10 libros para llevarte en la maleta este verano

Por | 16 Jul 17, 15:57

Feminismo, historia, psicoanálisis, punk, sexo. Estos son algunos de los temas del verano, por lo menos, si tenemos en cuenta los 10 mejores libros de la temporada, que os recomendamos a continuación.

mypictr_380x596Mi nombre era Eileen (Ottessa Moshfegh): La fascinación que ejerce una adolescente sobre otra ha sido el punto de partida argumental de dos notables ficciones en los últimos años: la película ‘Respira’, de la actriz Mélanie Laurent, y la novela ‘Las chicas’, el deslumbrante debut de Emma Cline. Es el momento de añadir otra: ‘Mi nombre era Eileen’ (Alfaguara), de la también casi debutante Ottessa Moshfegh. La novelista bostoniana (una de esas americanas que odia su presidente: hija de madre croata y padre iraní), se propuso escribir una novela comercial que se vendiera en los aeropuertos. Y lo ha conseguido. ‘Mi nombre era Eileen’ es una (buenísima) novela comercial que narra el proceso de deslumbramiento de una chica por otra en clave de thriller psicológico. Su protagonista es una veinteañera hosca y depresiva, adicta a los laxantes y a la autocompasión, que vive con un padre alcohólico en una casa donde hace mucho que no se ha pasado la mopa. La aparición de la inteligente, atractiva y segura de si misma Rebecca (o así la ve ella, la novela está contada en primera persona) trastocará la vida de Eileen impregnándola de un humo tan tóxico como el que suelta el tubo de escape estropeado del coche que conduce. Y, sí, me la leí en un aeropuerto.

Cuento de la criada, El_135X220El cuento de la criada (Margaret Atwood): Está siendo uno de los best seller de la temporada. Gracias a la irregular adaptación que se puede ver en HBO (los cuatro primeros capítulos, que ilustran casi la totalidad de la novela, son antológicos; los siguientes, con ese incongruente cambio de punto de vista en el sexto capítulo, prescindibles), la reedición de la visionaria distopía feminista de Margaret Atwood (publicada por Salamandra) se ha convertido en todo un superventas. La escritora canadiense nos narra este cuento en primera persona, como si lo hiciera a través de la cofia de la criada protagonista (mala traducción de “doncella”, las verdaderas criadas son las Marthas). Y lo que narra es aterrador: Estados Unidos transformado en una dictadura teocrática, con la población femenina sometida a un rígido sistema de castas, en un mundo donde la infertilidad es la norma por culpa de la contaminación. El extraordinario talento literario de Atwood, su habilidad para las descripciones poéticas y la expresión de la voz interior, ilumina una historia profundamente pesimista inspirada en un personaje real: Phyllis Schlafly, la líder ultraconservadora que en 1970 consiguió tumbar la primera Ley de igualdad estadounidense.

thumb_16043_portadas_bigUn libro para ellas (Bridget Christie): Y continuamos con feminismo. Si te gustó ‘Cómo ser mujer’, de Caitlin Moran (algo nada difícil), te chiflará ‘Un libro para ellas’ (Anagrama). La cómica británica Bridget Christie carece del ingenio y la habilidad retórica de Moran, forjada en años y años de periodismo cultural, pero tiene la misma gracia. Cuenta Christie que su despertar político tuvo un origen escatológico: un pedo. Pero no un pedo cualquiera. Un “gas sexista y obstruccionista”, de una densidad casi masticable, que soltó el empleado de una librería en la sección que él creía menos frecuentada: la de Feminismo. A partir de ese (pestilente) instante, la vida y la carrera de la humorista cambió radicalmente como el aire en ese rincón de la librería. Mezcla de ensayo (sobre la comedia), monólogo (sobre el feminismo) y autobiografía (algo autocomplaciente), ‘Un libro para ellas’ es un libro para todos aquellos que disfruten leyendo reflexiones cómicas sobre los estereotipos feministas, el “feminismo” de derechas, las mujeres graciosas o la vaginoplastia. Ah, e incluye una bibliografía selecta donde está, claro, ‘El cuento de la criada’.

