Yeasayer + Hush Hush @ Caracol

Por | 18 Mar 10, 11:22

yeasayer-madridBendita invasión norteamericana la que estamos disfrutando estos últimos meses: diversos grupos de aquella parte del continente están visitando Madrid por primera vez, como es el caso de The Fiery Furnaces a finales del mes pasado, Shearwater a principios de este, y anoche, la cita con Yeasayer, un encuentro doblemente especial, ya que aparte de venir por primera vez, su concierto madrileño era el único que daban en la península, tras haber cancelado en Barcelona, donde tocarán en el próximo Primavera Sound. El reciente ‘Odd Blood‘ es la excusa para que apareciesen sobre las tablas de la Caracol, a la cual acudió una variopinta (modernuquis, indies de toda la vida, erasmus borrachas celebrando el día de San Patricio, incluso algún perroflauta) y entusiasta audiencia para ver qué tenían que mostrar los de Brooklyn.

Se abrió el telón, y lo primero apreciable fue la cuidada escenografía que tenían preparada, con un fondo de pantallas de las que emanaban luces de distintos colores, a juego con las bases de los teclados, de parecido estilo. Una vez los cinco en el escenario, resultaba curioso ver el distinto aspecto estético que tienen los tres miembros fundadores: Chris Keating (voz, programaciones) parece sacado de un grupo ochentero como The Cars o Talking Heads, Ira Wolf Tuton (bajo, teclado), de The xx, y a Anand Wilder (voz, guitarra, teclado), vistiendo un mono de camuflaje, a saber de dónde se le podría sacar. El tema elegido para comenzar fue ‘The Children’, el que abre su nuevo álbum, con la voz distorsionada de Chris. Una introducción perfecta a un concierto que duró algo más de una hora, y en el que interpretaron casi todo el nuevo disco, con todos los grandes momentos que eso conlleva, como el falsete de Chris en la épica ‘I Remember’, las bailables ‘Love Me Girl’ y ‘Rome’, los coros de ‘Madder Red’, y la también portentosa voz de Anand en el primer single de ‘Odd Blood’, ‘Ambling Alp’.

El grupo estuvo a la altura de estas grandes canciones en todo momento, sonando muy parecido a como lo hace el disco, lo que a veces no es lo ideal, pero peor sería tener que escuchar voces desafinadas y demás desastres del directo. Correspondiendo, el público se movía con los distintos ritmos, y coreaba y mostraba su alegría con cada nueva canción. En el único bis de la noche, volvieron a su primera época de ‘All Hour Cymbals’, y aunque parezca mentira, posiblemente lo mejor llegó en esos momentos finales, con las interpretaciones de ‘Sunrise’ y sobre todo de la grandísima ‘2080’, con los geniales punteos de Anand, y los “yeahs” con los que Chris pedía la participación del público. Esto tal vez haga lamentar a algunos el importante cambio que han pegado en ‘Odd Blood’. Tal vez encuentren el balance entre sus dos mundos en un próximo álbum. De todos modos y pase lo que pase, seguirán partiendo la pana en directo. 8.

hush-hushEl barbudo, bailón, y cachondo (entre canción y canción hacía sonar aplausos enlatados) Hush Hush fue el artista invitado por Yeasayer para caldear el ambiente. Su electrónica de baile se acerca a grupos como Hot Chip, aunque con letras cochinotas (“fucking you” por aquí, “fucking me” por allá). Pese a estar solo en el escenario, parece que le faltaba sitio para moverse, y bailaba tanto que empezó su actuación enfundado en un traje para acabar solo con los pantalones puestos. Energía a raudales y diversión. 6,5.

Etiquetas: ,
  • Hush Hush fue MUY grande. Me tuve que comprar su disco cuando terminó el concierto y él mismo los firmaba de cinco en cinco. Sin duda, todo un descubrimiento. Y sobre Yeasayer… Me quedo con las canciones del primer disco porque las del segundo las he escuchado menos, pero vamos, igualmente me sorprendieron y pusieron mucho de su parte para animar a una sala abarrotada. ¡Benditos miércoles!

  • Cris

    Se llama Sunrise, no Sunshine la canción…

  • gracias por la corrección, Cris

  • Cris

    me encanta como la gente no se da ni cuenta…

Send this to a friend