Muere Éric Rohmer

Por | 11 Ene 10, 20:34

eric_rohmerHace unos minutos nos alegrábamos del regreso del dúo Pauline en la playa y escasos instantes después tenemos que comentar con tristeza la muerte de Éric Rohmer, uno de los mayores exponentes de la Nouvelle Vague y director de la película que inspiró al dúo para escoger su nombre. ‘Pauline à la plage’, por la que ganó el Oso de Plata al mejor director en la Berlinale de 1983, perteneciente a su serie ‘Comedias y proverbios’ (muchas de sus películas se orquestaban como series relacionadas), es uno de sus films más representativos.

Dice alguno de sus obituarios que los filmes de Rohmer en apariencia eran sencillos pero “buceaban en las sutilezas del comportamiento humano” y esa es una de las principales virtudes de esta película. Su final, sin ser uno de los más intensos o impactantes de la historia del cine, es uno de los que más significados encierra en lo que parece una escena más: el paso de la adolescencia a la madurez, la posibilidad de vivir en una eterna adolescencia aun cuando estás claramente en la edad adulta, la felicidad del autoengaño perpetuo y otras maravillas que llegaron a fascinar a Éric durante toda su filmografía, en la que destacan películas como ‘El rayo verde’, ‘La coleccionista’ o la tetralogía estacional que grabó durante los 90.

Éric Rohmer ha fallecido esta mañana en París a la edad de 89 años, según ha anunciado su productora, Margaret Menegoz.

Etiquetas:
  • Antes que Woody Allen se convirtiera en autor, Rohmer ya era uno de los mejores exploradores del ser humano y sus contradicciones.Nos ha dejado un maestro.Sniff.

  • :-(

  • fan

    un gran director, si señor. cuando me deprimo siempre veo “la rodilla de clara”. chicas adolescentes, señores con barba, intelectuales jugando a tenis…siempre con esa sencillez y esa sabiduría tan rohmer.

  • Risingson

    Y al primero que suelte la frase de aquella peli de Woody Allen fuera de contexto, le suelto un sopapo. Dicho he.

  • Imagino que te refieres a la frase de la película de “La noche se mueve” de Arthur Penn porque no encuentro más relación con frases a descontextualizar relacionadas con Rohmer. Vamos, que no recuerdo nada relacionado con Allen (y eso que me estoy leyendo el libro de Eric Lax)

  • Princo

    No, hombre, la de la hierba.

  • El rayo verde,
    tú nunca has visto
    ese maldito rayo verde.
    Yo tuve la oportunidad,
    la oportunidad.

    Grande Luque y grande Rohmer

  • Princo

    A ver, es verdad que la frase la dice Gene Hackman en esa peli de Penn, pero creo recordar que Woody Allen la repite, no aludiendo a Rohmer sino al cine francés de la Nouvelle Vague, cosa que por otra parte tiene poca lógica dado el protagonismo que el cine francés le otorgó al montaje.

  • Yamile

    Una gran pérdida. Y continuando con los tópicos, qué remedio en este caso, siempre nos quedarán sus maravillosas películas.
    Cuánto te queremos Rohmer.

  • anónimo valenciano

    No es que me alegre de su muerte ni mucho menos, pero este hombre ya había cumplido largamente con su merecida fama y se podía morir cuando quisiera.
    Aunque alguna de sus últimas películas me aburriera por fin (todavía no he encontrado un motivo para rodar “Agente triple”), he disfrutado tantísimo con tantas otras, casi todas, que no se lo tomo en cuenta. Es como Woody Allen, que haga lo que haga y digan lo que digan los críticos, sé que me va a gustar bastante, mucho o muchísimo.
    Con Rohmer descubrí el “otro lado” de las pajas mentales que se monta muchísima gente para hacerse los guays y/o intelectuales, y en el fondo están tan locos por pillar y vivir del cuento como cualquiera o más.
    La “frase” de la que habláis, ¿no fue en French Connection?

  • Risingson

    Tsk. Teníais razón. Era en “La noche se mueve”, que curiosamente, no es precisamente la más animada de las pelis…

  • perfect

    Qué tristeza me produce la muerte de Rohmer, uno de los directores con el que empecé a amar el cine francés.
    Recuerdo un ciclo de sus pelis en V.O.S.E. que pusieron en Cinematk, hace siete u ocho años (o antes de que existieran los DVDs) y que mi hermano y yo nunca nos perdíamos.
    Recuerdo lo que me gustó La coleccionista y cómo me impresionó la belleza de su actriz Haydée Politoff. También me gustó descubrir que Amanda Langlet, la Pauline de Pauline en la playa, participaba trece añós después en Cuento de verano, mi iniciación con Rohmer y con uno de los personajes masculinos con los que me he sentido más identificado viendo una película. También la tristeza que producía ver a la actriz de Las noches de la luna llena, que murió poco tiempo después de estrenarse…
    Así, recordando películas, escenas, sus geniales diálogos o curiosidades de sus films me podría tirar horas, pero para no aburrir a nadie me gustaría hacerle un pequeño homenaje de tres formas:
    – Viendo esta noche alguna de sus películas.
    – Saliendo a bailar a lo Rohmer con un par de amigos esta semana.
    – Y describiendo La Hora Azul, una de mis escenas favoritas de su cine, de la película Cuatro aventuras de Reinette y Mirabelle. Reinette, en su casa de campo,quiere compatir con Mirabelle un momento mágico de silencio que se produce durante la madrugada. Tienen que levantarse muy temprano y salir al exterior sin hacer mucho ruido. Está a punto de producirse… pero justo en ese instante… el ruido ensordecedor de un camión irrumpe en el ambiente y le jode la noche a Reinette, que rompe a llorar…como yo que estoy a punto de hacerlo.

  • anónimo valenciano

    Parece que la frase sigue teniendo su influencia:
    http://www.adversus.org/indice/nro12-13/notas/10V1213.html

  • estanis

    solo he visto “pauline en la playa” y “cuento de verano” y me encantaron ambas, definitivamente tengo que investigar más en su filmografía.

  • m-dollar

    Pues los otros Cuentos superchulos también; aunque a mí, de las que he visto, la más conseguida me parece ‘Le genou de Claire’, una delicia. Últimamente no era lo mismo, ¿no?

  • ecuanime

    Rohmer significó en mí ese plus que aun no habia descubierto pasada la adolescencia de como hay que sentir las cosas en primera persona , educarse para crecer definitavamente y poder ser más libre , su gusto por los detalles minúsculos tambíém despertaron en mi el gusto por la naturaleza en su estado decorativo y más salvaje , el poder estar en medio de esos escenarios tan acompañado , un elixir de libertad esa naturaleza en movimiento , es algo impagable que cuando espero sea tan viejecito como el , puede ir allí para agradecerselo

Send this to a friend