Viernes al lado del Río

Por | 05 Jul 08, 16:16
Amy Rock in Rio
[La foto está hecha con un móvil, así que no seáis duros con ella…]

Para mí hacer una crítica de algo e intentar ser objetivo, estando Amy Winehouse de por medio, es harto difícil. Dicho esto, he aquí lo que dio de sí -en mi opinión- la jornada de ayer de Rock in Rio. El primer pasmo llegó al ver cómo la cola para coger el transporte gratuito a Arganda daba la vuelta completa al Santiago Bernabéu y el centro comercial de La esquina juntos. Por unos momentos me vi en casa viendo el concierto por televisión, pero la organización estuvo acertada y la cantidad de autobuses era tal que apenas se llegó a la hora de espera para coger un bus. Y eso que, con tal cantidad de gente, aquello podría haber sido una locura. Con todo y con esto, entre espera de buses, viaje hasta Arganda y cola de entrada al recinto, no llegué a tiempo para ver a Stereophonics.

Aquello, en honor a la verdad, es un poco cutrecillo. Me parece que llamar “Ciudad del Rock” a una explanada con césped de plástico, dos escenarios y no mucho más, es excederse un poquito. Mucho Movistar por todos lados, dando trato preferente a sus clientes para hacer uso de ciertas instalaciones o para entrar al foso y estar cerca del escenario (previo pago vía SMS con la palabra “foso”).

A las 9 en punto, y con el handicap de tocar aun a la luz del día, como un clavo, Wino apareció en escena. Vestido amarillo, corto y con escotazo, un poco más entrada en carnes, cardada hasta el techo, taconazos y copa en mano. La puesta en escena fue la habitual en los shows de Amy: ella, sus coristas saltarines y su banda de hombretones sobre el escenario.

Comenzó el show con ‘Addicted’ y la historia se repetía (una vez más): la gente, expectante, en su mayoría venía a ver a la yonki, la borracha, la anoréxica… Cada vez que se agachaba tambaleante y bebía un trago de su copa llegaba el aullido y el aplauso de la gente, jaleándola; justo después, esa misma gente chillaba “borracha”, “a ver cuánto tardas en desmayarte” y demás lindezas… En definitiva, otro día más en la vida de Winehouse: el público cebando al pavo para después darse el banquete.

Centrándonos en el concierto, Amy estuvo muy bien, con sus espasmos, sus movimientos, sus subidas de falda y sus bajadas a recoger la copa de vino del suelo para repostar, pero correcta, en su sitio y llegando donde tenía que llegar. No aguantó los taconazos ni dos temas, y se dirigió al público (la única vez que lo hizo) para parar el show un momento y ponerse sus (horribles) zapatos bajos. No hubo sorpresas en el repertorio, tocó todos los hits obligados (incluyendo el “Blake” en lugar del “Ray” en Rehab), hizo el repaso pertinente a ‘Back to Black’ y tuvo sus momentos de reggae y ska en los que cantó más el coro que ella. En lo que respecta a la voz, pues más de lo mismo. La gente en general la ponía a caer de un burro porque no sonaba como en un disco; es “la tía que canta como una negra” y la gente sigue teniendo en mente que si cantas como una negra tienes que chillar mucho, gorgoritear más y hacer todas las florituras posibles. Yo, personalmente, creo que la belleza de ver a Amy en directo es precisamente saber que vas a escuchar una voz que improvisa y que entiende cantar desde un punto de vista emocional; donde cada nota sale como sale cuando sale y sabes que la próxima vez, será diferente. Me gusta su imperfección y su suciedad porque es una muestra de su desnudez

¿Lo malo? Que Rock in Rio es un festival, con lo que ello conlleva: mucha gente, mucho ruido, muchos vatios de sonido mal empleados (porque sonaban tirando a fatal) y un timing muy ajustado que redujo la actuación a 50 minutos. Amy se fue a la francesa, sin decir ni pío y los demás nos marchamos a por bebidas.

Jamiroquai apareció a las 10.30 y lo primero que se evidenció es que los años hacen estragos en el físico; Amy tenía más carne, pero Jay directamente había engordado de lo lindo. Su cara era redonda y las bolsas en sus ojos enormes. De cualquier manera, esa primera impresión se quedó ahí, porque el directo de Jamiroquai fue buenísimo. Vocalmente Jay está (sigue) en plena forma y su show fue un subidón constante de funky y baile. Los kilos y los años no le resultaron ninguna molestia para no parar de moverse y darlo todo en el escenario. Versiones quizá excesivamente largas de sus temas fueron de lo poco que no me terminó de gustar. Cayeron temas inevitables como ‘Cosmic Girl’ o ‘Virtual Insanity’ y fue el único en tocar un bis en el Escenario Mundo durante la noche de ayer -‘Deeper Underground’-, que fue el momento de subidón colectivo donde lo dimos todo bailando mientras cerraba el concierto impecablemente.

Con un poco de retraso apareció Shakira pasada la medianoche. Tan rubia, guapa y flexible como siempre. A mí Shakira me cae bien y creo que su actuación fue muy buena por varias razones:
Primero: divismos. Cero patatero.
Segundo: Selección de temas muy buenos para un evento como este.
Tercero: Fue la más simpática de la noche y se metió al público en el bolsillo.
Cuarto: No apareció Alejandro Sanz por ningún lado y ‘Hips Don’t Lie’ la cantó en inglés.
Fue un gran cierre: con muchas canciones para cantar y la gente ya bastante etilizada, muy simpática y cariñosa.

