GY!BE o la perfección del sonido

Por | 03 nov 12, 12:44

Fue un concierto atípico de un grupo atípico. Los canadienses Godspeed You! Black Emperor son alabados por pocos e ignorados por muchos, pero si los escuchas nunca dejan indiferente. A algunos nos pudo la curiosidad cuando, casi sin previo aviso, anunciaron gira y después publicaron disco. Es cierto que estuvieron en Madrid hace tan sólo dos años, pero una propuesta cómo la de GY!BE es siempre digna de ver, y aunque no se vendieran todas las entradas, el teatro Kapital estaba prácticamente lleno.

Puede que no fuera el mejor escenario (los numerosos músicos apenas cabían entre instrumentos y amplificadores, con dificultades para moverse y artistas fuera de la vista del público) pero a ese concierto vas por la música, y no creo que se defraudara a nadie. Un comienzo que no era tal (los pipas eran los mismos miembros del grupo, y costó encontrar el punto en el cual acabó la afinación y empezó el concierto en sí) dio paso a un silencio sepulcral y a un sonido in crescendo, al que se le iban añadiendo instrumentos poco a poco. Lo bueno que tiene GY!BE, lo que les diferencia de otros grupos de post-rock, son las combinaciones sonoras. Hay que pensar en sus canciones como si fueran un tapiz árabe, con miles de hilos entrecruzándose, liando y desliando, en un paseo sonoro que no sabes nunca hasta dónde llega. ‘Mladic’, canción que abre su último disco fue la primera melodía reconocible de la noche, dando lugar a un momento de auténtica música zíngara, con la violinista perdiendo la vida en cada movimiento, pero de eso no iba el concierto. Sus temas no eran idénticos a las interpretaciones de sus álbumes, en ocasiones ni parecidos. Partes entrecruzadas se mezclaban con largas improvisaciones distorsionadas, con reminiscencias a Sonic Youth, que si bien en ocasiones se podían llegar a hacer un poco largas, eran necesarias para que las grandes explosiones sonoras impactaran aún más.

El público no estaba emocionado pero sí absorto. Miradas fijas, cabezas que subían y bajaban, cuellos estirados y ojos cerrados, todo valía para escuchar mejor, sentir mejor. No había grandes movimientos, pero se podía respirar un aroma hipnótico en la sala. ‘Monheim’, primera parte de ‘Sleep’ (que es el segundo tema de su obra magna ‘Lift Your Skinny Fists Like Antennas To Heaven‘) fue la que más aplausos despertó, aunque el nuevo tema (‘Behemoth’) y la primera parte de ‘East Hastings’ (‘Sad Mafioso’) fueron verdaderas patadas en el estómago, de esas que definen un grupo y un sonido. El acelerón final de ‘Sad Mafioso’ se fue perdiendo en ecos y vibraciones, mientras los músicos, que parecían haber terminado un ensayo intenso más que un concierto, se despedían escuetamente de uno en uno. Las luces se encendieron y el concierto había acabado igual que empezó, sin avisar, y lo que se escuchó entre medias se pasó en un suspiro. El tiempo vuela cuando se disfruta, y la música de GY!BE es de las mejores que se pueden escuchar hoy en día. 9. Ghostwriter.

Etiquetas:

Un comentario

  1. Konitz 3 noviembre, 2012 | Enlace

    Estuve el miércoles en el concierto que ofrecieron en la Sala Apolo de Barcelona y flipé. Me sorprendí en más de una ocasión con la boca abierta asombrado de lo que veía.

    Tras empezar con una especie de motor/perforador, que hacía vibrar la madera del Apolo y los cuerpos de los presentes, seguir con un concierto entre lo litúrgico (esos momentos tocando arrodillados) y lo telúrico (las explosiones sonoras de las que habla la crítica de ghostwriter) y terminar como una erupción de guitarras (acompañada de los fantásticos visuales de pozos de petróleo entre llamas), GY!BE dieron una lección de como bajar al subsuelo y regresar, cambiado, y unieron así su sonido a una tradición musical milenaria.

Síguenos en Facebook

Discos recomendados »

Haerts / Haerts

Llega el disco perfecto para los fans de Fleetwood Mac, The Cardigans o los clásicos imperecederos tipo ‘Lady In Red’.

Javiera Mena / Otra era

El disco precedido por ‘Espada’, la mejor canción de la carrera de Javiera Mena, es más bailable y hedonista, probablemente movido por el deseo.

Panda Bear / Mr Noah

Noah Lennox publica cuatro de sus canciones más accesibles en forma de EP.

Destacamos

mario-vaquerizo-nuevogrupo

Mario Vaquerizo habla de Alaska y Mario 4 y su nuevo grupo

FacebookTwitterGoogle+ Mario Vaquerizo ha concedido una entrevista en vídeo a Mina de Pop en la que ha revelado algunos de sus próximos pasos artísticos. El marido de Alaska habla sobre su nuevo grupo paralelo “con gente heterosexual”, el próximo single de Nancys Rubias y la posibilidad de una nueva temporada de ‘Alaska y Mario’, en […]

rec4

‘[Rec] 4′, un Apocalipsis que nos baja del barco

La peor parte de toda la saga rec, de la que éramos fans… hasta ahora.

american horror story

El payaso de ‘American Horror Story’ llega a Gijón

FacebookTwitterGoogle+ Con Halloween a la vuelta de la esquina, la terrorífica moda de los payasos maléficos, reimpulsada por el éxito de la última temporada de ‘American Horror Story’, donde aparece uno llamado Twisty, ha llegado a España. En concreto, a Gijón, por donde se ha visto en los últimos días a un hombre vestido de […]

morrissey-abrazo

Morrissey hace un top 10 de sus conciertos de esta gira

¿En qué lugar quedan Madrid y Barcelona?

miguel-bose-beso-guitarrista-concierto-400-285x206

Miguel Bosé besa a su guitarrista en un concierto

Música terrorífica para el beso de Miguel Bosé.

nicki-anaconda

Incómoda entrevista sobre ‘Anaconda’ con Nicki Minaj

Nicki Minaj juega con un plátano y luego dice que no.

almodovar

‘Juego de tronos’ y Almodóvar se plantean abandonar España

David Benioff y Dan Weiss y Pedro Almodóvar debaten la conveniencia de seguir rodando en Andalucía o Madrid.

daftpunk-francisco

Francisco Nicolás, en el mundo del pop

FacebookTwitterGoogle+ Una de las noticias más sorprendentes del fin de semana era la detención del pequeño Francisco Nicolás, de 20 años, el muchacho que a través de Nuevas Generaciones se ganaba la confianza de varios dirigentes del Partido Popular y se las arreglaba para colarse hasta en la recepción del nuevo rey. Se le acusa […]