El vídeo bajo demanda acabará con la hegemonía estadounidense en el mundo de las series

Por | 03 Dic 16, 12:39

vodHace unos años la historia de todo seriéfilo que se preciase siempre era la misma: un colega te preguntaba si habías visto tal o cual serie (inserte aquí una nacionalidad que no sea estadounidense) y ahí comenzaba el periplo. Lo que para muchos no era nada más que una muestra de esnobismo, para muchos de nosotros se convertía en la obsesión de ver, con nuestros propios ojos, las bondades de tal o cual producto televisivo.

La odisea comenzaba, muchas veces, por un rápido repaso a páginas de torrents. Y continuaba después por las páginas de subtítulos, una tarea que en multitud de ocasiones era aún más ardua. Si bien casi cualquiera se puede tragar un capítulo random en la lengua de Shakespeare sin necesidad de ayuda escrita, hacerlo en noruego, danés o sueco es algo que se nos antoja francamente complicado. Aún así muchas de estas series consiguieron dar el salto, y convertirse en clásicos dignos de cualquier serie-adicto. La primera temporada de ‘Bron / Broen’, ‘Forbrydelsen’, la más reciente ‘Okkupert’… y eso por citar solo algunos de los casos de los muy prolíficos países nórdicos.

Porque si hay algo indudable, eso es que en realidad han sido los Estados Unidos los que llevan ganando la partida en la pequeña pantalla todos estos años. Les avala un amplio mercado (en el que algunas cadenas como la HBO pueden estrenar productos más marcianos sin necesidad de arriesgarse demasiado) y una potencia financiera que ya quisieran para sí muchos productores de televisión de todo el mundo. Sin embargo, este panorama empezó a cambiar hace unos años, con la aparición de las plataformas de vídeo bajo demanda. Asi, las dos primeras temporadas de ‘Bron / Broen’ pueden encontrarse hoy en Yomvi (Movistar+), y hemos podido disfrutar de ‘Okkupert’ en ese mismo servicio. Aunque es el caso de Netflix el que más interesa, especialmente gracias a su producto ‘Originals’. Bajo este nombre, la VOD aglutina tanto producciones originales como coproducciones y acuerdos exclusivos de distribución centrados en los diferentes mercados locales en los que opera. Algo que la hace muy distinta de todas sus competidoras.

Es por eso que estamos disfrutando, desde ya, de algunas joyas que de otro modo no hubiésemos podido llegar ni a oler. ‘El Marginal’ (Argentina), ‘Club de Cuervos’ (México), ‘3%’ (Brasil), ‘Midnight Dinner: Tokyo Stories’ (Japón), ‘Fauda’ (Israel). De momento algunas de ellas aún pueden contarse solo con los dedos de una mano, pero con el ímpetu que está poniendo la compañía en su producto original (recordemos que se ha hecho con los derechos para continuar ‘The Killing’, ‘Black Mirror’ o ‘El Ministerio del Tiempo’, el caso que nos toca más cerca) está claro que este catálogo no va a hacer otra cosa más que acrecentarse en el futuro. Y además del catálogo original, continuarán dando visibilidad a productos más locales, cuyo recorrido solía ser bastante más ajustado a su zona de influencia.

¿Supone esto el fin de la hegemonía estadounidense en la pequeña pantalla? Lo cierto es que al final del todo, sigue siendo una compañía estadounidense la que está financiando productos más regionales. Pero está claro que este tipo de política impulsa la creación propia, y uno termina sorprendiéndose al ver aparecer productos de ficción distópica brasileños (‘3%’) que tiene a un toque de mando de distancia, en streaming, sin anuncios y cuando y donde quiera. Si a ello le añadimos que cada vez más plataformas de vídeo bajo demanda están interesadas en el mercado español (la última en llegar ha sido HBO, ahora solo nos queda esperar a Hulu), el futuro de las series podría ser realmente brillante (y diverso).

Claro, que también puede que necesitemos pedir un crédito para pagar cada servicio de VOD que aterrice en España. Pero eso, queridos amigos, da para otro artículo.

  • Edwin Borrero

    Bendito dios, la verdad es que Estados Unidos no son los mejores en producir series ni en hacer películas.

  • zmanuel twz

    No solo series, que también se producen películas…ahi la guerra con los cine, o las ditribuidoras.

  • Sr. Thompson

    A ustedes ‘El Marginal’ les aparece como original de Netflix?

  • Warp

    Me puse Netflix para ver Stranger Things y he pateado varias series de ciencia ficción. Me he topado con 3% y con ARQ. Ambas dan ciencia ficción hecha con muchas ideas y poco dinero. La primera es una serie bien brasileña planteada, con una producción que aprovecha con astucia sus escasos recursos y que no escatima en actores creíbles. Las secuencias están rodadas con dinamismo y saben dosificar el ritmo, pegándote a la pantalla.

    ARQ es otra producción Netflix de Estados Unidos con aún menos recursos que consigue dar una vuelta de tuerca a los bucles temporales. Es más un telefilm con esteroides que una película, sin embargo, todos los cabos que se te van ocurriendo se van dejando muy bien atados (salvo algún atropello al final, que perdonamos). La producción se gastó íntegramente en el único plano de exterior, porque el resto es una producción que casi rinde cuentas al teatro: pocos escenarios, pocos cambios de plano y mucho trabajo de actores.

    Ambas, en mi opinión, se han escogido por sus historias, no por sus despliegues o sus nacionalidades. A mi me da la sensación de que Netflix quiere gastarse el dinero justo para ofrecer historias de mucha calidad, demostrando lo que siempre hemos sabido: que si tienes una buena historia, el resto es accesorio. Y me alegro de que sea así.

Playlist del mes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Send this to a friend