Versus: Mi nombre es Harvey Milk

Por | 12 Ene 09, 10:54

‘Mi nombre es Harvey Milk’ cuenta la historia de un político estadounidense que, después de salir del armario, se marcha con su novio a vivir a San Francisco, donde monta una pequeña tienda de fotografía, enfrentándose desde el primer momento a la discriminación por su orientación sexual en el barrio de Castro. Poco a poco, se va convirtiendo en un referente para todos los gays norteamericanos, en una época en la que eran discriminados tanto en el trabajo como para alquilar un piso. Y después de mucho luchar, se convierte en el primer gay (reconocido, que vete tú a saber) en ocupar un cargo político en Estados Unidos. Es la última de Gus Van Sant y cómo no, provoca sentimientos encontrados.

Harvey Milk sí: Es verdad que Gus Van Sant parece haberse entregado por completo al telefilm en ‘Mi nombre es Harvey Milk’. También es cierto que algunas escenas, de puro obvio, dan vergüenza ajena. La escena final, por ejemplo, es de lo más facilongo que le hemos visto a Van Sant, y roza incluso lo disparatado. Sin embargo, que el director haya abandonado los arduos caminos de ‘Elephant’ y la experimentación para presentarnos ahora este biopic al uso, no tiene que ser tan malo.

De hecho, es incluso positivo que, en un momento determinante para la comunidad gay alrededor del mundo, en el que hay abierto un debate feroz sobre los derechos de los homosexuales, esta película sea lo más accesible posible. Así, muchos de los que hoy en día se oponen a que este colectivo obtenga beneficios sociales tales como un matrimonio equiparable al que tienen los heterosexuales, podrían cambiar de opinión tras el visionado del filme. Esta parece la intención de Van Sant, y este es el motivo por el que, en mi opinión, se ha vuelto tan obvio. Hay algunos momentos del largometraje en el que notas una cierta tendencia a la provocación del llanto, pero es que estamos ante una historia verdaderamente triste.

Por último, cabe destacar la magnífica actuación de Sean Penn, que casi ha calcado los movimientos torpes de Milk cuando hablaba en público, aunque quizá haya tirado demasiado de un personaje anterior que casi todos recordamos: a Sam de ‘Yo soy Sam’. Pese a todo, su actuación huele a Oscar, sobre todo porque tanto James Franco como Diego Luna (ejerciendo de Scott Smith, novio de Harvey en un primer momento y Jack Lira, amante destructivo de Harvey poco después), hacen también un trabajo memorable. 7,5. Farala.

Harvey Milk no: Ahora que por fin la Casa Blanca va a tener un inquilino negro, era de esperar que Hollywood se apuntara por fin al carro de la rentable causa gay con el biopic de este Malcom X de la homosexualidad estadounidense llamado Harvey Milk. Lástima que lo haga cometiendo los mismos fallos de toda película que pretende elevar la figura de un hombre normal a los altares siguiendo el gusto de todos los públicos. Me refiero, una vez más, al infantilismo facilongo y sensiblero que tan buenos resultados ha dado a filmes como ‘El club de los poetas muertos’ o, más recientemente, ‘Mar Adentro’.

Lo siento, no estoy en contra de llorar en el cine, de hecho me gustaría poder hacerlo más a menudo, pero me cabrea soberanamente que me tomen por tonto y me lleven de la manita hacia un final dramático utilizando recursos más dignos de un telefilm que de una producción de alguien llamado Gus Van Sant, sí, responsable de ese remake-engendro titulado ‘Psicosis’, pero también autor de ‘Mi Idaho Privado’ o ‘Elephant’, que ya es más de lo que muchos podrán decir en su vida. En serio, de Ron Howard, e incluso de Spielberg, me podría esperar un retrato tan manido. ¿Pero de Van Sant? ¿Qué le ha pasado? ¿Quién le ha dicho que una cámara lenta y una música orquestal con bien de instrumentos de cuerda eran suficientes para arrancarnos una lágrima? No sé, igual es que no ha visto el final simple y perfecto de ‘Brokeback Mountain’ o ese capítulo de la cuarta temporada de ‘Lost’ protagonizado por Desmond, por poner sólo unos ejemplos recientes de cómo con una buena narrativa cinematográfica se puede hacer llorar a un espectador con más de dos dedos de frente sin sentir vergüenza ajena.

Ojo que con esto no estoy diciendo que todo en ‘Milk’ sea un desastre. Como bien apunta Farala, Sean Penn está soberbio en un papel que seguramente le sumará a la larga lista de actores que ganaron premios a pesar del horror de historias que protagonizaban, ¿verdad, Halle Berry? Claro que, poniéndome un poco pécora y marica mala -que estoy en todo el derecho puesto que es de la vida de uno de mis “santos” de lo que trata la película-, siempre veía a Madonna cantando el ‘Don’t Cry For Me Argentina’ en el balcón de la Casa Rosada cada vez que Penn se subía a un cajón para dar un mitin a sus vecinos de barrio. Lo sé, la comparación es demasiado fácil, pero ya sabe la clase de cultura que tenemos los amigos de las canciones de Judy Garland.

Ya saben, los mismos a los que amarán tras ver este filme plano y gris todos aquellos que presumen de tolerancia siempre que no se utilice la palabra “matrimonio”. Porque tranquilos, seguidores de Rouco y fanes obligados de Pedro Zerolo, que no hay nada en ‘Milk’ que les pueda hacer sentir incómodos. Aquí está el principal problema. 4. Piscu.

  • Ñññfgsss. Es una interesante controversia, el aceptar o no que un film edulcorize la visión de la vida de un personaje en aras de conseguir una mayor aceptación por parte de un público más conservador, o que adopte una postura rupturista que case precisamente más con la personalidad del personaje retratado.

    ¿Qué le habría gustado más al propio Harvey, sería la pregunta? ¿Esta versión o algo más del tipo “Mi idaho privado”?. Es más, ¿que es más importante, la vida y la persona de Harvey Milk o las enseñanzas que podemos sacar de las mismas?

  • Pues a mi me gusto y consiguio que soltase una lagrimilla, desde luego prefiero este Gus Van Sant, al de Gerry o Last Days, que son un par de coñazos horribles

  • Pues a mí Gerry me encantó, es una película de la que me acuerdo constantemente.

  • Yo prefiero no acordarme

  • Graham

    ¿Plano y gris? ¿Biopic al uso? Uhm, siento diferir realmente. Las decisiones formales y narrativas de la película (salvando, quizá, una parte central necesariamente orientada a la lección de historia) están bastante lejos de eso. Hay sutilezas mágicas, silencios, saltos temporales, elipsis, extraños tiempos muertos… Aunque no tenga la radicalidad sublime de Gerry, Last Days o Elephant, Milk no es, ni de lejos, un filme convencional.

  • adios

    telefilm o telefilme

    1. m. Película hecha para la televisión o que se emite por este medio:
    a esta hora siempre emiten telefilmes lacrimógenos.

  • Arn

    A mi me gustó, pero me asombra que esté tan anunciada. ¿Realmente tiene tanto interés? Reconozco que me gustó, pero fui gratis. No sé si hubiera pagado para verla. ¿Y algún hetero le interesará? Quizás a alguno compometido, pero la película no tiene ningún elemento que le haga interesante más allá de personaje.

    Eso sí, James Franco, divino :p

  • ¿Controversia? ¡Creo que los dos tenéis razón! Es una película bastante decente con momentos indecentes (el desarrollo de ciertos secundarios importantes, el ‘Over The Rainbow’ y todo el desenlace). Sin embargo, ¿para qué engañarnos? Los momentos indecentes son obligatorios si quieres hacer una película para todos los públicos (y no me refiero a la edad).

  • Coincido con Graham completamente calificar a un filme por motivos extracinematográficos es bastante penoso. Recordemos que es una película biográfica. Y aún así Van Sant consigue una película alejada de los convencionalismos de este sub-género.

    No se deben mezclar los asuntos propios en un análisis objetivo de un trabajo ajeno.

  • Desde cuándo un análisis nuestro es objetivo? En mi opinión, cualquier crítica o crónica es subjetiva al 100%.

  • TB97

    A mí me gusto mucho, aunque es verdad que al final pueda tirar de algún truco lacrimóegno, pero no en demasía. Ya sólo con mostrar lo que ocurrió… De todos modos, no le veo yo la polémica a la película. Seguramente si Van Sant la hubiera hecho en plan experimental se le criticaría por coñazo y de que menuda oportunidad de oro ha perdido para acercar al mundo heteruzo la problemática gay, etc, etc.

    Y no estaría mal un Oscar para Penn (y ya de paso, que me haga una visita).

  • Muy facilona, sí. Pero que actorazos. Y que escándalosamente guapos todos.
    Mi favorito sin duda Alexander Supertramp. Qué molón.

    ¿Propondrán a Jess Franco hacer el biopic sobre Jeff Bucley?

  • Esto… James.

    (Si se lo propusieran a Jess sería espeluznante)

  • Sólo puedo decir que me encantó. No creo que sea un melodrama barato. Me pareció una peli valiente y romántica.
    Si por algo ha destacado Van Sant a lo largo de su carrera (tropiezos aparte) es por su sensibilidad…

  • a mi me gustó. qué esperaba una rareza? pues sí, pero tampoco creo que la película sea efectivamente made in hollywood

  • No se me olvida el palazo que le metisteis a ‘Last Days’; aquí, quitando la filmación de la muerte, que, salvando cierta torpeza en la grandilocuencia, retrotrae al Van Sant puro (el de la trilogía homónima), tenemos lo opuesto a todo lo que se vio en aquel film.

    Y, por tanto, bastante prescindible.

  • mosqueperro

    esta claro que no es el van sant molón de last days o paranoid park pero es una peli muy digna. lo unico que me falla es el papel de diego luna, super rídiculo(ese peinado…) y cuyo suicidio no tiene demasiado sentido. y sean penn con el pelo largo y barba se parece un monton a rafael amargo en hippie.

  • Esto… The Thief.

    Quizá debería haber dicho “facilón”, “barato” o simplemente “malo” en lugar de “indecente”, pero me ha quedado una gran frase final sin proponérmelo. Je, je, je…

  • La vi el viernes y me gustó bastante aunque salí con la sensación de que nos están preparando para entender el asesinato de Obama cuando llegue. Vale, no hablo en serio, aunque es cierto que salí del cine pensando eso.
    Bueno, decir, porque alguien dejó un comentario al respecto, que no creo que haya que ser homosexual para que te interese esta película. Es la historia de un activista que lucha por los derechos de una minoría, trasciende la problemática gay, nos habla del tan necesario compromiso ciudadano, de la participación política. Yo la recomendaría sin dudar.

  • Risingson

    A mí me echa para atrás antes de verla. Uno ya está cansado de este cine queer mainstream donde el protagonista marica está interpretado por un actor abonado al Oscar por esto (Tom Hanks, recordad, con premios por hacer de retrasado y maricón en diferentes pelis), y otra, esta visión trágica de tal forma que un inadaptado acaba muerto, pena nos da, al final de la peli. A Brokeback Mountain le perdoné esto último porque Ang Lee rueda como los dioses y además de universalizar el tema (hacerlo más de amores imposibles que de amores sodomitas) te metía unas composiciones de dejarte clavado en el asiento, pero de Gus Van Sant, el de Will Hunting cuando se pone en ese plan, no me fio una mierda. Es como volver a esas pelis de “mira, un personaje gay simpático, morirá de alguna forma y nos dará pena”. Que suena no tanto para todos los públicos, sino de cierta justicia divina y poética que siempre me ha dado grimilla.

    El caso extremo es de una peli no maricona, “Adiós Mr Chips”, donde el guión da un giro para putear al protagonista sadicamente y dar al actor un Oscar si es posible.

  • Risingson

    Entiendase, que se suele dar en pelis con personajes gays, pero no es tanto por ser gays como por ser inadaptados.

  • mosqueperro

    gus van sant tambien rueda como los dioses, que conste.

  • Risingson

    Gus Van Sant se dio un golpe en la cabeza hace tiempo, o ha sido sustituido por un extraterrestre salido de una vaina.

  • Trollita

    AVISO: He tenido un mal día y he decidido pagarlo con un desconocido comentarista de este blog. Sé que está mal y si no fuera una maldita friqui resentida con el mundo, no lo haría. Sin embargo, es mejor ser una friqui resentida que una resentida a secas y desplazar mi ira/rabia/resentimiento con un desconocido internáutico, me parece un mal menor comparado con, por ejemplo, darle un par de gritos a mi madre, que va de modernuqui pero es un poco… En fin, no voy a seguir con esto, una madre es lo más grande, podéis preguntárselo al gañán si queréis. En fin, aquí va el típico comentario de trollita de Internet:

    Algún día frases como ésta-“a mi me gustó. qué esperaba una rareza? pues sí, pero tampoco creo que la película sea efectivamente made in hollywood”-, le dará cosica hasta al señor autor de esta frase. Como todo troll, tengo mi corazoncito: si nombrara al señor autor de esta frase por su nick, entonces no sería capaz de meterme con él y quiero meterme con él.

    Decía que algún día el señor autor de esta frase se avergonzará de haber dicho la frase ya citada. Por la pésima ortografía, entre otras cosas. Aunque claro, quizás el diccionario de la RAE es demasiado meinstrim, ¿no? Ummm, ¿qué tal echarle un vistacillo al María Moliner? Creo que ella tampoco…en fin, lo dejo aquí.

    Adiós.

  • Trollita

    Donde pone dará debería poner darán…

    En fin, nadie va a ser tan troll, tan infantil, tan ridiculamente friqui como para sacarle punta a mi comentario, ¿verdad?

    Sean felices. Y ya saben: don´t feed the troll, ;)

  • mosqueperro

    estoy enamorado de trollita

  • myolastan

    Qué extraño… yo salí del cine pensando todo lo contrario. Que la peli se limitaba a narrar de manera bastante austera y despojada una historia muy trñagica, que no le agrega casi nada de efectismo lacrimógeno… Reprocho la cámara lenta del asesinato, no me mola nada, aunque os haya gustado a todos en otras pelis. Pero es que si lo piensas, es asesinato es mazo cutre, ni siquiera es por homofobia, sino que el zumbadao ése lo mata porque no consiguió volver a su cargo, de hecho también mató al alcalde que no era gaylor. Algo había que haber agregado para darle emoción, y es que la vida, incluso la de Milk, no es muy emocionante a nivel guión. Otro ejemplo es como cuentan el hecho de que el novio que hace Luna se suicida igual que sus anteriores novios (en tentativa), y eso que no estaban armarizados, lo que deja entrever que realmente es el propio Milk el que los lleva al suicidio; algo nada molón para un héroe de película.
    Lo del desfile final con velas también, una cursilada, pero es que ocurrió tal cual. Como lo que dicen de Barcelona, como Silvester cantando”You make me feel mighty real” y toda la ambientación y esos vaqueros petados y bigotes y todo genial. Tal cual.

  • Pingback: jenesaispop.com » Del Marquis se hace un solo()

  • Pingback: Noticias LGTB 13-1-09 « Y el mundo cambia()

  • Andy

    Pues yo la vi ayer y, aunque no me pareció la película de mi vida, la verdad es que salí del cine bastante contento.

    Supongo que el hecho de ser gay es un incentivo para que la peli te guste más (te hace pensar en que no siempre las cosas fueron tan “fáciles” como ahora).

    Quizás recurre al recurso manido de la lágrima fácil, pero a mí me gusta que me hagan sufrir en el cine. Realmente me dolieron las escenas dramáticas (y supongo que esto significa que Van Sant logró que empatizase con el personaje completamente).

    Yo la recomiendo.

  • No la he visto, pero supongo que la veré. Independientemente de su calidad, creo que es muy necesario que se narren historias de este tipo, de otros colectivos menos “neutros” que son también parte de la Historia. Yo, por ejemplo, no había oído hablar de este señor hasta que no han hecho la película; y como yo habrá miles.

    Lo cual me lleva a pensar… ¿por qué no hay películas sobre las Primeras Mujeres que Hicieron Cosas? Clara Campoamor, Valentina Tereshkova… ¿Será que la Historia sigue siendo de los hombres, aunque sean gays o negros?

  • ¡Vaya tela!

  • Risingson

    Joder, que no hay películas sobre mujeres que hicieron cosas. Esa visión victimista féminocéntrica de las cosas siempre me ha matado.

    ¡Películas-cuota ya!

  • Cita tres.

  • Risingson

    El secreto de Vera Drake, Un Asunto de Mujeres y … y tú me has pedido tres por algo ¿no?

  • Trollita

    Qué ilusión tu comentario, mosqueperro. Gracias, de verdad.

    Señor que se mete con superflicka, en castellano una misma palabra no puede tener dos tildes. No se escribe féminocéntrico, sino feminocéntrico.

    Me encanta internet.

    Fdo: la niña rebollito.

  • ¿lo vesssssss?

    :P

  • Pingback: jenesaispop.com » Penélope Cruz habló de Alcobendas al recibir el Oscar()

  • Pingback: jenesaispop.com » Déjame entrar()

  • Pingback: jenesaispop.com » Dustin Lance Black no ha aprendido nada()

  • Pingback: jenesaispop.com » Paranoid Park()

  • Pingback: jenesaispop.com » Mejores películas 2009()

  • Pingback: jenesaispop.com » Gus Van Sant entrevista a Madonna()

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Send this to a friend