Tamaryn / Tender New Signs

Por | 01 nov 12, 12:48

El segundo disco de la neozelandesa Tamaryn junto al guitarrista Rex John Shelverton profundiza en la mezcla de shoegaze y dream pop que ya practicó en ‘The Waves’ (2010), su primer álbum, añadiéndole más capas de sonido y haciendo que las canciones se muevan en un olaje onírico que apenas toca tierra en sus cuarenta minutos de duración.

‘Tender New Signs’ es un ejercicio paradigmático de esta nueva ola de grupos que buscan la evasión musical (¿cuántas veces hemos leído la palabra “dream” en lo que va de año?) a través de los sonidos alucinados de Cocteau Twins o My Bloody Valentine. Esto es, pasar unas -lánguidas- canciones pop a través del tamiz de todo efecto que se popularizara en la segunda mitad de los 80: distorsiones, reverb, chorus, phaser y un largo etc.

El principio, con ‘I’m Gone’ y ‘While You’re Sleeping, I’m Dreaming’ -¿no recuerda demasiado este título a ‘(When You Wake) You’re Still in a Dream’, de la banda de Kevin Shields?-, resulta contundente. Una atmósfera que da escalofríos, fría e hipnótica, con un bajo oscuro que parece salir de todas partes y ninguna. Sin embargo, la homogeneidad del estilo hace que pronto se pierda la sorpresa: ‘Heavenly Bodies’ es un medio tiempo regulero que consigue mantener la expectación gracias a la producción, la verdadera protagonista. Pero, a su vez, esta es un arma de doble filo: en la tenebrosa y dramática ‘No Exits’, lo que en principio parece un acierto en cuanto a sonido acaba volviéndose en su contra, con un final bastante pesado.

En la segunda mitad del disco, la tónica no varía. ‘Prizma’ desahoga un poco la atmósfera asfixiante, en un ejercicio de pop digno de los Jesus & Mary Chain. Pop que en ‘The Garden’ se adereza con la dosis justa de extrañeza para conseguir uno de los mejores resultados de ‘Tender New Signs’. ‘Trascendent Blue’ es, a pesar de su nombre, ciertamente intrascendente a estas alturas de disco, y su quietud llega a resultar agobiante, pero imagino que esta sensación es lo más estrictamente personal de esta reseña y a nadie la pasará algo parecido. ‘Afterlight’ tiene un riff propio de los The Cure del ‘Disintegration’ (1989) y por eso se le guarda cariño sin ser una maravilla, y el último tema, ‘Violet’s in a Pool’, parece ir por el mismo camino, no llegando a convencer. Ciertamente, Tamaryn ha gastado sus mejores bazas en los primeros minutos.

En resumen, la virtud de ‘Tender New Signs’ es al mismo tiempo su punto flojo: un estilo que de tan conseguido acaba resultando plano. Unas canciones lentas que se mueven peligrosamente entre la ensoñación preciosista y el sopor. Todo suena tan etéreo que al fan acérrimo de esta nueva ola le fascinará, pero al que no esté previamente convencido le costará entrar y disfrutar de al menos un puñado de canciones que merezcan la pena.

Calificación: 6,5/10
Lo mejor: ‘I’m Gone’, ‘Prizma’, ‘The Garden’
Te gustará si te gustan: My Bloody Valentine, The Jesus & Mary Chain, Slowdive, Ringo Deathstarr, A Sunny Day in Glasgow
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • http://supersonidos.mforos.com/ iapapiwhoami

    Habrá que escucharlo, soy fan de todo lo shoegaze. gracias!

  • Xiu

    Coincido en que el sonido del álbum se hace un poco repetitivo aunque encuentro la crítica y nota un poco dura de más para lo que es el standard aquí.
    A parte de tener un sonido muy cuidado también encuentro buenas melodías con las que disfrutar en un contexto adecuado, no obstante, el primer disco estaba más inspirado y respiraba más con una atmósfera menos cargante que iba y venia en el momento adecuado pero si poco caso se les hizo entonces con ese discazo mal futuro auguro ahora..

  • Muy fan de Dawning de su anterior disco. A ver si en este encontramos alguna otra joyita…

  • Atlas Bear

    Concuerdo, puede llegar a ser muy sofocante pero recompensa después de varias reproducciones.

  • http://dibujosmodernos.blogspot.com jesus

    es una pasada de disco… un 7

Discos recomendados »

Adam Green / Aladdin

La colección de canciones que acompaña la última locura cinematográfica del autor de ‘Friends of Mine’ es mucho más de lo que aparenta.

Michael Kiwanuka / Love & Hate

Cuatro años después de su álbum debut, Michael Kiwanuka ha encontrado en ‘Love & Hate’ el clásico para la posteridad que llevaba dentro.

shura-nothingsreal

Shura / Nothing’s Real

La autora de ‘White Light’ supera expectativas en un gran disco de pop hecho desde la nostalgia de la juventud y a partir de la calidez de los sintetizadores analógicos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR