The Fiery Furnaces + Iswhat?! @ Moby Dick

Por | 24 Feb 10, 11:48

fiery-directoAsistir a una actuación de los hermanos Friedberger es casi siempre algo excitante, pues normalmente no sabes con lo que te vas a encontrar: si sus discos de estudio son ya complejos de por sí, multiplican esa complejidad para su puesta en escena, reinterpretando sus temas, y con un repertorio en constante variación para cada noche (incluso la sección rítmica es diferente con frecuencia). Por si esto suena a poco, hay que añadir que era la primera vez que visitaban Madrid y, pese a ser martes, el aforo fue considerable, tal y como merecía la ocasión.

En formato cuarteto con un bajista y un batería, Fiery Furnaces dieron un concierto de poco más de una hora, sin apenas pausas para agradecer los aplausos del público y presentar la siguiente canción. En él, tuvieron cabida temas de todos los discos del grupo, desde ‘Gallowsbird’s Bark’ hasta ‘I’m Going Away’, el cual venían a presentar, y por tanto es el que mayor presencia tuvo. Comenzando con ‘Police Sweater Blood Vow’ de ‘Bitter Tea’, y con una cambiada ‘Charmaine Champagne’ a continuación, todas las canciones (‘Duplexes For The Dead’ de ‘Widow City’, ‘Chris Michaels’ de ‘Blueberry Boat’, etc.) brillaron por igual, dado el frenético ritmo de la banda, a las órdenes de un alegre Matt, quien marcaba el paso en todo momento.

Pese al dolor de garganta de Eleanor, la voz principal se mostró agradecida en todo momento, y también parecía contenta con cómo estaban yendo las cosas. Hubo un momento curioso en el bis, ya que comenzó con los Friedberger haciendo de White Stripes, con Eleanor a la batería. Tras esto, interpretaron ‘Ray Bouvier’ ya con la banda al completo y se despidieron con ‘Worry Worry’, de su primer álbum. Una estupenda primera toma de contacto con el público madrileño. Ojala vuelvan pronto. 8.

Iswhat?!, de Cincinnati, Ohio, fueron los encargados de caldear el ambiente mientras se llenaba la sala. Practicando un hip-hop/funk entre The Roots y Parliament/Funkadelic, y con enérgicos temas como ‘The Life We Chose’, cumplieron con creces su función de teloneros (a destacar la entrega de su líder, Napoleon Solo), haciendo moverse a los presentes con sus infecciosos ritmos. Buena elección para compañeros de gira pese al dispar estilo de un grupo y otro. 7.

  • suedeheadboy

    En Barcelona el show fue muy parecido, solo que Eleanor se econtraba realmente mal y pidió disculpas varias veces. Faltaron a todas luces los teclados tan característicos de muchos de sus temas.

    Se pitorrean claramente de la estructura tradicional de una canción y eso a veces les funciona y otras resulta demasiado confuso. Eso sí, tienen auténticas joyas cuando se ponen pop.

    ¿Alguien sabe por cierto si la cantante aún está con Kapranos?

  • Haakjvork

    Yo hoy a verles esta noche en Valencia, apenas habiendo escuchando un disco; y la verdad es que me estáis motivando todavía más :D
    Espero que empiecen prontito para estar poco después de las 12 en casa, que mañana hay que trabajar más. No está muy bien pensado esto de los conciertos entre semana…

  • nanyu

    yo oi hablar de este grupo por primera vez en el blog de DWalks… que recuerdos!

  • Estaban bien los tres primeros, siempre los quise ver en directo a ver qué resultaba…

  • Haakjvork

    El concierto de Valencia fue todavía más anárquico.

    Empezar con un medley me encantó, aunque eché muchísimo de menos los teclados coincidiendo con suedeheadboy.

    Bueno, al grano: Eleanor tenía una tila (¿manzanilla? o algo) y constantemente se agachaba a beber un poco y a toser. Se notaba que tenía la voz muy cascada, pobre :( Al poco le pidió al cantante/rapero de Is What que cantase una canción con ella (que no se la sabía muy bien, pero fue divertido). Luego se retiró al camerino y Matthew tuvo que cantar algunas canciones él solito (a mi me gustó como quedó “Don’t Dance Her Down”). A veces Eleanor reaparecía, aunque en “Tropical Ice-Land” ella solo decía “Ice-Ice land” al final de cada estribillo. Y pidió un par de veces voluntarios para subirse a cantar!

    Al final ella salió para tocar la batería y Matthew, pidiendo mil disculpas, dió el concierto por acabado (sin bises, claro) cuando llevabamos unos 55 minutos. En mi opinión, muy profesionales, y los 50 gatos que estabamos en El Loco les aplaudimos con cariño!
    Nos prometieron volver a hacer un concierto de 2 horas, a ver si es verdad xP

Playlist del mes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend