‘Fin’, la intención es lo que cuenta

Por | 28 nov 12, 20:51

A veces las buenas intenciones no son suficientes. Loables, sí. Dignas de elogio, también. Pero el cine, por desgracia, necesita de algo más para remover por dentro al espectador. Especialmente cuando a un género en teoría tan sencillo como el de catástrofes se le intenta dar una dimensión mayor de la que tiene. En esos casos el pulso del director debe ser de cirujano para que nada falle durante la operación, ya que los personajes, y no la historia, van a llevar el peso del relato. Jorge Torregrossa, que debuta detrás de la cámara en pantalla grande con ‘Fin’, hace lo posible por no matar al paciente. Y lo salva, sí, pero dejándolo en coma.

Y es que así parece que viven los personajes sobre los que gira este filme, nuevo éxito comercial del cine español que quizás habría llegado a mucho más si la duda no hubiera entrado en escena. Porque ante la perspectiva de adaptar al cine un argumento como el que presentó David Monteagudo en su novela solo había dos caminos posibles: o quedarse en la superficie y marcarse un Michael Bay, o tirarse a la piscina y dejarse llevar por la locura de Lars Von Trier. Pero nunca quedarse a medias.

Al menos esa es la sensación con la que uno sale después de haber visto este largometraje en el que un grupo de amigos se enfrenta a un apocalipsis que nadie explica. Tampoco hace falta, el fin del mundo aquí es un simple catalizador para que esos amigos acaben echándose en cara sus miserias.

El problema es que lo hacen frente a un espectador que nunca termina de creerse el background que supuestamente comparten esas personas, algo fácilmente comprobable cuando te descubres totalmente insensible al goteo de desapariciones que suceden según va avanzando la película. ¿Llorarías porque un dibujante, después de trazar una simple línea, la borrara? Pues más o menos eso es lo que pasa en la pantalla, y eso que los actores, todos, hacen un considerable esfuerzo para que esa simple línea se perciba en tres dimensiones.

Quizás por eso son las escenas puramente apocalípticas las que mejor funcionan, porque apuntan sin concesión a nuestros miedos más primitivos. De hecho, no hay monstruos extraños a los que echar la culpa de todo, sino que es la fuerza de la naturaleza la que provoca ataques de ansiedad en forma de perros enloquecidos o leones escapados de sus jaulas. Ahí sí que se vislumbra el instinto de Torregrossa que esperemos use más en su próxima película. 5.

Etiquetas: ,
  • Cariboutade

    Sin haber visto la peli eso que dices de que “frente a un espectador que nunca termina de creerse el background que supuestamente comparten esas personas” es lo que pasa exactamente en la novela, una buena idea llevada a cabo horrorosamente. Y mira que podría haberse hecho un buen guión partiendo precisamente de las mismas premisas que el libro, pero parece que no…

  • http://twitter.com/Risingson Risingson

    Es que la novela no pide que te caigan bien los personajes. No lo pide porque dice, entre líneas, que esos personajes eres tú aunque no lo quieras reconocer.

  • Cariboutade

    Lo que quería decir, que no sé si se m ha entendido, es que por lo que decía la crítica, la peli naufraga por las misma razones que la novela, que como tales un mojón aunque parta de una buena idea.

  • Juanan

    Totalmente de acuerdo con Cariboutade, el libro parte de una buena premisa pero es totalmente fallido, así que la película tendrá los mismos errores, y también los mismos aciertos, que son más bien pocos. Los personajes serán tan planos como lo son en el libro, algunos meros esbozos, con lo que sus desapariciones te resbalan.

  • Finn

    Truño.

  • http://twitter.com/Risingson Risingson

    Pues no sé. La novela, pese a un final que lo veo más caprichoso, me pareció llena de hallazgos. Sobre todo lo de centrar una historia en el grupito de cuarentañeros de “vamos el finde a la Sierra a hacer una escapadita, que va a ser super bonito”, y que hablan de todos los temas sin tener nadie ni idea de lo que hablan. Hay mucho de carácter español en las justificaciones que se hace cada uno para, por ejemplo, entrar en una casa y arrasar con la nevera.

  • Las putillas del Rey

    Catalan cinema is wiser and beautifuler. Period.

Síguenos en Facebook

Discos recomendados »

Beyoncé / Lemonade

La evolución de Beyoncé desde ‘4’ es exactamente la que queríamos.

M83 / Junk

Una reacción a la fama y, sobre todo, un despreocupado largo en el que Anthony Gonzalez reivindica, sin complejos, la música de su infancia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR