The Feelies / In Between

Por | 30 Abr 17, 16:10

feeliesThe Feelies siguen tomándoselo con calma. ‘Here Before’ supuso su regreso tras 20 años de parón y han tardado otros seis en darle continuación. Como si quisieran hacer las cosas despacito pero muy bien. Y tan bien: ‘In Between’ es un disco cautivador y redondo, una exhibición de magnífico pop alternativo en que demuestran por qué son unos de los padres del invento. Suena fresquísimo, desprende un entusiasmo contagioso y revela un estado de forma estupendo.

Grabado en casa (se nota), autoproducido como es habitual, ‘In Between’ es un artefacto fuera del tiempo, tan factible de haber sido parido ahora como en 1983.

Un poco menos luminoso, un punto más calmado y reconcentrado que ‘Here Before’, mantiene el nervio y el gusto por las canciones sencillas-pero-categóricas de siempre; la diferencia es que lo que antes era eléctrico, ahora es principalmente acústico; las canciones están construidas a base de guitarras y bajos desenchufados, con pocas baterías -la percusión, en muchos temas, se consigue por otros medios- y melodías pasmosas, lo que les hace sonar un poco a Violent Femmes. Las apariciones de la electricidad son escasas pero estelares. La voz avejentada de Glenn Mercer sabe jugar primorosamente con sus escasos recursos; más que cantar, parece salmodiar, pero eso no afecta en nada a la expresividad de las canciones, como se puede comprobar desde el principio con la soberbia ‘In Between’; pegadiza, con fantásticas armonías vocales respondiendo a Mercer, sin batería (y a lo loco), resulta una pieza de pop clásico tan certera que manda a la porra cualquier atisbo de reticencia.

Y el resto sigue por la misma senda. ‘Turn Back Time’ (brevísima), está repleta de bellas filigranas de guitarras. ‘Stay the Course’, ya con batería, remite a los lejanos tiempos del Nuevo Rock Americano (especialmente a los R.E.M. de ‘Murmur’). En ‘Flag Days’ crean tensión chulesca entre la intro y la voz de Glenn Mercer, monocorde pero irónica. La algarabía se frena en ‘When to Go’, melancólica, en que el tono de Glenn se torna quejumbroso, a juego con el riff plañidero de la de guitarra. En ‘Been Replaced’ y en ‘Gone, Gone, Gone’ (irresistible melodía y furioso final) les roban la cartera a los Pixies sin ni siquiera estar enchufados. ‘Make it Clear’, con su órgano vetusto y su melodía subyugante, es un caramelo de ayuda pop de menos de tres minutos. Y para rematar, el reprise de ‘In Between’, repleto de fuzz y con la batería aporreando, alargado hasta los 9 minutos de contenida locura psicodélica, como colofón a un disco aparentemente sencillo pero enorme. Yo no pretendo malmeter, pero ya quisieran otras luminarias ‘indies’ americanas (Pixies, Wilco…) seguir sacando semejantes discazos y sonando tan frescos y necesarios como The Feelies en 2017.

Calificación: 7,8/10
Lo mejor: las dos ‘In Between’, ‘Flag Days’, ‘When to Go’, ‘Gone, Gone, Gone’, ‘Make it Clear’
Te gustará si te gustan: Violent Femmes, los R.E.M. de 1981-1984, el rock americano alternativo de los 80.
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • Williamreid

    Gracias por la recomendación, suena muy bien, maduro, limpio, buen gusto, menos es mas.

Playlist del mes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR