Fangoria se desvirgan con ‘Dramas y Comedias’ en la fiesta Deezer

Por | 01 feb 13, 19:59

Tras la publicación del nuevo single de Fangoria a principios de semana, es evidente que una de las conversaciones más repetidas a la hora de acceder a la fiesta de presentación de Deezer en España era la duda de si Alaska y Nacho Canut se atreverían con su nuevo tema en su primera aparición en directo tras el lanzamiento. Sin embargo, la expectación por ver al dúo no fue óbice para que el resto de miniconciertos que daban pistoletazo de salida al servicio de música en streaming en España resultaran también del interés del público.

Abrió la veda Bigott, que aunque probablemente fuera uno de los más desconocidos del cartel para el gran público, terminó metiéndose a la gente en el bolsillo gracias a su simpática coreografía a la hora de de entonar uno de sus grandísimos hits, ‘Cannibal Dinner’, que fue la canción más celebrada de su set y la única que no tocó en acústico, como sí hizo con ‘She’s My Man’. Inmediatamente después Chila Lynn fue la encargada de mantener el ritmo, algo que consiguió gracias a una vistosísima versión de ‘Titanium’ de David Guetta al piano, con la que dio paso a una de las grandes estrellas de la noche.

No es ningún secreto que ‘Euphoria’ nos encanta, básicamente porque es la conjunción perfecta entre lo indie y lo bakala. Así que la última ganadora de Eurovisión decidió ir a lo seguro: tocar dos de sus hits (‘My Heart Is Refusing Me’ y la archiconocida ‘Euphoria’) y mostrarse absolutamente encantadora a la hora de interactuar con el público, bailando y recogiendo una pancarta que le habían preparado unos fans.

Pese a todo, el momento clave fue aquel en el que Fangoria saltaron a las tablas acompañados de un cada vez más populoso cuerpo de baile, que -todo hay que reconocerlo- ha mejorado sustancialmente. Alaska, que andaba regular de la voz, dio las gracias a Deezer por la invitación antes de empezar con ‘Absolutamente’, sin hacer entrever que lo mejor lo estaban dejando para el final. La siguiente canción en sonar fue ‘No sé qué me das’ y para rematar tocaron ‘Dramas y comedias’, que fue una de las más coreadas por el público. Para despedirse, decidieron hacer gala de su sentido del humor: esperaron volver pronto y con nuevas canciones, aunque “todavía no nos las sabemos”.

  • Tengo tos
  • Mofli

    Desde el cariño os digo que os estais poniendo un poco pesados con lo de deezer. Vale que tengais chanchullos con ellos pero de verdad, resulta muy poco friendly el que deis tanto la chapa. A mi al menos ya me repatea cada vez que lo oigo nombrar.

  • Persona guay

    A mí me hace gracia ese “Euphoria es la conjuncón perfecta entre lo bakala y el indie” para justificar que os gusta una canción pop. Es chunda chunda bien hecho, y ya está, dejaos de conjunciones astrales e híbridos grotescos.

  • javier

    a ver, a ver, fangoria era playback total.

  • Cory

    Qué gracioso lo de que se desvirga, Alaska lleva 36 años en los escenarios y siendo conocida por el público en todos los medios, de virgen no le queda NADA (absolutamente)

  • RRP

    Que comenteis que Alaska no estaba muy bien de voz, cuando hace u playback del copon es de traca.

    O es que esto es en vivo?
    http://www.youtube.com/watch?v=Hv3tlcnr4Fw

  • Frank

    Y las mongólicas que le siguen ya se saben la canción y todo……qué assscooo!

  • Vespertino

    Criticar por criticar…

  • buenobueno

    a Fangoria le pasa justo lo contrario que a Lady Gaga o a Justin Bieber, lo asqueroso no son sus cansinos fans, si no sus analfabetos detractores, de nada.

  • dOMINe

    Fangoria continuan en picado, la verdad, no se que les veis.

  • malomalo

    cansinos cansinos y plastas y aburridos y pasados de moda, los detractores al menos tienen gracia con los comentarios mordaces

  • pro-ogra

    Ya quisieran estos de fangoria tener la mitad de talento y humor que La Ogra

Síguenos en Facebook

Discos recomendados »

Beyoncé / Lemonade

La evolución de Beyoncé desde ‘4’ es exactamente la que queríamos.

M83 / Junk

Una reacción a la fama y, sobre todo, un despreocupado largo en el que Anthony Gonzalez reivindica, sin complejos, la música de su infancia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR