Algora / Folclore del rascacielos

Por | 08 Mar 17, 18:49

a3743711697_16La composición de ‘Baloncesto’ para La Prohibida, su mejor canción junto a ‘Paraaguas’ y su mayor éxito en las plataformas de streaming (van medio millón de reproducciones, deberían ser muchos más), no ha movido un pelo a Víctor Algora. Ya lo avisaba él mismo: “En mi nuevo disco no hay nada que se le parezca, así que ya aviso que si quieren más ‘Baloncestos’ no los van a encontrar aquí”.

La prioridad del artista, por el contrario, continúa siendo en este ‘Folclore del rascacielos’ desarrollarse como cantautor, como comprobamos en el single de presentación ‘Europa y el bosque enamorado’ y como confirma el primer tema, ‘Antinoo’. Sus melodías son tranquilas y reposadas, incluso esquivas, logrando que “Europa” resulte una canción difícil, opaca, sobre todo si sumamos su ambigua letra que parece hablar sobre refugiados pero en realidad, según él mismo, habla de homofobia. Tantas cosas ha querido decir Algora que su melodía no logra sobresalir. De hecho, apenas respira.

La prioridad de Víctor, pues, parecen unos textos que se mueven entre esa cotidianidad de sexo y drogas que tanto le caracteriza (el álbum habla sobre algo muy digno y que ya nunca pasará de moda, la “soledad elegida”) y una suerte de mitología urbana que probablemente ha dado lugar al nombre del álbum. El arranque de ‘Sombra del reptil gigante’ no puede ser más ilustrativo (“me tiré a todo lo que se movía / y probé todas las drogas que existían”), mientras que la gran ciudad y muchas de las cosas que pueden rodearla inundan el disco de metáforas (los rascacielos en ‘El escalador’, King Kong, los dioses que por la mañana se convierten en hombres).

Por suerte, que Algora se haya centrado en las letras (por favor, para la próxima, sin faltas de ortografía en el libreto) no significa que no tenga a mano los sintetizadores de su otro proyecto La Evolución del Hombre al Pájaro o que haya dejado de lado temas un poco más uptempo. Hay un par de canciones con un bajo bastante electro y post-disco a lo Blondie, como es el caso de ‘Desayuno sobre la hierba’, y ‘Canción de amor a Satanás’ podría ser una de las canciones electrónicas de Magnetic Fields y sobre todo de Casiotone for the Painfully Alone.

Entre teclados cósmicos como sacados de una canción de OMD o incluso Kraftwerk (el inicio de ‘Antinoo’ o el de “Sombra”) y alguna melodía ochentera como de Olé Olé meets Radio Futura (la mencionada “Desayuno”), lo que mejor se le ha dado esta vez parecen los medios tiempos. ‘Los ojos de Pablo’, con un aire a The Cure, y ese gran estribillo, debería haber sido el single de ‘Folclore del rascacielos’; y asimismo despunta especialmente la final ‘El amado distraído’, tan visual y tierna en su arranque “hay un hueco en mi corazón con la forma exacta de tu cuerpo”. ¿Existe la figura del cantautor súper pop o “la biología lo impide”?

Calificación: 6,5/10
Lo mejor: ‘Los ojos de Pablo’, ‘El amado distraído’, ‘Canción de amor a Satanás’, ‘Círculo’, ‘Desayuno sobre la hierba’
Te gustará si te gustan: Javier Álvarez, el tercer disco en solitario de Carlos Berlanga, Family, Dar Ful Ful
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • jesper

    Creo que os quedáis cortos en la nota. El disco es precioso

  • Joss Pelvis

    Es gracioso eso de comentar las faltas de ortografía, mientras poco después se escribe mal el nombre del disco La Evolución del Hombre Pájaro. Nivel …

  • delgatto

    Hablar de las mejores canciones de Algora y obviar “La era punk” me ha hecho ver por donde iría la nota. Buen disco.

  • sabild

    obviamente, sólo sebas podía ser
    vergüenza ajena..

  • Chantico Yaokali

    Que bueno, por eliminarme de Facebook

Playlist del mes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR