Scott Walker / Bish Bosch

Por | 03 dic 12, 13:38

Por increíble que parezca, hubo un tiempo en el que el nombre de Scott Walker iba de la mano con la etiqueta easy listening. Tras un comienzo brillante al margen de The Walker Brothers, el inexplicable fracaso del genial ‘Scott 4′ (1969, en el que se decidió a dar protagonismo a sus propias canciones y dejar de interpretar tantas versiones de Jacques Brel y otros) llevó al ya de por sí reclusivo Walker a abandonarse, dejarse llevar por la bebida y sacar en los años 70, tras el pasable ”Til The Band Comes In’ (1970), una serie de discos en los que se limitaba a cumplir compromisos contractuales y poco más, resultando un material puramente comercial que dejaba bastante que desear. La reunión con sus “hermanos” a finales de la década salvó un poco los muebles, pero su carrera en solitario entró en un vacío del cual han salido tres álbumes, uno por década y colaboraciones aparte: ‘Climate Of Hunter’ en los 80, ‘Tilt’ en los 90 y ‘The Drift’ en los 00. Como un perro apaleado que vuelve para vengarse, dejó a un lado el preciosismo del pop barroco de sus inicios, para, con todo el poderío y dramatismo de su voz barítona, facturar una música difícilmente catalogable, dividida más en movimientos que en canciones propiamente dichas, particularmente en sus dos últimos álbumes hasta la fecha. Podían aparecer aspectos cercanos al rock, a la música clásica, a la electrónica ambient, a la música industrial y todo a placer, formando un muro en apariencia infranqueable. Nunca debería haber sorprendido esto al público, porque pocos crooners a los que se les cataloga de easy listening citan a Ingmar Bergman en sus letras. Vamos, que se veía venir.

No parecerá que se ha puesto las pilas de golpe y porrazo, pero Walker no ha tardado otros diez años en volver a mostrarse ante su audiencia, y eso es ya un detalle. “Sólo” seis años después del citado ‘The Drift’, regresa con ‘Bish Bosch’, un álbum tan crudo como denso y eso se explica desde el título mismo: jugando con el lenguaje, combina Bish (otra manera de decir “bitch”) con Bosch, es decir, el pintor El Bosco; y a su vez con la expresión “Bish Bosh”, que vendría a ser en castellano como “en un pis pas”.

Es interesante leer la entrada del blog en torno al álbum que ha escrito el periodista Rob Young (de The Wire) para comprender la temática de las letras, así como otros detalles de su composición y grabación. Toda información que sirva para descifrar el jeroglífico que suele ser la música de Scott Walker es conveniente. Se ha defendido este nuevo trabajo en la nota de prensa como un paso más allá y parece que no sólo es la típica estrategia de venta, sino que es cierto, que Walker se la ha jugado aún más si cabe. Al igual que los colores blanco y negro de la portada, los contrastes entre silencio y estruendo son más acusados que nunca (y el artista se ha asegurado al milímetro de que así sea, pasando de la grabación analógica a la digital para que los silencios sean totales). Ese más allá también se percibe en las atmósferas, más claustrofóbicas e inquietantes si cabe, demostrando que desde que Walker se encerró en sí mismo, su objetivo prioritario ha sido huir en la dirección contraria del camino que le llevó a la fama en los años 60. Si hubiera que darle un nombre a su música, lo fácil sería tacharlo de avant-garde, pero tal vez fuera más apropiado llamarlo uneasy listening.

Como si fuese la banda sonora para una película de Lars Von Trier (del tipo ‘Anticristo‘), ‘Bish Bosch’ mantiene al oyente en un total estado de tensión, sin poder encontrar un momento de paz, porque ni en los pasajes más silenciosos y por supuesto ni en los más ruidosos y desconcertantes se puede encontrar otra cosa que no sea desasosiego. Con una temática que va desde los esfínteres (y con sonidos de flatulencias incluidos, como sucede en el tema ‘Corps De Blah’) hasta la muerte del dictador Nicolae Ceausescu y su esposa, los sonidos que acompañan las particulares letras de Walker no lo son menos: en una sucesión de bloques que parecen casi aleatorios, los distintos pasajes se suceden desde el incómodo comienzo de ‘See You Don’t Bump His Head’ con una base industrial machacante, y prosiguen durante las nueve “canciones”, llevándose la palma de la complejidad los veinte minutos de ‘SDSS14+13B (Zercon, A Flagpole Sitter)’.

En los silencios escuchamos en varias ocasiones la voz desnuda de Walker, para acto seguido escuchar afiladas guitarras y arreglos orquestales que si antaño eran preciosistas y majestuosos, ahora crean muros de confusión. Tras el “single” ‘Epizootics!‘, la segunda mitad del álbum pasa a ser más contenida, con menos contrastes pero con una calma tensa en todo momento. El tema final, una especie de villancico -como comentábamos anteriormente- con referencias a la muerte de Nicolae Ceausescu y su esposa, parece el más tranquilo, pero ya es demasiado tarde para devolvernos a un estado emocional equilibrado. Con paciencia, mucha paciencia, se llega a apreciar lo que ‘Bish Bosch’ tiene que ofrecer, dejando a su paso una gigantesca incógnita que no sabemos si hemos resuelto una vez terminada la reproducción. Tal vez esté ahí la gracia de todo esto, en no terminar de descubrir o entender lo que hemos escuchado. Otra obra enigmática de los pies a la cabeza.

Calificación: 7,8/10
Lo mejor: ‘Corps De Blah’, ‘Epizootics!’, ‘SDSS14+13B (Zercon, A Flagpole Sitter)’
Te gustará si: te gustaron ‘Tilt’ y ‘The Drift’, los primeros Swans, los primeros Einstürzende Neubauten
Escúchalo: Deezer

Etiquetas:
  • Juanan

    Pues lo siento, pero me quedo con los Scott 1-4. Sus últimos discos son insufribles.

  • Duff Punk

    Se me viene a la mente la palabra Sopor.

  • Mr. Narrator

    Pues a mí se me viene a la mente la palabra “philistine”, Duff Punk.

  • Lo escucho casi a ciegas. Quiero decir que si no tengo las letras solo puedo comprenderlo a medias. ¿Las tendrás? Sería genial que sí.

Síguenos en Facebook

Discos recomendados »

Melanie Martinez / Cry Baby

Sin los grandes productores internacionales de siempre, una triunfita ha hecho el disco que buscan muchas superestrellas.

Beach House / Depression Cherry

No hay salto cualitativo de Beach House esta vez en ‘Depression Cherry’, pero sus canciones te asaltan cuando menos te lo esperas.

Destroyer / Poison Season

El musical onírico de Dan Bejar o su ‘Jordan: The Comeback’ particular.

Destacamos

shura

Las mejores canciones del momento: agosto 2015

FacebookTwitterGoogle+ Nuestro playlist con las mejores canciones del momento de agosto de 2015 ya está disponible. Entre nuevos hits internacionales como ‘How Deep Is Your Love’ de Calvin Harris con Disciples, encontramos aquellos temas que han sido top 1 de nuestra lista semanal votados por el público: ‘Powerful’, lo nuevo de Major Lazer con Ellie […]

lo + sabrosón 2015 g

Lo + Sabrosón 2015

Un año más, seguimos fieles a nuestra costumbre de reunir una colección de canciones que ofrezcan una alternativa a ‘El Perdón’ y ‘Pégate’… Bueno, a ‘Pégate’ no, que nos gusta…

natalie prass

Natalie Prass: “Pensé que no pasaría de artista underground que no le interesa a nadie”

FacebookTwitterGoogle+ 2015 está siendo un gran año para la música y una de las razones es el debut de Natalie Prass, que ha logrado un nada desdeñable top 50 en Reino Unido y conquistado a la crítica con su sofisticado pop orquestal bañado en soul y sutiles melodías entre la Motown y la época dorada […]

azealia-playboy

Azealia Banks comparte su portada para Playboy

FacebookTwitterGoogle+ Azealia Banks, que esta semana estrenaba vídeo interactivo, ha compartido su esperada portada para Playboy. Y si las canciones sobre sexo del disco de Madonna te parecían “blandas” o “superadas” espera a ver esto: una Azealia que simplemente posa con un poco de leopardo. Nada que no hayamos visto hace años en las tiendas […]

¿Por qué ha triunfado ‘Bohemian Carsody’?

FacebookTwitterGoogle+ La pasada semana aparecía en la red ‘Bohemian Carsody’, una especie de medley entre ‘Bohemian Rhapsody’ de Queen y la mítica ¿road movie? de las rusas Serebro, que tantas veces ha sido imitada e incluso ha costado un disgusto a alguna persona. Las claves del éxito son claras: entre la fidelidad de los fans […]

madonnagrammys

Grandes ganadores y perdedores de los Grammy

Madonna fue la más vista pero no la más descargada.

paz_ignorancia

Paz Vega y Jennifer Lawrence triunfan en los premios YoGa a lo peor del año

FacebookTwitterGoogle+ Igual que los americanos entregan los Razzies a lo peor del año justo antes de la entrega de los Oscars, en España tenemos la tradición de entregar los YoGa, los antipremios del colectivo catalán Catacric y que reconoce lo peor de la producción patria y de la extranjera. Este año la peor película española […]

the-strain

‘The Strain': los otros vampiros veraniegos

Cuatro estrena hoy “la otra” serie de vampiros del verano pasado, creada por Guillermo del Toro.