Girl Talk también lo regala

Por | 21 Jun 08, 12:16

girl talk liveGirl Talk, el proyecto de mash ups de Gregg Gillis, se une al carro de los que se hacen un InRainbows para promocionar sus discos. ‘Feed The Animals’, la continuación al divertido ‘Night Ripper’, puede descargarse en la página de Illegal Art simplemente seleccionando la cantidad que deseas abonar a la causa. Parece honesto y a la vez gracioso que, si no deseas pagar un maravedí, debas dar una explicación a elegir entre las siguientes:

O Pienso dar pasta otro día, si eso (venga, va, hombre, un poco de sinceridad!)
O No tengo un pavo, sorry! (respetabilísima, salvo que sea mentira)
O En realidad Girl Talk me parece una caca (vaya tela, ¿y qué tal si dedicas tu tiempo a otra cosa?)
O No creo en la música pagada (esta es buena, ¿eh? a partir de ahora no creo en la comida pagada, a ver qué tal…)
O Ya me lo he comprado, es que es para un amigo (esta es patética)
O La música hecha con samplers no tiene ningún valor (y tú pasabas por aquí casualmente, ¿no?)
O Es que soy de la prensa musical (apuesto mi porsche cayenne a que todo cristo se apunta a esta. como en la barra libre…)
O Otras razones (qué bonito es no mojarse, ¿no?)

A ver si es que Gillis es estudiante de sociología y está haciendo una tesis sobre el tema o algo… Por cierto, si alguien osa abonar una cantidad que venga a contar lo que pasa… (Jejeje…)

De todas formas, para que no te lo bajes y luego vengas a decir ‘qué mierda es ésta!’, ‘vosotros los del JENESAISPOP siempre haciéndoos los guays!’ o ‘esto no es música, ¿dónde están los solos?’, puedes escucharlo de pe a pa en su Myspace. A nosotros nos divierte mucho su mash up totalmente desquiciado que cambia de canción hiperconocida (de Cyndi Lauper a AC/DC pasando por Underworld, Britney, Air, Twisted Sister o Hot Chip) cada veinte segundos o menos, sin darte ni un respiro. O sea más de lo mismo, pero bien. Aunque os aseguramos que lo verdaderamente bueno es verlo en vivo. Todavía recordamos su actuación en el Primavera Sound ’07, donde el tipo acabó semidesnudo. Ah, no, que por lo visto eso es parte del espectáculo.

Send this to a friend