Desgraciadamente, me quedé con ganas de Satoshi Tomiie en la pista dance (muy bien montada y visualmente muy bonita) pero sabiendo que aun me esperaba la romería de regreso a Madrid, decidí comenzarla pronto y volver a la aventura de los buses. En definitiva, aprobado para el Rock in Rio de ayer. Me lo pasé muy bien -patrocinadores mediante-, la organización fue buena, traen un buen cartel y además, algo de mucho valor para mí: las cervezas no eran muy caras.

  • Amy estuvo muy bien. Pero TVE cortó el concierto durante 20 minutos para poner un programa de loterias y carreras de caballos. Aluciné…

  • Yo no diría que Amy estuvo muy bien. Tampoco diría que fue deplorable, pero hubo canciones en las que apenas cantó y otras en las que estaba como ida, como en el “Rehab” o justo al principio del concierto. En otras, en cambio, brilló y emocionó. Es cierto que, a pesar de todo, Amy tiene algo fascinante y hermoso.

    De todas formas, la actitud de esa parte del público que jaleo sus tambaleos y sus lingotazos me resultó patética. Seguro que si se hubiera caido o hubiera vomitado en el escenario, habrían aplaudido a rabiar.

  • aeropuerto 75

    No sé donde comunicaros que JENESAISPOP sale mencionado en una novela en catalán titulada “La cançó de l’estiu” (Ed. Empúries) de Daniel O’Hara. El protagonista, antes de emprender un viaje a Marruecos,visita vuestra web para despedirse del mundo cibernético y leer nuevamente una entrevista con Chico y Chica. Siento escribir este comentario fuera de lugar pero no sabía cómo contactar con redacción. Gracias.

  • q bonita crítica.
    somos crueles

  • Keel

    Pues cuando lo ví por TVE pensé lo mismo: “qué pena que la gente aplauda el cambio de zapatos o la copa en mano que a la cantante en sí”. Supongo que la mayoría conocería tan solo la de Rehab y punto, para qué más, si van a mofarse de ella…

  • perfect

    A mí Jamiroquai me recordó a Arevalo

  • Deandevendrá Banhart?

    A mi la gente ésa me jode el concierto, porque me habría pasado todo el tiempo queriendo abofetear a los “cuarentaprincipaleros”…y claro en el Rock in Río no se tiene que dar abasto para estas nobles tareas.

  • humbert

    Ya puestos, perfect, Amy tiene pasitos de Chiquito.
    (a mí la foto me parece muy chula)

  • Laura

    Eso mismo iba a decir yo!! La foto esta chula, chula!!!

    Y Amy…desintegrandose poco a poco

  • Kallahan

    Hostia Humbert lo que me he reido con tu comentario.

  • A mí la foto me parece redonda, pero está un poco pixelada!!! :D

  • perfect

    Bueno bueno, yo a la Amy le ví más parecido al Pozí.
    Hay artistas que se deberían plantear dejar de cantar en directo y sólo sacar discos, aunque sea por un tiempo. Si estás enfermo o simplemente no estás preparado para dar un concierto mejor no hacer perder tiempo ni dinero a nadie.

  • Pimpeta

    Pues yo a Amy la vi (vía TVE y la retransmisión de carreras de caballos incluida, jajaja!), por seguir con los parecidos patrios, muy Lina Morgan cuando se remanaga la falda y mueve la pierna hacia el lado…

  • pelofanta

    Deberíais rendiros al arte y tronío de la Amy en vez de darle caña porque hasta en El País han dicho que hizo un concierto muy digno. Los graciositos coñeros podrían aprender algo de música y menos de trapos.

  • El oso sin madroño

    Insisto, ya lo de Amy es un papel, ha escenificado a la perfeccion lo que las masas pedian: una chica borracha, cayendose, colocada, etc.

    Al principio del concierto hubo fallos de sonido, pero a la tercera cancion fueron solventados

    A mi me encanto, solo le critico que estuvo un poco distante con el publico, que no estaba demas un “HELLO MADRID”.

    Stereophonics estuvo bastante bien, parecian los hermanos gemelos de Oasis.

    Jamiroquai, lo mejor de la noche(no vi a Shakira, ya que decidimos ir a la carpa electronica)

  • humbert

    Amy camina como escocida.
    ¿Pelofanta es porque le has copiado el peinado a la infanta?

  • Lo de los temas inevitables de Jamiroquai no es del todo cierto. Cuando actuó en Gran Canaria hace un mes no tocó ni Cosmic Girl ni Virtual Insanity…a saber por qué. Tocaron más tiempo pero se dejaron los hits. No es que me queje, pero me sorprendió (y fastidió (un poco)) oír justamente esas dos canciones mientras veía el concierto del Rock In Rio por la tele.

  • Badabum

    Una pregunta, a ver si alguien me puede contestar : Amy tiene algo de negra? Es decir, tiene algún black gen en sus cromosomss?

    Mu bonita la crónica.

  • Pingback: jenesaispop.com » Primeras confirmaciones Rock in Rio Madrid()

Send this to a friend