Emilíana Torrini / Tookah

Por | 10 Sep 13, 13:08

Emilíana_Torrini_-_TookahDespués de una gira exhaustiva y de enfrentarse por primera vez a la maternidad, Emilíana Torrini vio difícil darle continuación a su disco ‘Me and Armini’, el mismo que produjo aquel inesperadísimo hit europeo, ‘Jungle Drums’. En plena crisis creativa, Torrini decidió tomarse un descanso y divertirse, pero en lugar de irse de bares se metió en el estudio con sus músicos habituales a improvisar. El resultado es ‘Tookah’, un trabajo con el que la islandesa dice haber encontrado al fin su identidad.

Se trata de una identidad que nace de la dualidad de dos entes, como los de la portada. “Tienes que trabajar para unirlos”, comenta. “Y en el centro está ese “tú” con el que naces y que nunca se va. […] Ese sentimiento de estar paseando por algún lugar y de repente sentirte verdaderamente agradecida y saber que todo está bien”. A ese centro, o núcleo como lo llama ella, Torrini le ha puesto el nombre de Tookah, un término inventado con el que pretende identificar el “yo” con el que todos nacemos “antes de que la vida nos decore como a un árbol de Navidad, con todos los accesorios”.

Ese es el concepto tras ‘Tookah’, nuevo trabajo en la carrera de esta compositora de fragilísima voz cuyo debut (reconocido) se remonta a 1999. Torrini es también conocida por haber escrito ‘Slow’ de Kylie Minogue, a la que se asemeja ligeramente ‘Tookah’ (canción) por su inclinación electrónica. El tema homónimo que abre este disco promete, de hecho, un cambio de dirección bastante drástico en el sonido de la artista, con algún punto incluso a los Radiohead de ‘Amnesiac’.

Tal cambio al final no es tal, y ‘Tookah’ incorpora sintetizadores pero dosificando su peso a lo largo del disco, no enfocando su sonido en torno a él. Por ejemplo, ‘Elísabet’, que Torrini dedica a su tía, o ‘Carterpillar’ muestran a una Torrini escribiendo el tipo de canciones hermosas e intimistas que siempre ha sabido hacer, pero añadiendo, a su vez, esos matices nuevos que aporta la electrónica. ‘Home’, por su parte, brilla por su sonido orgánico y por su encantador ritmillo. No obstante, el gran single ‘Speed of Dark’ o la simpática ‘Animal Games’ sí extienden la propuesta de la pista inicial con resultados igualmente estupendos.

Solo la final ‘When Fever Breaks’, que en realidad tiene ya cuatro años (fue la primera canción que grabó Emilíana tras terminar el tour) sugiere que este giro hacia lo experimental puede dar también resultados mucho más arriesgados e interesantes. Sin embargo, sigue siendo en la introspección de temas como ‘Blood Red’ o ‘Autumn Sun’ donde Torrini cautiva más, porque no hay instrumento más hermoso en todo ‘Tookah’ que su voz, ese hilillo de puro espíritu que le sale del pecho cuando entona sus melodías más conmovedoras.

Calificación: 6,7/10
Lo mejor: ‘Tookah’, ‘Home’, ‘Speed of Dark’, ‘When Fever Breaks’
Te gustará si te gusta: una versión más accesible de los últimos Radiohead
Escúchalo: The Quietus

Etiquetas:
  • EasyRider

    Discazo! Para mi, un paso adelante respecto del disco anterior. “Speed of dark” y “Autumn sun” son dos temazos. “Tookah” es muy bueno también, y en general todas las canciones del disco están muy trabajadas. La única pega: que sólo tenga nueve canciones (sin contar el bonustrack de la edición especial).

  • Luis

    pues la verdad 6,7 es muy bajo, yo creo que un 8,5 estaría mejor, es grandioso el disco!

  • pongolove

    Me alegro que vuelva a sonidos a lo “Love in the time of science”. Acabó aburriendome cantando solo con su guitarrita…

    “Speed of dark” es un temazo.

Playlist del mes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend