John Milk / Paris Show Some Love

Por | 09 Ago 17, 17:16

johnmilkNuestros vecinos franceses a primeras puede que sean muy chovinistas, pero también les pirra todo lo que sea genuinamente estadounidense. John Milk, quien hace unos años dejó su Lyon natal para instalarse en París, sería un buen ejemplo. Su primer álbum editado hace dos años, ‘Treat Me Right’, bebía directamente del soul más clásico. No obstante, las tornas han cambiado considerablemente con la edición de su segundo largo, ‘Paris Show Some Love’, ya que para la ocasión ha expandido su paleta sonora hacia otros terrenos que, para nada, acaban siendo forzados o son una pose.

El que fuera responsable de hallar nuevos talentos en el sello Ka Records quedó tan en shock tras aquella noche del 13 de septiembre de 2015 en la que París se bañó de sangre que ha querido dedicar el disco no sólo a las víctimas, sino también al resto de parisinos que tras la tragedia sacaron fuerzas de donde no había para seguir adelante con la rutina. Teniendo presente esta premisa podría parecer que ‘Paris Show Me Love’ aglutina canciones tristes, pero para nada es así. Más bien al contrario: lo que él en realidad ha pretendido es celebrar la vida y apuntar cómo, incluso en una gran urbe tan individualista como la parisina, unos hechos tan terribles pueden conseguir que la sociedad se una dejando atrás sus diferencias.

Aunando el legado hip hop de J Dilla y el funk marciano de Prince, Milk demuestra gracias a estas canciones tanto su versatilidad como su buen gusto. ‘When I Get Down’, la más pop del lote, bien podría venir firmada por Chromeo o cualquier otro enaltecedor actual del electro funk; mientras que en la pegajosísima ‘Ain’t Funky Enough’ se decanta por un funky más old school que seguro que encandilará a Anderson. Paak y a los nostálgicos de Soul Train.

Aunque el soul no sea el género predominante en esta ocasión, en comparación con su puesta de largo, aquí podemos encontrar la sensual y muy D’Angelo ‘Got To Be True’ o una preciosa ‘Stir It Up’ que invita a ser acompañada con un copazo en la mano en la playa. Pero como antes ya hemos dejado caer, los sonidos hip hop son los que verdaderamente vertebran este trabajo en piezas como ‘Create’, el tema titular o esa ‘Wood For My Fire’ en la que se deja llevar por un falsete incluso mejor que el de How To Dress Well.

Siendo autoproducido de cabo a rabo, Milk se afianza con este disco como un artista igual de talentoso que exportable más allá de tierras europeas. Su forma de combinar sonidos actuales y pretéritos funciona a las mil maravillas, y lo mejor es que nada de lo que aquí puede encontrarse acaba siendo un pastiche. Si el mundo fuera justo no debería extrañarnos que más pronto que tarde acabe cruzando el océano para demostrar a los estadounidenses que desde un estudio casero de París se puede firmar música igual de estimulante que sobrada de groove. Jamie Lidell ya no está tan solo en su cruzada.

Calificación: 7,4/10
Lo mejor: ‘When I Get Down’, ‘Ain’t Funky Enough’, ‘Stir It Up’
Te gustará si te gustan: Anderson. Paak, Prince, Chromeo, Jamie Lidell o D’Angelo en clave francesa
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • PongoLove

    “Nuestros vecinos franceses a primeras puede que sean muy chovinistas…”
    Siempre es bueno empezar un artículo con uno de esos clichés casposos de toda la vida, ¿verdad?

Playlist del mes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR