Tales from Joy Eslava

Por | 19 Mar 08, 13:03

sarah-cracknell.jpg

[Foto en Flickr de Inthesitymad con licencia Creative Commons]

Claramente, la semana conciertera de Madrid fue la pasada. El lunes tuvimos la oportunidad de rememorar las canciones de La Casa Azul y el viernes, una cita muy esperada: Saint Etienne en Madrid. Y hay que ver qué corto fue (duró poco más de una hora y algo, sin contar a Clovis, que iban de teloneros) pero qué buen sabor de boca nos dejó. A pesar de las evidentes quejas de los asistentes por lo poquito que tocaron, no oí absolutamente a nadie quejarse de que sonase mal, se hubiese aburrido o algo similar. Evidentemente, se dejaron canciones en el tintero, sobre todo de su último álbum. Para mi tristeza, no sonaron ni ‘Milk Bottle Simphony’ ni ‘Relocate’, que son dos de las que más me gustan de ‘Tales from Turnpike House’, pero a cambio, sí nos deleitaron con una estupenda ‘A good thing’ -que incluía una pequeña introducción en la que la Cracknell aclaró que salía en una película de Almodóvar- y con su futuro single, que se llamará ‘This is tomorrow’ y que sigue muy en la línea de su anterior (y magnífico) disco conceptual, por lo que fue muy bien recibido por el público.

Durante el directo, sonaron temas de sus anteriores discos, con los que la gente enloqueció, como ‘Heart failed in the back of a taxi’, ‘Nothing can stop us now’, ‘Action’, ‘Only love can break your heart’, ‘Sylvie’, ‘New thing’, ‘Who do you think you are?’ o ‘Like a motorway’. Como veis, hicieron un perfecto concierto de hits de ayer, hoy y siempre, que sonaron especialmente bien. También hay que decir que Sarah Cracknell, pese a su edad y sus partos, está increíblemente guapa. No es que sea la alegría de la huerta, ni que se vuelva loca en el escenario precisamente, pero destila una especie de elegancia británica que hace que resulte aun más atractiva.

La catarsis vino durante el segundo bis (la gente se resistía a abandonar el recinto tan pronto). Un poco así como “venga, os la cantamos para que os vayáis contentos, que yo me tengo que ir a dar la papilla a los niños”: se arrancaron con un ‘He’s on the phone’ que contentó a todos los presentes, que se dedicaron a gritar, a bailar, a corear y a disfrutar de un temazo tan evidente como este. La sala, no tan llena como el lunes pero sí con una afluencia de público bastante decente -sobre todo si lo comparamos con el anterior concierto de León al que asistimos-, se lo pasó en grande. Y los que consiguieron llevarse la boa de plumas que Sarah lanzó en mitad del concierto, imaginamos que todavía más. 9,5

  • suedehead

    Fue simplemente maravilloso. Hacía tiempo qe no me lo pasaba tan bien ni bailaba y coreaba a gritos todas las canciones. Este tenía que haber sido como el de The Cure, de tres horazas!!!

  • Xabi

    !!!

    Leo tu crítica y si no llega a ser porque te vi en la puerta hubiese pensado que hemos estado en diferentes conciertos!
    Mira que iba ilusionado y con ganas… la última vez les vi bajo el sol de las 6 de la tarde en el Creamfields de Almería (hace 3-4 años) y no sé si fue producto de la euforia del momento, pero me pareció que estuvieron mucho mejor.

    Aquí les vi poco inspirados y sosillos. Algunos arreglos de sus mejores temas me sonaban a verbenilla de pueblo e incluso a Fangoria (la comparación no es mía, fue de inthesity) y en general, si no fuese porque su repertorio es difícil de igualar, me dejó bastante frío.
    Ella hacía muchas monerías con las manitas y está guapísima… pero su directo de la Joy, pse pse…

  • paco

    A mí sí que me gustaron, y eso que llegamos tardísimo. Los hits en batería de la segunda parte del concierto y los bises (nos) enloquecieron a los fans y hay que reconocerles tablas, aunque su puesta en escena sea (casi) flemática: la Cracknell no es Beth Ditto (gracias a dios) y ahí está la gracia.

  • Diadermin

    Vaya comentarios mas machistas,”está muy guapa a pesar de los partos”, “que tenía prisa por darle el biberón a los bebés” Como si fuera la única artista que tiene hijos. Mick Jagger debe tener un montón y nadie haría ese comentario.

  • Que no hombre, que no. Que eso viene de una entrevista en la que dijo textualmente que alguna vez les había dado el desayuno a sus hijos con muchísima resaca y perlas por el estilo, cosa que nos hizo muchísima gracia.

    Que hay que leer más el periodiquito y sobre todo, no ofenderse por nimiedades. Mick Jagger, por ejemplo, está feísimo después de tantos partos.

  • Igual es que estamos muy resentidos porque cuando los entrevistamos, ella no apareció porque, según ellos, “estaba muy ocupada cuidando de sus hijos” ;-)

    http://jenesaispop.com/2006/03/27/entrevista-a-saint-etienne/

  • sindri_

    A mí el concierto me encantó, fue uno de los mejores de mi vida. No sé qué pesó más, si la sala, la blusa de Sarah, sus movimientos, la sucesión de hits, la cantidad de hombres con barba que había en el público, no sé, pero me lo pasé de bien como hacía tiempo que no me lo pasaba en un concierto en Madrid.

    Lo de He’s on the phone no tiene palabras. Mi acompañante, que no conocía al grupo, se enganchó con esa canción, y la estuvo tarareando varios días seguidos… Se está haciendo fan del grupo…

  • CARLOS B

    A mi la verdad es que me parecio un poco tomadura de pelo, una hora escasa!!!! Y 23 eurazos. La verdad es que soy super fan, el otro día conte 10 discos mas o menos originales de este grupo en mi estantería, y lo que oí me parecio bastante bueno pero taaan corto…Me gusto más el último concierto que vi de ellos en Pacha hace ya unos cuantos años donde solo salían ellos tres.

Playlist del mes

Send this to a friend