La piscina del FIB existe

Por | 26 Jul 08, 13:23
piscina-fib.jpg

Por una carambola que me surgió pocas semanas antes, se me brindó la oportunidad de acudir al FIB en condiciones muy buenas, y no pasando bastantes penurias como suele pasar en la mayoría de los festivales. Si ya lo digo yo, que en estos sitios te lo pasas muy bien, pero se sufre también lo indecible. Esas condiciones tan buenas eran un pase de invitada que, tras mucho dilucidar y un par de negativas, nos daba acceso a todo menos a los camerinos. En general, a una perspectiva del festival de música más importante de España nunca antes vista para nosotros. Sí, queridos lectores de JNSP, la piscina del FIB existe.

El hecho de asistir a este festival gratuitamente y con todos los gastos pagados provocó, como era de esperar, que apenas acudiera a ningún concierto a favor de disfrutar de las gratuidades de la zona VIP. Eso sí, mis continuas salidas a la zona normal me permitieron sacar las siguientes conclusiones que difieren bastante con las que ha extraído otra gente:

– El porcentaje español-extranjero era 20-80% a favor de los foráneos. Esto no es un dato ni bueno ni malo, lo importante para la organización y los artistas es vender entradas, lo único que pasa es que sorprendía no oír hablar español casi en ningún momento a tu alrededor, el personal del festival venía muy bien preparadito y casi todos hablaban inglés y la media de edad parecía que había bajado ya que los extranjeros rubicundos y barbilampiños parecen más jóvenes.

– Aquello estaba lleno hasta la bandera y más allá. He leído por ahí que Benicàssim había pinchado un poco con la asistencia; pues yo difiero, porque es mi quinto o sexto FIB y nunca había visto tantas hordas de gente por todas partes: en los conciertos, en los puestos de comida, en las barras, en los wcs, tirada en el suelo… De hecho, el suelo era lo más impracticable porque desde el minuto cero (más o menos desde las 10 de la noche) ya había gente agonizando de cansancio tumbada en posición de decúbito supino sin dejarte pasar, y eso que este año no ha sido el más caluroso de los que yo he vivido.

– Me dio la impresión de que triunfaban más los grupos de las carpas pequeñas que el Escenario Heineken; éste sí que parecía siempre un poco vacío comparado con otros años.

Centrándonos ya en el tema musical, entre paella y paella vi:

Babyshambles. Por culpa del tráfico sólo pude oír trocitos del final de este concierto, y es que al señor Doherty lo suelen programar muy prontito para que salga medio sobrio al escenario. Los que sí estuvieron desde el principio contaban que estaba muy inspirado y que aparentaba tener los 5 sentidos alerta. Yo le he visto en buenas y malas condiciones, y la verdad es que la diferencia es abismal así que debía estar en un buen momento. Muy hábil presentándose a las 9 de la noche con traje. El concierto, eso sí, llenazo total.

Hot Chip. Decir que “vi” este concierto es un decir, ya que la carpa Fiberfib.com en la que se celebraba rebosaba por todos los lados varios metros, incluso más allá de todo lo que la rodeaba. Este sitio tenía unos árboles en el interior, y se veía a la gente subida a las ramas (sin camiseta, claro, el estilismo oficial del FIB) bailando y dando palmas en una acción del todo temeraria. La multitud estaba enloquecida, bailaban como posesos a pesar de la hora (no eran ni las 12) y ya la cosa reventó con el hit ‘Over and Over’. Nos lo pasamos muy bien, a pesar de la lejanía.

La Casa Azul. Como creo que le sucede a los demás miembros de JNSP, aunque Guille se subiera a un escenario y eructara nos parecería fenomenal, pero su actuación en el Vodafone FIB Club fue un éxito total, y más teniendo en cuenta que era uno de los pocos grupos españoles. Fue un concierto redondo en todos los sentidos: empezó con ‘La revolución sexual’ (toma ya) y terminó con ‘Cerca de Shibuya’. Breve pero intensísimo, en el centro intercaló temas de su nuevo álbum con otros antiguos del tipo ‘Como un fan’, para éxtasis de un público absolutamente entregado, como Guille. De vez en cuando veías que se colaba algún asistente británico que veía cómo la multitud enloquecía con ese chico raro que cantaba y tocaba solo. La verdad es que para mí fue el mejor concierto.

Mika. Aún dudábamos de su aparición después del papelón del año pasado en el Summercase, pero allí se plantó en el escenario con una completa banda y cargadito de energías. ¡Qué concierto más divertido! Desgranó su único disco y además hizo una versión de ‘Just Can’t Get Enough’ mientras el Escenario Verde bailaba como un loco. No sé si era impresión mía pero… ¿no había demasiado espacio para bailar? He visto ese asfalto infinitamente más lleno otros años. Eso sí, sonaba divinamente, nítido nítido. Como curiosidad, Mika pidió al terminar su concierto un pollo asado (¿¿??) y no había porque eran las 4 de la mañana, así que le dieron un poco de empanada. Esto es totalmente verídico, contactos que tiene una en el backstage.

Lori Meyers. ¡Otro grupo español, increíble! Los granadinos entusiasmaron a sus fans de base que llenaron el mismo escenario de La Casa Azul, y no se cansaban de decir cosas como ‘¡estamos en España!’. Es que era cierto, jobar, era como estar en Glastonbury.

The Kills. Primer concierto visto con todo el morro y colándonos en el backstage; yo a estos dos nunca les había hecho mucho caso hasta que vi la energía que desprenden en directo. Ella, a pesar de que debe rondar los 25 kilos de peso, se movía con una singular elegancia e interactuaba con el novio de Kate Moss (aunque nuestros enchufes del backstage decían que ya no) de una manera sutil pero efectiva. Estos chicos tienen una extraña y morbosa química que no sé yo… Luego ella muy amablemente se hizo unas fotos con pesados como yo sin rechistar.

The Raconteurs. Gran descubrimiento del festival para mí, a pesar de que Caniche ya me había dicho hace años que este grupo era muy bueno y que me iban a gustar. Segundo colamiento en el backstage, que estaba enloquecido y bailando como poseso con todas y cada una de sus canciones. Yo temía un poco por la precaria plataforma en la que estábamos subidos, pero me lo pasé tan bien que mereció la pena casi morir. Jack White (con unos kilitos de más, todo sea dicho) iba vestido con unos sugerentes pantalones rojos con remaches dorados, un chaleco a juego y una camisa negra, y se mostraba simpático y entregado con un público muy afín. Los demás iban normales, por eso no llaman la atención. No sé si era por mi situación, pero me sonaron también como los ángeles. Al salir, de nuevo todos amabilísimos accedieron a hacerse fotos con los fans sin rechistar.

Y el domingo vuelta a casa.

Cabe destacar el asunto de la piscina que, efectivamente, existe, aunque mi acompañante y yo determinamos que te podías quedar embarazada si te bañabas en ella dado el aspecto ciertamente turbio de su agua. El fondo tenía como unos cúmulos marrones bastante desagradables y su temperatura era más bien elevada, aunque somos testigas de que hubo gente que allí mismo se despelotaba y se bañaba tan alegremente sin miedo a las enfermedades venéreas y de todo tipo. Nosotras metimos un pie y una mano y ya nos damos por bañadas en la piscina del FIB, aunque yo desde ese acto temerario no he vuelto a ser la misma.

  • es maravilloso comprobar que Allison Mosshart es agradable aaaay

  • XEXARINI

    Tras simultanear varios años summer y FIB, este año me quedé con el summer por cercanía. Pero NUNCA mas, el FIB le da mil vueltas frente al timo del summer.
    Me da mucha envidia la crónica. Ah, y yo me he bañado en esa piscina, y he sobrevivido, que tiene mucho mérito porque aparte de la mugre, hubo que tener en cuenta que lo hice a la vez que los pet shop boys y encima sin pulserita VIP. Viva el morro!

  • Ay ay ay

    De verdad, si no podéis cubrir un festival no pasa nada… Esto no es publicable. Y sí, el titular tenía gracia hace 8 años.

  • Confirmo el porcentaje de 20% de españoles y 80% de extranjeros, sobre todo ingleses.

    Ha sido mi primer FIB al completo (hasta ahora sólo había ido un día suelto) y tengo que decir que también me ha llamado la atención las barbaridades de gente que había a todas horas en todas partes. Salvo en la carpa Mustang, de moda, que sólo había cuatro maricas y modelos venidos a menos. (Ver asistencia de público al momento en que pinchaba música Carlos Díez: http://es.youtube.com/watch?v=-K1EG5dcR7g)

    Creo que os podríais haber currado un poquito más el especial FIB. Sí, ya sé que no hay ganas de decir mucho con este calor, pero siempre hay cosas que decir.

    Ah, y lo de dormir en el Benicamp o en el Campfib no se puede aguantar. Yo la segunda noche ya me volví a Valencia a dormir en mi cama, ducharme sin tener que esperar 20 minutos, y vestirme en condiciones delante de un espejo. :)

  • Me pasa exactamente lo mismo que a XEXARINI, este año me quedé con el Summercase por cercanía. Y desde las primeras del primer concierto digo lo mismo:
    No vuelvo al Summercase ni aunque me lo paguen y me inviten a piscina bajo las mismas comodidades que a la autora del post.

    Muy decepcionado con el Summercase.

  • Yo nunca he ido al FIB porque soy demasiado pijeras para dormir en el suelo, Nand me lo confirma.

    Y lo de ir de hotel y perderte conciertos por el tráfico como dice la crónica tampoco es opción.

    He acudido ya 2 veces al Summercase por cercanía obviamente. Pero coincido confirmo lo que dicen XEXARINI y Esquimal, este año: un asquete.

