negro con albóndigas, despellejes a cuatro bandas entre compañeros de profesión y ligoteo barato eran la orden del día. Amenábar no quiso decirnos nada de su próxima película mientras presumía de novio –y qué novio más guapo, por cierto-y Belén Rueda disimulaba su mal perder con sonrisas que a nadie lograban convencer. Decir divertido es decir poco. A la hora y pico, todos se habían ido a sus fiestas privadas y allí sólo quedábamos los periodistas, los canaperos que se habían colado y algunas chicas y chicos que ahogaban su fallido intento de tirarse a alguien famoso entre copas de champán. Menos mal que todavía quedaban taxis fuera.

Si alguien tiene alguna pregunta, que la deje en los comentarios, o que se calle para siempre.

  • MariMorena

    A destacar, desde mi humilde punto de vista:

    Huguísimo Silva. Las chicas lo lucen mas, y siempre son las que salen en las listas de peor y mejor vestidas, pero este año, se merece mención al mejor vestido, al mejor locutor y al mejor parido. Jéesus cómo estaba el zagal.

    Maribel Verdú, Silvia abscal y Goya Toledo las más guapas, pero aunque Goya fuera mejor, que lo iba, y el vestido de silvia abascal fuera la polla con cebolla, que tambien, me quedo con Maribelin, porque es mucho mas simpatica y lo lleva con mas alegría.

    La peor, de las que se vieron por la tele (porque seguro que Yola iba hecha unos zorros), la Neus Asensi…. ay señooor, cómo iba…. pero por qué motivo se puso un vestido tan poco favorecedor? cuando además se debe haber puesto a fina a bollos últimamente, porque gensanta, qué hombros….

    Y pregunta para Piscu:
    Impresionaba tanto como por la tele el moreno butano de Mónica Cruz?
    Y si está Patata por ahi… No le sobraba a Verónica Sanchez el collar?

    No habrá glamour cinematográfico y será un tostón, pero a mi me dá una envidia… y de la mala, ademas. No te digo mas que estaba de resaca, dispuesta a no ducharme y a que me tragara el sofá, y de pronto me acordé que era la noche de los Goya, me meti en la ducha, me puse una mascarilla, y estrené un supersujetador que me compre para ocasiones especiales… (eso si, en pijama).

  • Vaya, como periodista siempre me ha inspirado mucha curiosidad como funcionan esa clase de galas y tu narración ha sido de lo más esclarecedora. Tienes mucha razón en lo de las preguntas absurdas, aunque supongo que en esas circunstancias la cosa tampoco da para preguntas muy profundas, y de lo que se trata es de darle cancha al aspecto festivo del asunto.

    El tema de la fiesta posterior es, si cabe, lo que más me interesaba, porque siempre circulan mitos y leyendas urbanas acerca de cómo celebra cada cual lo que ha ganado o con quién…

  • Teresa

    No os parece que la Pataki se repetia con ese escote en la espalda…??

    Qué guapísima Goya Toledo

  • arn

    qué horror el moño de la pataky

  • ¿Cuando dices que se iban a sus fiestas privadas se entiende que se iban para poderse poner de coca hasta las orejas tranquilamente, no? :P

    He echado de menos una fotico con el pódium de ,ejor vestidas encabezando el post, Piscu…

    Y ahora me cuentas dónde dices que pones bien al vestido de Silvia porque leo y releo y no lo encuentro por ninguna parte…. Grrrrrr….

  • yo me voy a mi terreno. Santi Millán me encanta, siempre va como un pincel vestido y es lo más simpático que te puedes tirar a la cara.
    oHe estado tiempò de reporterita pa arriba y pa abajo y es de agradecer que siempre tengan tiempo para hacerte una secla.

    un petó pel santi

  • bortibort

    Muy divertida la crónica.

    Me gustó muchísimo más la gala del año pasado, tanto por las películas como la gala

    Por cierto, ¿Qué tal Nadia de Santiago?

  • Cool Al

    ¿No era Etxeandia?

  • Vaya crónica más interesante, ni el mundo ni el país, Jenesaispop tenía que ser, centrándose en las anécdotas que nos interesan más.

    A mí me gustaría también poder cubrir algún día los Goya… tiene que tener su miga. Que para algo yo no abandoné en primero de carrera :D

  • suedehead

    Muchas gracias por esta crónica, Piscu, ha sido lo más divertido que se puede leer de algo tan absolutamente aburrido como fueron Los goya.

    Me quedo con que la más guapa fue, sin duda, Maribel, y el más guapo (para desmayarse) Alejo Sauras. Y la Pataki ya no puede estar más operada, parece china!!!!

  • marietta

    No me importa que la entrada sea larga si es así de divertida.
    Me alegré mucho por Maribel y a Belén Rueda le vendrá muy bien como cura de humildad.
    Ahora toca que nos cuentes la crónica de una de esas fiestas privadas…

  • Divertidísima crónica aunque ¿Te atreverías a ponerte tan maruja si te mandaran a cubrir los Oscar? (“Ya los he cubierto”</i< sería una respuesta buena tipo-corte) Eso, eso…más cotilleos de las fiestas privadas, y anécdotas de los vestidos de divas ibéricas que pisaste con Ann y a quién quemásteis con el cigarrillo:-) En serio, me he reído mucho. Esta entrada y la del musical de Mecano, son gloriosas.

  • Corbacho es a los Goya lo que Ramonchu a las uvas. Qué dejen ya lo malo conocido, no???
    Genial el post!

  • Grand Peche

    Por mucho que se diga, que se cuente, y que baje el espíritu santo a mi barrio a anunciarnos la resurrección de Elvis….

    ¡¡¡¡LA PATAKY ESTÁ COMO TODOS LOS TRENES BALA DE JAPÓN JUNTOS DE BUENA!!!!

  • Efectivamente, sí, la Pataky impresiona en vivo y en directo. Además es un encanto de tía.

    Respecto al moreno de Mónica Cruz, yo es que siempre la he visto un poco agitanada, así que no me chocó demasiado el negrerío de su piel. Yo le hubiera puesto un traje más claro.

  • Pensé que la sensación de que Elsa Pataky parecía china era sólo mía. Que me encanta, pero no sé porqué cuando la entrevistan pone la misma voz que pongo yo cuando me ponen una cámara delante. Por favor, que vive delante de las cámaras, ¿le da vergüenza? Me encantó su vestido y el de Goya, aunque Silvia Abascal también iba muy guapa.
    Quién es el Asier ese?

    ¡Me confieso muy fan de Piscu yo también!

  • nessa

    La patky estaria mona, pero el acento ese raro que le salido de repente… no se, no se… Yo me alegre un monton por Maribel Verdu. Y el mas guapo, sin lugar a dudas, Alberto San Juan y sus revindicaciones.

    Por cierto, ¿cuanto puede tardar un realizador (o su consecuente equipo) en darse cuenta que estan enfoncando al Bayona equivocado? Porque cuando estaban dando el goya al director novel y en la ventanita se veia como los mellizos se cambiaban de sitio, me moria de la risa! Eso y el actor de La soledad haciendo “toma enculada, tres de tres” lo mejor de la noche.

  • ¿Nadie dice nada de Blanca Portillo? ¿De que iba, de presidiaria? Que horreur de vestido.

  • Blanca iba de Davidelfin, y sí, el vestido parecía sacado de una película ochentera de Tim Burton. Pero oye, por lo menos apostó por algo distinto. No acertó, pero sólo por intentarlo se merece un aplauso. Prefiero a la Portillo que a la Goya Toledo, que de tan perfecta me deja indiferente.

  • MariMorena

    Horrible Blanca Portillo, es verdad, pero el encanto es lo que tiene, como cae bien no se mete uno con ella. Y Santi Millan… por Dios, será muy guapo y muy simpático, pero parecía una sardina.

  • belelle

    me parece muy fuerte que estuvieran invitadas a la gala leticia sabater, mónica cruz, mónica hoyos o incluso elsa pataky y la academia no se haya molestado en invitar, por ejemplo, a jaume balagueró y a paco plaza…

  • El vestido de Blanca Portillo no me parecía nada feo, es más, si tuviera fondos me lo compraba yo para una boda que tengo,, lo que pasa que le quedaba hiperjusto y le aplastaba los pechos y le hacía barriguita. Pero feo feo no era.

    Lo del acento de la Pataky me fijé yo también, y que de repente soltó una palabreja en inglés que no venía a cuento y que se creerá ella que le da más caché. En fin, que siga operándose porque lo único para lo que vale es para estar buena.

  • carnegie hall

    La gran ausente de la noche fue Honor de cavalleria, que Cahiers de cinema ha elegido como una de las diez mejores películas de 2007.

  • progrepalo

    Nadie va a comentar la ausencia de Bardem?
    Ni por qué nuestro queridísimo “comu-progre- español” no asiste, en señal de apoyo al cine hecho en casa (que no casero) y, en cambio se prepara minuciosamente para recibir el premio, de nuestros vecinos “hipercapitalistas”?. Alguien más cree que Bardem debería ir a los Oscars con una camiseta de “no a la guerra”, para que todos podamos comprobar que no se ha vendido al capitalismo?.
    O nuestra estrella, se ha estrellado de pleno en U.S. y esta encantado de la vida?.

  • johndoe

    Vaya por dios, es lo que pasa con estas entradas tan “generalistas” se nos llenan de trolls haciendo escala en su trayecto a Libertad Digital…

  • progrepalo

    Disculpa pero leo esta página todos los días, me encanta. Pero tengo mis opiniones como todo el mundo, ¿no?

Send this to a friend