una-libreria-en-berlinUna librería en Berlín (Françoise Frenkel): Un relato en primera persona sobre el Holocausto encontrado en un mercadillo. Hace siete años, el escritor Michel Francesconi estaba hojeando libros en un puesto callejero cuando vio uno que le llamó la atención. Era un viejo y sencillo volumen titulado ‘Rien où poser sa tête’ (“ningún sitio donde descansar”). Cuando lo abrió, se quedó atónito. El libro había sido publicado en 1945 y contenía la narración autobiográfica de una librera judía que en 1921 se trasladó de París a Berlín para abrir una librería francesa. Luego, tras el ascenso del nazismo, tuvo que huir a París y luego a Ginebra. Como cuenta Patrick Modiano en el prólogo de esta nueva edición (Seix Barral), tanto el libro como la autora fueron completamente olvidados. De hecho, esta edición incluye un dossier en el que se detalla el resultado de la investigación que se realizó sobre la autora a fin de “recabar la autorización del propietario del copyright”. Pero más allá de este novelesco descubrimiento (que recuerda al de ‘Suite francesa’ de Irène Némirovsky), ‘Una librería en Berlín’ también destaca por su valor literario, un relato narrado de forma tan precisa y evocadora que lo podría haber firmado el propio Modiano.

portada-de-doctor-portuondo-de-carlo-padialDoctor Portuondo (Carlo Padial): Carlo Padial es conocido sobre todo por su labor como cineasta. Sus vídeos para TV3 y Playground, películas como ‘Mi loco Erasmus’ y ‘Taller Capuchoc’… Además, este año ha rodado (por fin, con presupuesto) la que promete ser una de las comedias españolas (y no españolas) de la temporada: ‘Algo muy gordo’, escrita junto a Berto Romero. Pero Padial también es escritor. Y, a juzgar por su tercer libro, uno muy bueno (los dos primeros son el volumen de relatos ‘Dinero gratis’ y la novela ‘Erasmus, orgasmus y otros problemas’). ‘Doctor Portuondo’ (Blackie Books) es, como dice el autor en la nota preliminar, una novela basada en hechos autobiográficos. Padial estuvo cinco años haciendo terapia con el psicoanalista cubano Juan Antonio Portuondo. La experiencia le ha servido para dos cosas: cambiar su vida y poder contarla. El autor nos abre la puerta de la consulta del extravagante doctor y, como en una versión cómica de ‘Otra Mujer’ de Woody Allen, somos testigos de un emotivo, lúcido y divertidísimo tête à tête entre un “sabio desquiciado” (tiene frases para esculpirlas en bajorrelieve en la pared de tu casa) y un neurótico genial.

h404367-480x736La luz de la noche (Graham Moore): ‘Las amistades peligrosas’ vs ‘Valmont’, ‘Armageddon’ vs ‘Deep Impact’, ‘AntZ’ vs ‘Bichos’… El próximo duelo de versiones cinematográficas ya está en marcha: ‘The Current War’, dirigida por Alfonso Gomez-Rejon (‘Yo, él y Raquel’) y protagonizada por Benedict Cumberbatch, contra ‘The Last Days of Night’, dirigida por Morten Tyldum (‘Descifrando Enigma’) y protagonizada por Eddie Redmayne. Las dos cuentan la misma historia: la “guerra de las corrientes”, el enfrentamiento por el control del mercado de la energía eléctrica ocurrido en Estados Unidos a finales del siglo XIX. O, lo que es lo mismo: Thomas Edison contra Nikola Tesla. ‘The Last Days of Night’, traducido como ‘La luz de la noche’ (Lumen), está ambientada en el centro de esta batalla. A través del personaje del abogado Paul Cravath, Graham Moore (el oscarizado guionista de ‘Descifrando Enigma’) nos lleva de la mano por el Nueva York de hace un siglo. El escritor pulsa el interruptor de corriente alterna e ilumina toda una ciudad en plena revolución industrial y guerra comercial.

978841629076‘The Time of My Life’ (Hadley Freeman):Cazafantasmas’, ‘Dirty Dancing’, ‘Regreso al futuro’, ‘Las princesa prometida’… Los títulos icónicos del cine juvenil de los ochenta son reinterpretados y reivindicados por la periodista Hadley Freeman (algo así como una Caitlin Moran cinéfila) en clave de feminismo pop. A través de nueve películas y un actor, Eddie Murphy, la autora repasa varios temas –el romanticismo, el sexo, el aborto, el racismo, la lucha de clases…- para dar forma a su tesis: el cine popular de los ochenta era mucho más divertido, formativo, tierno, inspirador, feminista y con mejores canciones que el del Hollywood cínico, violento, infantil, corporativo e impersonal de ahora. También era más irrespetuoso con las minorías, reconoce, pero no todo iba a ser bueno. Estés de acuerdo o no con sus conclusiones, hay algo que es irrefutable: ‘The Time of My Life’ (Blackie Books) es tan divertido, formativo, tierno… como las películas que repasa. Ah, e incluye listas: las diez mejores canciones de amor, las mejores citas, los mejores momentos de Steve Guttenberg…

captura_de_pantalla_2017-07-16_a_las_15_49_30Son cosas que pasan (Pauline Dreyfus): Empecé a leer ‘Son cosas que pasan’ (Anagrama) la misma noche que vi ‘La alta sociedad’, la surrealista sátira de Bruno Dumont. El libro casi parecía recoger a los mismos personajes y, tras limpiarlos de la capa de locura producto de la endogamia, colocarlos en París treinta años después. ¿Cómo vivió la alta sociedad francesa la ocupación nazi? ¿Qué hicieron cuando explotó su burbuja de clase? Pauline Dreyfus responde a esta pregunta narrando la historia de Natalie de Lusignan, duquesa de Sorrente; una mujer glamourosa y cosmopolita que ha ayudado a financiar películas escandalosas como ‘La edad de oro’, de Buñuel, o ‘La sangre de un poeta’, de Cocteau. Con una prosa grácil y elegante como un baile de salón, la autora nos abre las puertas de las exclusivas reuniones de la aristocracia francesa. Aquellas donde se ensalza la figura del mariscal Pétain, se escuchan chismes sobre Coco Chanel o Paul Morand, canta una artista de “frente abombada y boca desdibujada” llamada Édith Piaf y se repite, con indolencia y resignación, la misma frase: “Son cosas que pasan”.

rk09656‘England’s Dreaming’ (Jon Savage): No podía faltar un libro de música. Y menudo libro. Jon Savage publicó ‘England’s Dreaming’ en 1991. Un cuarto de siglo después ya es un clásico, se ha ganado la etiqueta de “biblia de…” o “libro definitivo sobre…”. En castellano se tradujo en 2009, y ahora Reservoir Books lo ha vuelto a publicar en una fabulosa edición en tapa dura que incluye una introducción sobre la herencia del punk, una extensa y actualizada discografía comentada, una jugosa bibliografía (en la que se echa en falta especificar los títulos que tienen traducción al castellano) y dos apéndices: uno sobre la disputa legal dirimida en 1986 entre John Lydon/Johnny Rotten y el manager Malcolm McLaren, y otro sobre la reunión de lo que quedaba del grupo en 1996. La “biblia del punk” es un erudito y exuberante análisis musical, cultural y social sobre el antes, el durante (el autor lo vivió en primera persona) y el después (este año se cumplen cuarenta años desde ‘God Save The Queen’) del último gran movimiento contracultural y de sus padrinos: los Sex Pistols.

captura_de_pantalla_2017-07-16_a_las_15_53_40Que alguien se acueste conmigo, por favor (Gina Wynbrandt): Y para terminar, el libro con la portada más sexy y veraniega de todos. Gina Wynbrandt ha irrumpido en el mundo del cómic como una fan cogiendo sitio en un concierto de Justin Bieber. De hecho, así empezó ‘Que alguien se acueste conmigo, por favor’ (Reservoir Books): con el enamoramiento de la autora por el cantante canadiense. Wynbrandt, que tenía 21 años cuando empezó el libro, se sentía sola, deprimida y, sobre todo, muy, muy cachonda. Así que se puso a dibujar y escribir como una forma de terapia. Como lo que más le gusta -aparte de Bieber, las redes sociales y el maquillaje- es “ser el centro de atención”, decidió ser ella misma la protagonista de sus historias. Los cinco relatos que componen el volumen son una suerte de autobiografía paródica y fantasiosa (hasta aparece Kim Kardashian como hada madrina y un culo “lleno de magia”). Una vie en rose (los distintos tonos de rosa son el color predominante) donde la autora se expone física y emocionalmente con el mismo desparpajo, sentido del humor y falta de pudor que, por ejemplo, Lena Dunham.

  • David

    He dejado de leer cuando el tontaina que escribe esto se ha puesto a hablar mal de una joya de serie como El Cuento de la Criada, diciendo que es irregular y que a partir del quinto capítulo es prescindible. Tú sí que eres prescindible, chaval. Patético.

  • Rococó

    Las Niñas Prodigio de Sabina Urraca, por favor

  • Jorge
  • Puertourraco

    Parece que literatura nacional bien poca.

  • Maximiliano Sebastián Díaz Gon

    ‘The Time of My Life’ (Hadley Freeman): Leído y entretenido. Por cierto recomiendo Tierra de Campos, de David Trueba, un libro muy bueno sobre la historia de un músico en la España de los 80-90

Playlist del mes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Send this to a friend