  • Vyvyan

    El FIB tiene ambiente. En el Summercase no noto esa vibración festivalera que sí siento al entrar en el FIB o el PS.
    Este año no fui. Y como creo que este es el post (¿de verdad que no publicaréis ninguna crónica sobre el domingo?), voy a decirlo:
    DIOS, CÓMO ME ARREPIENTO DE NO HABER IDO EL DOMINGO A BENICÀSSIM.
    Yastá.

  • SaraVLC

    Pues yo nunca he ido al FIB, y lo cierto es que tiene que estar super bien, el 90% de las criticas son siempre buenas. El año que viene habrá una fibera más por ahí.

  • por dios, y THE NATIONAL????

    te lo pasarías teta, pero te veo muy encerrada en la zona vip…

  • Warp

    Yo he ido a las tres ediciones del Summercase en Barcelona y no entiendo las críticas desaforadas.

    No he estado nunca en el FIB. He pensado en ir casi cada año, pero me echaba atrás pensar en cámpings, pedregales y calor sofocante.

    El Parc del Fórum es un recinto perfecto para estas cosas. Enorme, hay espacio para todo. Es fácil llegar de un escenario a otro. El cátering es malo, aunque este año ha mejorado un poco.

    En cuanto a la organización que todo el mundo se queja, yo siempre he pensado que es preferible traer menos grupos y no condensar tanto los horarios para evitar desgarros emocionales en la elección de conciertos. Pero aparte de eso, todos los conciertos empiezan a la hora señalada sin retraso alguno. Sólo este año he visto dos problemas, Los Planetas tardaron 25 minutos en salir y los Sex Pistols se ¡adelantaron! 10 minutos. Cuando has traído a semejante cantidad de grupos en 3 años, creo que es mínimo.

    ¿La gente no tiene vibración festivalera? No sé qué es eso ¿una especie de solidaridad tipo Woodstock o Canet Rock? Los baños de multitudes tienen muchjo riesgo de tener que soportar impresentables, borrachos, gente que huele mal porque no sabe que puedes ir duchado y usar desodorante aunque sea indie o aunque te drogues, brazos en alto cámara en ristre, comentaristas de salón diciendo invariablemente “Esto es una mierda”. Esa solidaridad me da grima.

    No sé qué tendrá el FIB, ya digo que nunca he estado. Yo al Summercase voy a ver conciertos, me lo paso en grande y tengo el hotel a 10 minutos a pie, donde puedo ducharme y dormir con aire acondicionado.

    Así que por eso no entiendo las críticas. He visto a Arcade Fire, OMD, LCD SoundSystem, Blondie, Chemical Brothers, Daft Punk, New Order… en fin, una ristra de grupos buenísimos que han hecho conciertos magníficos. ¿Qué más se puede pedir? ¿Socarrarse en medio de los cardos borriqueros durmiendo en tiendas campañas recocidas al calor de julio y sortear zombies tirados en el suelo?

    Pues vaya panorama…

  • kowalski

    Sinceramente… He visto criticas mejores en revistas para niños… Mejor no publicar nada, que esto.

    De todas ofromas, y al margen de esto, felicidades por la web.

  • Churrasquito

    Querida patata, un poco de profesionalidad, que el pase te lo han dado para informar, no para dar envidia

  • En absoluto!!! El pase de Patata nunca se le dio con la intención de que informara. De hecho, no tenía nada que ver con lo musical, pero sí con otras actividades que hay en torno al FIB. Coincidía que estuvo allí y nos podía hacer una pequeña crónica! :)

  • Vyvyan

    No hablo de solidaridad o de hermanamiento o esas cosas; de hecho, si desaparecieran la mitad de los asistentes a los festivales, yo encantada de la vida, que las muchedumbres no me gustan :D. Es sólo una sensación que tengo, absolutamente subjetiva, pero es que cuando entro (más bien, entraba) en el FIB o en el PS siento una cierta emoción que no siento en el Summercase. Y que conste que el año pasado me divertí muchísimo más en la única jornada que acudí al Summer que en todo el PS.

  • Deandevendrá Banhart?

    Claro Warp…en BCN como dices. Vente a Madrid al Summercase y ya entenderás ya las críticas. Tú mismo hablas de piedras y calor… Y ve al FIB y puede que te guste. Ya no es el FIB de hace años (aunque tampoco lo he conocido en la época “española”. Desde el 99 voy) pero a mi me da otras sensaciones la verdad.
    Porque se ve un poquito la carpa Mustang que si no podría ser la piscina del vecino en el pueblo. Se debe estar bien en la carpa VIP porque me han comentado que gente que iba por la vía moda pisaba poco el “mundo real” de los conciertos.
    Pues que pena…unos sin poder ir por trabajo y otros que van por trabajo(?) y no pisan apenas los conciertos.

  • Portland

    ¿¿Jobar??. Vaya crónica…

  • Pablo

    Este año fui al Summer porque el cartel me gustaba más pero vaya envidio al que pudo ver: the kills, Raconteurs, Death Cab for Cutie en especial que lo demás no me llamaba demasiado xDDD

  • Pingback: jenesaispop.com » No hemos ganado()

Send this to a friend