Así no ganamos un Oscar

Por | 25 Sep 13, 17:30

¿Volverá a ganar España el Oscar a la Mejor película extranjera alguna vez? Si seguimos por el mismo camino que en los últimos años, la respuesta es simple: no. Ha pasado una década desde que nuestro país se llevó a casa por última vez la estatuilla gracias a Amenábar y su ‘Mar adentro’, y lo hicimos no porque fuera la mejor película de ese año, sino porque justamente aquel filme cumplía el requisito esencial para entrar en la competición: ser un producto al gusto de los americanos. Mientras los académicos no se graben esto a fuego, que no hay que mandar lo mejor sino lo que más posibilidades tiene, seguiremos engañándonos en plan Juegos Olímpicos creyendo que todavía importamos algo.

Bien es verdad que el cine español, aunque con cifras bastante decentes, este año no ha vivido su mejor momento. La gran esperanza Almodóvar, que estrenó en marzo ‘Los amantes pasajeros’, cosechó más críticas negativas que positivas. Claro que incluso de haber sido alabada por todos, seguramente tampoco habría sido seleccionada por la Academia para competir en los Oscar, ya que más de una vez esta institución, en un intento loable de hacer entender al mundo que hay vida en nuestra cinematografía más allá del manchego, ha ignorado casi todas sus películas desde que ‘Todo sobre mi madre’ compitiera y ganara en 1999.

¿Pero de verdad son los Oscar el mejor espacio para dar a descubrir los otros valores culturales de la marca España? ¿Nos tenemos que conformar con participar o queremos ganar? ¿No podríamos presumir ahora de tener más estatuillas si, por ejemplo, en lugar de mandar en 2003 ‘Los lunes al sol’ hubiésemos apostado por ‘Hable con ella’, que le valió a Pedro el Oscar al Mejor guión original y la nominación al Mejor director mientras que Fernando León de Aranoa se quedaba en casa? Seguramente sí, aunque la vida te da sorpresas y luego te encuentras con casos como ‘Volver‘, que en 2007 fue la elegida por la Academia pero no llegó a ser nominada por mucho que Penélope sí lograra competir en la categoría de Mejor actriz principal. Los caminos del Oscar (y los tejemanejes de su trastienda) son inescrutables.

En cualquier caso, queda claro que a Almodóvar no le hace falta una estatuilla dorada para estrenar en mercados internacionales, así que esto de elegirle siempre que estrene película sería injusto para los demás y hasta cierto punto, egoísta por parte de España. ¿Qué nos queda entonces? Para empezar, apostar por la cultura y dejarnos de subvenciones a los amigos. Resulta curioso que varias películas que han estado en las quinielas los últimos años como ‘El laberinto del fauno’, o incluso ganado como ‘El secreto de sus ojos’, fueran co-producciones que le dieron la gloria a países como Argentina o México pero que de haber conseguido más dinero en nuestro país podríamos considerar del todo nuestras del mismo modo que Francia considera suya ‘El discreto encanto de la burguesía’ de Luis Buñuel, ya que por muy español que fuera su director, ellos pusieron la pasta.

Esto también es aplicable al tiempo que tardan algunas producciones en reunir el dinero para poder rodar. La ‘Blancanieves‘ de Pablo Berger era un proyecto que se llevaba intentando levantar desde hace años, y de haberse podido terminar antes igual también podría contar con un Oscar en lugar de parecer la respuesta española al éxito de ‘The Artist‘, que lo ganó todo un año antes de que la Academia eligiera esta película muda como la ideal para competir en la última edición. Otras veces, directamente, pecamos de copiotas, y por eso títulos como ‘El Orfanato’ no consiguieron la atención debida. Y mención especial merecen las películas españolas que no son de “habla no inglesa” y por tanto no pueden competir, como ‘Lo imposible’, ‘Buried’ o ‘Los otros’.

Dejamos para el final un género del que siempre nos quejamos y que, por lo que se ve, tampoco gusta mucho fuera de nuestras fronteras. Nos referimos a la Guerra Civil Española y su postguerra, que no vende tanto como otros conflictos como la Segunda Guerra Mundial quizás porque los estadounidenses no nos salvaron de nada. ¿Será la temática la culpable de que títulos de gran calidad como ‘Pa negre’ o ‘Los girasoles ciegos’ no gustaran a la academia norteamericana? Lo más prudente es pensar que no, ya que entonces ‘Belle Epoque’ no habría logrado premio y ‘Secretos del Corazón’ no habría sido nominada.

De todas formas este año ninguna de las películas preseleccionadas tenía este supuesto handicap de jugar con nuestra historia, ya que ‘Quince años y un día‘, ‘La gran familia española‘, ‘Caníbal’ y ‘Alacrán enamorado‘ transcurren en tiempo actual. Ese no es su problema, sino que aunque buenas, ninguna de ellas (todavía no hemos visto ‘Caníbal’) roza el sobresaliente o el notable alto.

La de Gracia Querejeta, que ha sido la seleccionada, de hecho se queda en un aprobado raspado. ¿Y dónde quedan las posibilidades en América de una película que, de tan realista y espejo de la sociedad española que quiere ser, se queda irremediablemente encerrada dentro de nuestras fronteras? Nos alegramos por el equipo, desde luego, pero mucho nos tememos que en febrero, si no antes, volveremos a soltar eso de “otro año será”.

Etiquetas:
  • postureo

    de acuerdo 100%
    en los oscars, como en eurovisión, como en tantas cosas… españa va de paseo, gracias por participar. eso si, el deporte se nos da de fábula

  • bart_os

    Debe ser la primera vez que veo una crítica con la que estoy totalmente de acuerdo. Es lo típico que comentamos entre amiguetes cinéfilos: ¿queremos mandar la mejor película o ganar?.

  • Human

    Una observación: los Oscar a mejor película extranjera poco tienen que ver con los gustos de los americanos… de hecho, pocas veces una película ganadora de este premio consigue una taquilla aceptable allí.
    ¿U os creéis que Amour o Departures (por citar un par) fueron grandes éxitos en USA?
    Tienen que ver más con lo conocido que sea el director, los actores o incluso, a veces, por pura suerte.

  • bart_os

    Ah, qué se me olvidó antes!!. Directitos hacia la hostia en 3, 2, 1…

  • Txomin

    Es bobada volver a mandar otra peli de Almodovar porque lo primero que van a decir los americanos es “esta ya la he visto” y varias veces además.

    Una puta, dos transexuales, tres gays y cuatro monjas, o variaciones en la cantidad de personajes de cada uno de esos patrones. Es normal que les parezcan todas iguales.

    Una vez contando mi primer viaje a Madrid el consenso era total, con esta aventura de 3 días Amenabar haría una Road Movie cojonuda pero a Almodovar le daría para 10 de sus cutreces, una de cada capítulo, y le sobraría material para una serie de televisión de 6 temporadas.

  • Txomin

    @Human

    Amour o Departures tienen más que ver con que son muy buenas películas ¿No crees?

  • Warp

    Los Oscar tienen una parte de cinematografía y otra de negocio. Todos los candidatos tienen que sudar promocionando su película si quieren ganar. Almodóvar se gastó el morro con Mujeres… que perdió ante Pelle el Conquistador. Con todo, le salió mejor la jugada al manchego, que desde entonces es idolatrado allí.

    Me hace gracia que la Academia mande títulos que no se han estrenado. ¿Cómo pueden saber cuán buena es antes de verla? Es como las críticas en los periódicos a las películas de la tele: es evidente que el redactor muchas veces no la ha visto pero intuye cómo va a salir (a veces las puntúan aunque sean estrenos…) Caníbal se presentaba en San Sebastián ¿cuándo la han visto los académicos? ¿En pases privados? ¿Se estrenó de tapadillo y no ha trascendido?

    Y con el nivel de este año, no íbamos a ningún lado. Sólo se ha visto cine español en San Sebastián, en el resto de festivales, cero patatero. ¿Por qué será?

  • Central Perk

    Ni que el Oscar fuera lo más importante para la industria. Se plantea siempre como el objetivo final al que hay que llegar o el año es un fracaso. Pos oye, prefiero mil veces un año de muchas películas españolas de calidad que hagan buena taquilla nacional (no digo que sea el caso de este año ni mucho menos) a romperse el culo o lamérselo a los de allí por una estatuilla.

    @Warp se organizan pases para los académicos aparte de su proyección en los festivales (o incluso se les proporcionan claves para verlas en portales de internet, legales, claro), pero no de tapadillo, sino por el simple hecho de que la mayor parte de las películas que se creen con posibilidades para los Goya retrasan su estreno lo máximo posible para causar mayor influencia (con una entrega de premios próxima en teoría la gente va más al cine, así lo hacen también en los Oscars), pero si los académicos las vieran también entonces contarían con apenas unas semanas para ver el máximo número posible de ellas, decidirse y votar.

  • Muchas de las cosas que leo aquí no son ciertas. O son muy discutibles.

    Primero: que la de Gracia Querejeta es un aprobado raspado ¿según la opinión de quién? ¿La vuestra? ¿Es canon la opinión de JNSP respecto al cine?

    Segundo: ¿que “El orfanato” no está valorada fuera de nuestras fronteras? No sólo está MUY valorada (vino bajo el brazo protector de Guillermo del Toro, alguien que tiene un prestigio), sino que España hasta anteayer tenía fama de ser uno de los principales productores de cine de terror interesante.

    Tercero: ya empezamos con la SANDEZ de la guerra civil. Eso no sólo es mentira, una puñetera mentira que no paráis de repetir los que no veis cine español y os metéis con él en plan barra del bar, y una mentira contrastable en cuanto miráis la lista de películas españolas producidas cada año… sino que, parafraseando al maestro absence ¿cómo no va a ser un tema recurrente si lo tiene TODO? ¿Y de dónde sacáis que no gusta en el extranjero?

    Un artículo que se basa en el “todos lo saben” y en las opiniones de barra de bar, que creo que muestra en qué se ha convertido Claudio “a mí no me gusta el western” al hablar de cine, a quien creo que con la edad se le va juntando la soberbia con la ignorancia (entendiéndose ignorancia no como la falta de conocimiento, sino como la impermeabilidad al aprendizaje). Y mira que anteayer estaba leyendo la crónica de “Hoy no me puedo levantar” y preguntándome a dónde se había metido ese tipo.

    Sólo una cosa más: avisadme, una vez se carguen el cine español, a quién vais a tener de Némesis. Porque va a ser verdad que es en el único enemigo común que coinciden los que se llaman de izquierdas y de derechas en este país.

  • David,etc.

    Interesantes opiniones todas.

  • Moncho

    El Risingson ese es un flipao que no sabe ni lo que dice.

  • RISINGSON, bravo. No podría estar más de acuerdo contigo en todo. Respecto al artículo, aún hay más inexactitudes de las que has mencionado: ¿que “Mar adentro” ganó porque era exactamente lo que gusta a los académicos? Falso: en su estreno en Estados Unidos previo a los Oscars fue un fracaso como un piano, pasó sin pena ni gloria por todas partes y la distribuidora americana movió cielo y tierra para que sonara todo lo posible a los académicos (incluso la relanzaron con otro enfoque más “romántico” en el trailer) y recuperar el dinero invertido en ella… Lo he resumido mucho, pero os recomiendo el documental sobre la carrera a los Oscars que viene como extra en el DVD de “Mar adentro”, donde insinúan que prácticamente fue un Oscar “comprado” por la distribuidora… y donde, de paso, dejan bastante claro cómo funcionan realmente estos premios de tanto “prestigio”. Otra inexactitud: “Belle Époque” no estaba ambientada ni en la guerra ni en la posguerra civil, sino mucho antes: poco antes de la segunda república. Y a saber qué más errores habrá en esta “Pequeña Biblia de Cómo Está el Panorama”, la verdad. En fin, y respecto al tópico absurdo de que hay demasiadas películas españolas sobre la guerra civil (qué curioso, por cierto, que ningún fiel súbdito españolito de Mamá Estados Unidos se queje jamás de que hay demasiadas películas americanas de superhéroes, de la pareja de turno de policías blanco y afroamericano -e incompatibles, claro-… o que todos los puñeteros veranos nos vuelen por los aires la Casa Blanca), lo dicho, otro tópico tan absurdo y desinformado como el de que casi todo el cine español es una bazofia: solo un 1,4% del total de la producción cinematográfica española de la última década iba sobre la guerra civil. Pero seguimos con los prejuicios de siempre y tirando piedras sobre nuestro tejado (aunque el tejado no lo hayamos visto en la vida ni nos interese mucho verlo), a ver si tumbamos esto de una vez por todas. En fin, como decían en “Balada triste de trompeta”, la culpa es de este país, que no tiene remedio. http://cinemania.es/noticias-de-cine/solo-el-14-de-las-peliculas-de-la-ulima-decada-hablan-de-la-guerra-civil

  • Grékov

    Impresionante manera de buscarle 5 pies al gato, cuando la cuestión es sencillísima: con contadísimas excepciones, en los últimos años no hay película española que le llegue a la suela de los zapatos de ninguna ganadora del premio, y si me apuras, de algunas de las finalistas.

    Pero es que sólo hace falta ver los Premios del Cine Europeo. El p*to páramo para el “cine español”. Y ahí no hay excusas baratas de “…al gusto de los americanos”.

    Frase por otra parte casi sonrojante, y más cuando en el mismo texto se cita la de Buñuel. ¿Existe algo más genuinamente europeo y menos “americano” que esa película? (Hay tonleadas de ejemplos y no hace falta ir tan lejos, con Amour pasa lo mismo).

  • loqueque

    Lo cierto es que sí, que el artículo da un poco de vergüenza. Pero ya desde la premisa: ni que hiciera falta ganar un oscar para hacer buen cine o viceversa. Si queremos hablar de buenas pelis, pues venga, y si queremos hablar de cómo se gana un oscar, pues venga también. Lo demás son churras y merinas en una orgía.

    A ver cuándo os ponéis en el tema cinematográfico, que os queda un poco cojo con artículos como este. Lo mismo lo suyo va a ser dejar esto en una página de música.

  • loqueque

    Y se me olvidaba. Con la cantidad de países que producen cine de habla no inglesa, ¿no es terriblemente pretencioso esperar ganar un oscar cada cinco o diez años? Pero insisto, si de lo que se quiere hablar es de la industria española, ese es otro debate.

  • GRÉKOV: No podemos confundir malas películas (o mediocres) con películas que nos parecen menos espectaculares, más lentas o sin el doblaje maravilloso con que nos llegan las películas estadounidenses (porque esa es otra: mucha gente cree que tenemos pesimos actores, cuando el cine estadounidense que ven solo es doblado y, por tanto, cuando oyen a un actor hablando con su voz original les suena como si estuviera retrasado, poco menos).

    – En 2002, la ganadora del Oscar fue “Una mente maravillosa”, película de la que casi nadie se acuerda porque es francamente floja e irregular.
    En 2003, la ganadora del Goya fue “Te doy mis ojos”, un drama francamente inquietante con unos protagonistas tan bien definidos que ya los querría para sí más de una película americana.

    – En 2006, la ganadora del Oscar fue “Crash”, otra de la que nadie se acuerda, que no pasa de película coral resultona sin más. Ese mismo año, en España se llevaba el Goya “Volver”, que es una de las mejores películas de Pedro Almodóvar (y del cine europeo de aquel año).

    – En 2009, la ganadora fue “Slumdog Millionaire”, una de las peores películas de Danny Boyle de la que a día de hoy casi nadie se acuerda tampoco, con un dibujo de personajes de trazo grueso no, lo siguiente (a mi gusto, solo se salva la parte de la infancia de los protagonistas). Y con un número musical final al estilo de Bollywood que ni iba ni venía y daba vergüenza ajena.
    ¿Qué ganó ese año en los Goya? “Celda 211”. No te digo más.

    – En 2012 el Oscar se lo lleva “The Artist”, que de esta sí se acuerda la gente (a lo mejor porque es del año pasado… ya veremos en cinco). A mí es una película que me sacó de mis casillas por lo manipuladora que era a la hora de pedir premios (muy francesa para los franceses, muy estadounidense para los estadounidenses y muy blanca en todos los sentidos). Me aburrió, me sentí manipulado, me pareció que había películas mudas que en su época ya eran bastante más complejas narrativamente que esta, cuya historia me habían contado mil veces (en “Cantando bajo la lluvia, sin ir más lejos) bastante mejor…
    ¿Y qué gana el Goya en 2013? “Blancanieves”, un cuento gótico ambientado en una España mítica (que hay que tenerlos bien puestos para concebir algo así) y que, al contrario de “The Artist” (a la que llevaba ventaja como proyecto, pero se estrenó más tarde), no jugaba con la nostalgia cinéfila hollywoodiense de millones de personas, sino que homenajeaba más el cine mudo europeo. No hace falta que te diga cuál de las dos me parece muy superior.

    Y esto solo son algunos ejemplos para desmontar eso de que el cine que se hace aquí es muchísimo peor que el de allí. Pero la lista se puede ampliar perfectamente: ¿en serio es mejor “Paseando a miss Daisy” que “Amantes” (ambas ganadoras respectivamente del Oscar y el Goya del mismo año: 1991)?

    ¿De verdad alguien considera que “Shakespeare enamorado”, por muy simpática que sea, es mejor película que “Todo sobre mi madre” (ambas ganadoras respectivamente del Oscar y el Goya del mismo año: 1999)?

    En fin… Que hacéoslo mirar, en serio.

  • moremoore

    El gran problema del cine español con las “películas sobre la guerra Civil” es que para el grueso del público que se queja por ello, CUALQUIER película que se ambiente en España entre 1910 y 1978 es “otra película más sobre la guerra civil”

  • Marianico

    El problema de Almodóvar es que ya no escandaliza a casi nadie. Ya no estamos en los ochenta, ni España es una excepción ni cultural ni en casi nada (salvo en el paro, claro). Somos todos muy modelnos y muy desprejuiciados, no nos sorprende nada salvo ver a un tío que sepa fabricar zapatos sin una cadena de montaje ni simuladores informáticos. Almodóvar, te has quedado rezagado. Y eso para un modelno de pro tiene que ser muy fastidiado.

  • Pescaíto

    Me parece una tontería de debate el que no hay que enviar “la mejor película” sino “la que guste más a los americanos”.
    Hay que enviar siempre la mejor, y si no gana no pasa nada.
    No creo que Almodóvar precisamente haga un cine muy “americano”. Lo que ha hecho es forjarse una reputación, que es lo que tienen que hacer los cineastas de aquí.

  • Pescaíto

    Por cierto para mí el tal Bayona es un cero. ‘Lo imposible’ era una tomadura de pelo: 15 minutos de película, hora y pico de relleno.

    No es el tipo de cine que yo enviaría con orgullo a los Oscar.

  • díaredondo

    Porque usar en un artículo como este la frase “Marca España” cuando es un nuevo concepto que tratan de implantar( PATRIOTISMO=EMPRESA), que tiene que ver el cine de autor con esta marca y peor aún jenesaispop con el concepto?

  • Human

    @Txomin

    Totalmente, lo que quería venir a decir es que no por ser afines a los gustos americanos, como se dice en el artículo, una película gana el Oscar a la mejor película extranjera. Me atrevería a decir casi todo lo contrario, quizá es la categoría más innovadora dentro del conservadurismo de este tipo de premios.

  • Diadermine

    No sé a que viene tanta preocupación, ni siquiera somos candidatos todavía, simplemente mandamos esa película a participar. Nos la devuelven enseguida, no os preocupéis :)

  • CremaNivea

    “¿Pero de verdad son los Oscar el mejor espacio para dar a descubrir los otros valores culturales de la marca España?”

    ¿No serán los otros valores culturales de España? Qué pesadito está el periodismo con lo de “la marca”.

  • Grékov

    caotico_jq: Hombre, aquí se está hablando del premio a película de habla no inglesa, y como sabrás este premio no tiene nada que ver con el de mejor película (no sólo por lo obvio, claro).

    En ningún momento he querido comparar con el cine americano, sino con el cine del resto del mundo. De hecho, ya puse que en los premios del cine europeo la cosa va igual de mal.

    Y ya que hablas de “Te doy mis ojos”. Pues sí, gran película, ganó todos los Goya importantes, y luego ni estuvo entre las 3 preseleccionadas para los Oscar. Ha pasado varías veces. ¿Eso es normal? Si una película es la mejor, ¿por qué luego va otra?

Send this to a friend