Elecciones 22-M: ¿qué hay de la música y el ocio nocturno en Madrid?

Por | 20 May 11, 12:02

Madrid ha conocido tiempos mejores, eso no lo duda nadie. Durante la última legislatura, hemos sufrido un clarísimo retroceso y una destrucción de lugares en los que podamos disfrutar de música en directo y, más concretamente, del ocio nocturno. A poco más de un día de las elecciones, sabemos perfectamente que hay problemas más acuciantes, reivindicaciones mil veces más importantes e incluso un conato de revolución en ciernes. Somos conscientes de que este artículo podría resultar frívolo con la que está cayendo, pero no podemos evitar preocuparnos respecto a la carestía de salas de conciertos de medio tamaño en Madrid, y sus pocas opciones para el ocio nocturno más alternativo. Así que hemos preguntado a los cinco principales candidatos al Consistorio madrileño cuál es su opinión respecto a estos temas y, para los que no han contestado, hemos analizado su programa, para ver sus propuestas concretas en la materia.


Alberto Ruiz Gallardón (PP). Quizá sea Gallardón uno de los menos interesados en este tema, y por eso no ha hecho el esfuerzo en contestarnos. Durante su mandato, han cerrado más de cien establecimientos en Madrid, han tenido lugar inspecciones de lo más sospechoso, redadas y cierres de salas míticas en Malasaña y a orillas del Manzanares, por no hablar de cómo el ‘caso Guateque’ hizo que se intensificasen todo tipo de controles policiales y trabas de todo tipo a discotecas y bares de copas.

Evidentemente, no ha querido participar en nuestra entrevista, pero merece la pena saber que en su programa, la única referencia al ocio nocturno y a la música como actividad cultural está bajo el epígrafe “Ruido”. Allí afirma que “el Ayuntamiento está desarrollando una intensa batalla contra el ruido que tiene su origen en ciertas actividades de ocio nocturno” y adelanta la creación de Zonas de Protección Acústica Especial, “con sus correspondientes planes de acción específicos”. ¿Qué significa eso? Desgraciadamente, no ha querido detallarlo.

Jaime Lissavetzky (PSOE). Su programa cuenta con un epígrafe destinado a la música y a sus creadores e intérpretes, con propuestas muy concretas al respecto. Pero además, ha querido detallarnos sus planes personalmente. Según Lissavetzky, “en Madrid hay talento de sobra como para que las noches (y también los días) vuelvan a despertar entusiasmo entre los turistas y, sobre todo, entre los que vivimos en esta ciudad”. Asimismo, nos ha confirmado su apoyo al ocio nocturno diciendo que “debe verse como algo positivo” y agregando que “ha de conciliarse con el descanso de los vecinos y el respeto al mobiliario urbano”.

Confirma que mejorará y simplificará el sistema de tramitación de licencias y que el Metro abrirá 24 horas los fines de semana para mejorar el transporte de los jóvenes. Con respecto a la música en directo, nos dice que propondrá que cada distrito cuente con su propia noche en blanco y que quiere recuperar la música “más allá de los grandes espectáculos”. Así, promete crear un Laboratorio de Investigación y Producción Musical en el Matadero y dotarlo con talleres, estudios de grabación y locales de ensayo, y además permitirá que algunos espacios de música en vivo puedan optar a ayudas para adaptar sus instalaciones a la normativa, amén de “estudiar acuerdos con salas privadas que promuevan a los nuevos creadores”, recuperando así la música en directo en Madrid (nos cita el caso de El Bogui, por ejemplo) pero “siempre respetando a los vecinos”.

Ángel Pérez (IU). El programa de Izquierda Unida destaca las pocas opciones que tiene la juventud madrileña para su ocio y para practicar deporte. Afirman que es necesario promover acciones de grupos de jóvenes con iniciativas de dinamización cultural y aseguran que impulsarán “acciones legislativas que contribuyan a regular fenómenos culturales y de interpelación social que surjan espontáneamente con el objetivo de normalizarlos”. Y sí, entre los ejemplos, citan el botellón o los grafitis.

En el mismo programa especifica que firmarán “pactos por la noche en los barrios con excesiva presencia juvenil” (aunque no detallan mucho más) y que fortalecerán el control a los locales en cuanto a calidad del alcohol, insonorización o seguridad. Otra de sus propuestas es la despenalización del consumo, posesión y autocultivo de drogas.

David Ortega (UPyD). En el epígrafe de su programa destinado a los locales de ocio afirma que es necesaria una regulación estatal, aunque aclara que cree que el sector del ocio tiene un peso importante en Madrid. Aboga por una regulación más clara y por transferir casi todo a las Comunidades Autónomas. Entre sus propuestas, inspecciones obligatorias a los locales y un sistema de licencias que constituya “un incentivo para el desarrollo de la actividad y no un acicate para su incumplimiento”.

Miguel Ángel Pérez (C’s). Su programa se queda corto en cuanto al tema que nos ocupa (ni lo menciona), pero nos asegura que es debido al archiconocido “en casa de herrero, cuchillo de palo”. Como él mismo nos ha contado, ha fundado fanzines como ‘Revista de Música’ o ‘Lollipop’, que después pasó a convertirse en discográfica, donde se han editado discos de Los Nikis o Aviador Dro. Miembro de la UFI y colaborador eventual de ‘Ruta 66’, ‘EfeEme’ o ‘Revoluciones por Minuto’, fue uno de los propietarios del bar Nashville en la madrileña calle de San Mateo e incluso estuvo implicado en la grabación del single ‘Toque de queda en Madrid’ que protestaba contra la virulencia mostrada por el concejal Matanzo en torno a la música en vivo circa 1991.

Miguel Ángel nos asegura que “la vida nocturna en Madrid es uno de sus atractivos turísticos” y cita unos cuantos locales (entre los que se encuentran Honky Tonk, Yastá, Galileo, Siroco,…) que cree “deberían incluirse y promocionarse en los planes turísticos de la ciudad, etiquetando el tipo de música que suelen programar”. Promete una mejora y agilización de los traspasos de licencias, conceder licencias normalmente para zonas con “perfil más bajo” (afirma que hay barrios como por ejemplo Huertas donde la saturación hace prácticamente imposible abrir nuevas salas) y habla de planificar “espacios de música en vivo con aparcamientos adecuados en los nuevos desarrollos urbanos”, además de abrir Metro y Cercanías los fines de semana 24 horas con frecuencias limitadas. Avanza además otras propuestas como “la adquisición y remodelación del local en Padre Xifré 5” (el antiguo Rock-Ola) “para convertirlo en un pequeño museo de La Movida” y la creación del Museo de la Música y el Disco en Matadero.

  • anónimo valenciano

    Me gusta el de C’s pero claro, como es el que tiene menos posibilidades, es el que puede prometer más. En cualquier caso, tiene un buen CV.

  • R

    Este domingo a votar a lo que sea menos al PP.

  • “Museo de la Movida”… Jajajajaj, lo que hay que oír…..

    Ángel Pérez, el de IU, ¿Es Buenafuente pasado por el photoshop?

  • anónimo valenciano

    Ostras, no había leído esa última línea de los museos. Nadie es perfecto.

  • Patrullero

    Yo escribi a varios de los partidos que aqui salen para (al PP no proque ya son los qeu han venido trabajando el tema y a C’s tampoco porque ni se me ocurrio) preguntarles sobre el tema de licencias de conciertos, ruidos, gentrificacion del distrito centro, apoyo a entidades privadas inmobiliarias o las medidas que tenian sobre el fronton beti jai…
    Solo contesto IU, y en algunos temas estaban verdes, especialmente por el tema de licencias y permisos para dar conciertos, pero aun asi, parece que mis preguntas sivieron para que revisaran el asunto.

  • WTF

    Joder, la propuesta de PSOE es muy buena, no?

  • Lo de abrir el metro y el cercanías por la noche es algo más que necesario (no solo por la gente que va o viene de fiesta también por los que trabajan en turno de noche).

  • Warp

    La propuesta del PSOE parece amplia e interesante. Pero Lissavetsky da miedo. Después de su actuación en la operación Galgo y en otras acusaciones de dopaje a atletas españoles quedó como el culo condenando a personas que luego resultaron inocentes.

  • El problema del turno de noche es que nadie quiere hacer turnos de noche en el transporte público, directamente. Por eso no se ha podido hacer.

  • O mejor dicho: no se lograron pactar las condiciones para ese turno de noche.

Playlist del mes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend