PJ Harvey y Edwyn Collins, entre lo mejor de un crecido BIME

Por | 29 Oct 16, 13:05

JavieraMenaCon esta edición el BIME (9000 asistentes este viernes) se ha confirmado no solo como uno de los mejores festivales de invierno del circuito nacional sino como una cita casi ineludible, en la que se engloba todo lo que su hermano mayor -el BBK Live- no termina de abarcar. A Suede, The Horrors, PJ Harvey, Nacho Vegas o a Edwyn Collins no se les puede poner ni un pero, ni en general ni en sus actuaciones de anoche, pero es innegable que no suponen un reclamo para la audiencia más joven. Quizá haya sido esa la razón por la que era prácticamente imposible atisbar en el recinto a alguien menor de 30 años y quizá también sea esa la causa de que el festival, año tras año, siga aumentando su éxito entre una audiencia más madura.

Desde la primera vez que vi en directo a Javiera Mena en el Primavera Sound del 2011 la autora chilena solo ha publicado un disco, el estupendo ‘Otra era‘, pero, por lo que se pudo ver anoche en Barakaldo, es como si hubiera lanzado 8 trabajos más y se hubiera curtido en varias giras multitudinarias. Acompañada de 4 bailarinas a lo Grimes -Lucía, Sheila, Ana y Andrea-, Javiera lanzó sin cesar unas bases atronadoras que hicieron bailar a los asistentes. La sucesión de ‘Espada’, con una coreogría divertidísima, ‘Luz de Piedra de Luna’ y la casi obligada versión de Fiordaliso conformaron un triple combo irresistible que sirvió también para demostrar que a veces el pop para masas puede llegar a ser un género muy minoritario.

No es que Edwyn Collins necesite ningún extra para ocupar un puesto destacado en el cartel de cualquier festival que lo programe pero es cierto que, tras el doble derrame cerebral que sufrió, existe cierta curiosidad por saber cómo se encuentra. Más allá de unas secuelas físicas evidentes (parálisis de un brazo, dificultad para andar y para hablar) Collins demostró que puede seguir ofreciendo directos y que cantar es una de las capacidades que no ha perdido. Así, desgranando un repertorio que va desde lo notable hasta lo sublime, el autor de la archifamosa ‘A Girl Like You’ fue soltando perlas como ‘Loosing Sleep’, ‘Home Again’, ‘Low Expectations’, ‘Felicity’ o ‘Make Me Feel Again’ arropado por una banda que suplía las carencias que la enfermedad pudiera haberle causado. Un must.

PjHarvey

PJ Harvey arrancó con ‘Chain of Keys’ y terminó con ‘River Anacostia’, ambas de su último disco ‘The Hope Demolition Project‘, que fue el protagonista del setlist. Entre una y otra, Harvey y los 9 miembros de su banda pudieron disfrutar de unos asistentes expectantes ante cada canción y que convirtieron el mundo en algo más apetecible al recibir ‘On Battleship Hill’ o ‘The Words that Maketh Murder’ como los hits que son. Se ha hablado mucho sobre la trayectoria de esta mujer y sobre la incuestionable calidad de sus trabajos pero poco hemos analizado su presencia escénica y cómo, a pesar de la multitudinaria banda y la escenografía, ella sigue siendo la absoluta protagonista. Y si a todo esto le sumas una interpretación enloquecida de ’50 Ft. Queenie’, el resultado que obtienes es que PJ Harvey se merece que le rindamos pleitesía al menos una vez a la semana. En lugar sagrado a ser posible.

Mientras Richmond Fontaine maldecía a la organización por hacerle coincidir con The Horrors y contaba a las 8 personas que estaban como público, la banda de Faris Badwan -que hacía doblete tras haber actuado con Cat’s Eyes- salía al escenario principal con su particular estilo apisonadora. Teniendo ‘Primary Colours‘, uno de los mejores discos de la década pasada, y ‘Skying‘ en su repertorio, poco importa que ‘Luminous‘ fuese una decepción en toda regla. Es imposible resistirse en directo a ‘I Can See Trough You’. Solo un concierto así puede hacer que perdone a la organización y a las interminables colas para acceder al recinto por hacer que no pudiera llegar a tiempo para ver a Cat’s Eyes.

TheHorrors

Si Nacho Vegas y el Coro Internacional Matriarcal Antifascista que hizo que ‘Lo que Comen las Brujas’ fuese algo mítico, llenó hasta la bandera el escenario/teatro, Suede consiguieron otro tanto en el Escenario 2. ¿Siguen los de Brett Anderson publicando discos solo por la excusa para salir de gira y tocar los éxitos de siempre o tienen todavía algo que ofrecer? Después del concierto anoche, y por si alguien todavía no se había enterado, la respuesta correcta es la segunda. Con una propuesta que ya quisiéramos ver en muchos otros grupos, Suede tocó su último trabajo, ‘Nights Thoughts‘, detrás de una pantalla sobre la que se proyectaba la película que se rodó ex-profeso para el disco. ¿Hay mejor forma de obligar a los fans recalcitrantes o a los oyentes casuales a escuchar tu última propuesta? Tras las quejas, protestas, deserciones y lamentos en twitter (aquí mi favorito), la pantalla se levantó y, ya sí, llegaron ‘Animal Nitrate’, ‘Trash’ y ‘Beautiful Ones’, con la que terminaron. El sonido cristalino, la originalidad de la propuesta, la presencia escénica y el derroche de energía de Brett Anderson son cosas que justifican la existencia de un grupo y el pagar una entrada por verlos.

Suede

Fotos: Ignacio Urrutia (BIME).

  • JoeCarioca

    Qué rabia no haber podido ir a ver a PJ Harvey! :(

  • Ricardo Babooshka

    A mí precisamente una de las cosas que más me gustaron de ella fue que, a pesar de su personalidad incontestable, le de tanta importancia al concepto de banda y ceda el protagonismo a la misma lo máximo posible

  • PongoLove

    PJ… puro amor, puro amor.

  • jim

    Habéis confundido On Battleship Hill con The Glorious Land. Aunque ya la podía haber tocado.

  • NDM

    Es cierto. De hecho en las notas del iPhone anoté “trompeta glorious”.

  • NDM

    Sí, en ese sentido es muy generosa pero creo que aunque cantase desde el camerino seguiría siendo la absoluta protagonista.

  • Muñoz !

    MENA QUEEN OF POP

  • david

    Gran edición de este año. Repito que parece que lo hayan realizado para mí. Grandes conciertos. Sobre todo Suede, Chemical y Moderat. Con Moderat me quedé sin palabras y todavía no encuentro ni una. Chemical, ya son varias veces que les he visto y bueno nunca decepcionan. Buen setlist. Menos mal q había mejor sonido en esta actuación xq en los shows anteriores, dejaba mucho q desear. Entre ellos Horrors.
    Pj Harvey, muy bueno, grandes músicos!
    Y con Suede, q también son varias veces que les he visto y cada vez me enamora más. Hay que tener huevos tocar su disco con la proyección de la película en un festival. Qué grandes. Volviendo a lo q eran, con esa esencia que les caracterizó, con el cuidado de la imagen, las proyecciones en los conciertos. Mucha gente se quejó y se fue xq no sabían nada del tema. En la web de Bime lo explicaban bien. Q tocaban su último disco íntegro con la película y después los hits entre otras. Hay q informarse. Está claro que éramos cuatro gatos fans. Yo flipo la gente q pierde el culo acoplándose en las primeras filas y resulta que no estaban interesados en nada, una chica se fue después de Like Kids diciendo q era el peor concierto que ha visto. Yo me callé en decir q después iban a tocar los temas que ella, la ignorante, las conocía.
    Gente inculta q me da mucha rabia, es lo q tiene los festivales. Que de verdad se sabe quiénes van a un concierto de tal grupo y otra verlo en un festival y cantar Metal Mickey, Anima Nitrate, Trash y Beautiful Ones. Suede ya no tiene más canciones x lo q se ve.
    No pierdo el culo xq conozca y me guste cuatro temas de tal grupo. Y no se dio el caso. Yo voy a lo q me gusta.
    Y una vez más lloré con The Asphalt World. La tercera vez q les veo después de Londres este año.
    Grande Bime. Este año se ha salido.

  • GMBMM

    Si he de ser sincero preferiría no volver a presenciar un bochorno como fue el concierto de Suede.

    Hay que reconocer que todos los que actuaron despúes de PJ Harvey quedaban en muy mal lugar por que su concierto fue insuperable. Aún así el recurso de la película no sólo fue el pase de un mal melodrama lleno de lugares comunes, con momentos de vergüenza ajena como la “fiesta” con un mal homenaje a Dog Man Star (a que venía ese pixel) y al vomito de pega de We Found Love. Al final la pantalla se convertía en un parapeto que le hacía un flaco favor a su último disco.

    El interludio con pruebas de sonido mientras escuchabamos cualquier otra cosa tampoco es que ayudase, dando la sensación de que durante la primera parte ni tan siquiera habían estado ahí tocando. Y al final parecía que los cambios en el escenario sólo servían como atrezo para que Brett pudiese dar unos saltos espasmódicos, más próximos al giro pirueta Bisbal que a ninguna otra cosa.

    Un buen recurso como la proyección, que podría haber enlazado con una tradicción iniciada en la colaboración de La Velvet y Warholl, se convertia en un trailer, malo, que no ayudo a disfrutar del concierto.

    En cambio Polly Jean recurrio a la economía de medios para construir un concierto que, practicamente, recorria integro The Hope Six Demolition Project, quedando como diosa indiscutible. Suede quedarón como una mamarrachas destrozando un mito a base de absurdeces innecesarias…

  • Alberto Miquelez Sanz

    Con suede estoy muy a favor de lo de #Cortomalo, aunque me parece muy optimista llamarlo corto. Me parece muy bien que sientan su lado artistico llamandolos, pero que suban el puto video de marras a yotube, y ya lo veremos si queremos. Menos mal que luego demostraron que siguen pudiendo dar un concierto en condiciones.

Send this to a friend