‘Perfectos desconocidos’: las “matrimoniadas” de Álex de la Iglesia

Por | 03 Dic 17, 23:59

“El ‘perfecto desconocido’ de esta película es Álex de la Iglesia”. Algo así pensaba escribir en esta crítica mientras veía el último e impersonal trabajo del director de ‘El bar’. Pero luego me di cuenta de que no, de que de la Iglesia ha estado “desconocido” ya otras veces, en otros encargos como ‘Los crímenes de Oxford’ (2008) o ‘La chispa de la vida’ (2011), posiblemente sus dos peores películas. ‘Perfectos desconocidos’ es un remake de ‘Perfetti sconosciuti’ (2016), un taquillazo en Italia que aquí ni siquiera se estrenó. Se lo encargó Paolo Vasile, el jefazo de Telecinco. Y de la Iglesia, que siempre ha renegado de su condición de autor, aceptó. He aquí la gran paradoja: un director que no quiere ser autor pero cuyas mejores películas son las más personales.

‘Perfectos desconocidos’ parte de una atractiva premisa argumental: ¿qué pasaría si un grupo de viejos amigos, tres matrimonios y un soltero, compartieran durante una cena todo lo que les llega al móvil? A priori, las posibilidades tragicómicas y metafóricas de esta idea son enormes. Lo que los móviles esconden puede dar lugar a situaciones hilarantes y dramáticas, a la vez que generar estimulantes reflexiones sobre la pérdida de la intimidad y la hipervisibilidad de la sociedad contemporánea (algo que ha expuesto con brillantez Ray Loriga en ‘Rendición’).

El problema es que esta premisa está desarrollada de forma muy poco ingeniosa. Cuando el personaje de Belén Rueda comenta al principio de la reunión que espera que en la cena “pasen cosas” y Ernesto Alterio replica que “a ver si van a ser cosas malas”, las expectativas del espectador crecen como la luna sangrante de la película. Sin embargo, a pesar de una media hora esperanzadora (por divertida), estas se verán defraudadas. Casi todas las “cosas que pasan” están relacionadas con la infidelidad conyugal. Y la manera de resolverlas es más rancia que ponerse a discutir de vinos en Nochebuena. Las situaciones y los diálogos entre las parejas, con frases del tipo “los hombres sois todos unos cerdos”, están más cerca de ‘Matrimoniadas’ que de, no sé, Cesc Gay, quien borda este tipo de relatos.

‘Perfectos desconocidos’ está bien dirigida e interpretada. El director demuestra su habilidad en la puesta en escena consiguiendo que en ningún momento tengamos la sensación de estar viendo teatro filmando (casi toda la película transcurre en el interior de una casa). Y los actores están más o menos bien. Destacando la vis cómica de Ernesto Alterio o el oficio de Eduard Fernández, quien salva una secuencia dramática (la de la hija) que está al borde del precipicio sentimental. Sin embargo, la historia no funciona. Dejando a un lado sus “licencias dramáticas” (hay que ver la cantidad de llamadas y mensajes comprometidos que les llegan a los personajes en tan poco tiempo), la película se mantiene todo el rato en un tono demasiado convencional. Es como el redondo que sirven en la cena: le falta sal. Locura cómica, giros ingeniosos, esgrima verbal, riqueza metafórica… Algo que la aleje de ‘Cena de amigos’ (2009) y la acerque más a Buñuel, ‘Coherence’ (2014), ‘Cena a las ocho’ (1933), ‘El guateque’ (1968), ‘Krisha’ (2015)… 5’5

Etiquetas:
  • Axwell

    AVISO SPOILERS

    Estoy en total desacuerdo con la crítica si Joric me lo permite. La cinta rebosa una deliciosa misantropía encarnándose (creo yo) en la persona de Pepe. Y lo hace a través de la crítica de varios tópicos:
    – La homosexualidad. La frase de Pepe que versa “no sois mala gente pero sois gilipollas” que se podría traducir como un “sí, somos muy modernos y tolerantes a día de hoy, pero seguimos siendo dañinos y cargados de prejuicios (vease la perorata de Eduardo de la cucharita)”. Y Pepe no se corta en decir “gilipollas” como registro chabacano “typical spanish”. Ataca la sal gorda como lo que realmente es.
    – La relación materno-filial. Es decir rompe con la tradicional idea de que los hombres son un desastre como padres y que son las madres las más preocupadas y apegadas a los hijos. Y además Eduard lo hace usando la psicología con su hija, en lo que supuestamente es experta su mujer.
    – El proyecto de familia (y de matrimonio que ya va implícito en el argumento). Cuando Pepe le pregunta a Blanca porqué quiere ser madre y esta responde titubeando con frases hechas (completarme como persona, etc) de las que ni ella está convencida. Es decir, el típico cliché de casarse y tener hijos que parece de obligado cumplimiento, por los suelos.
    – La hipocresía del feminismo (y del machismo). Mujeres hipócritas que califican como cerdos a los hombres que se están tirando, y que además se desternillan de risa con el vídeo de la contorsionista en la que una chiquilla (dan a entender que quizás sea menor) lo enseña todo.
    – Las costumbres españolas. Los chascarrillos destructivos sobre la novia de Pepe, el organizar la vida de los demás pese a la incomodidad del implicado (véase la oferta de trabajo en Valencia a Pepe), las desigualdades los grupos de amigos con puñaladas traperas (el desprecio de Eva a Blanca o la exclusión de Pepe del grupo de wasap de futbito), Real como la vida misma

    Se le puede achacar que es un remake o el toque fantasioso de una luna que se va poniendo roja como la sangre va brotando en la cena, pero no me parecen elementos demasiado molestos. Por supuesto, que la película es evidente y está exagerada. Porque precisamente es lo que busca. La sátira de lo que somos y hacemos. Además, está redondeada con un final glorioso que es la pura realidad: que preferimos vivir cómodos en la mentira. No es una comedia española más al uso. Es un drama constante cargado de comedia con la que Álex consigue que nos echemos unas risas (o al menos en mi caso).Obra maestra. 10.

  • JNSPTROLL

    Encargo de Vasile y remake de una peli del año pasado? Ahora entiendo esta bazofia, lo que no entiendo tanto es en que punto este señor dejo ser uno de los mejores directores del país para convertirse en director de truños por encargo, supongo que mantener según qué nivel de vida requiere venderse por unos euros y acabar haciendo este tipo de películas, si es que a este engendro se le puede llamar película.

  • david

    Pues a mí me gustó, el final flojea, pero para mí la mejor desde Las Brujas. Más q aprobado.
    Y Jenes, sus dos peores pelis no son solo esas, (aunque yo salvaría Los Crímenes…) también Muertos de Risa, La Habitación del Niño, Mi Gran Noche y El Bar, vaya última media hora de pena. Empezó decente pero luego…
    No sé cuántas pelis ha hecho Álex, me salen unas 15, pues las peores son esas 5 para mí.

  • Rockandhell

    Me gustaría añadir, que aparte de considerar erróneo el perfil histriónico y caricaturesco que elige, peca en mostrar demasiado las relaciones infieles de algunos de los personajes, reventando así al espectador la gracia del juego que se propone.
    Tampoco me agrada, con la excusa del eclipse que altera a la gente, el toque paranormal que le da a la historia. Creo que así pierde fuerza el tema de la intimidad y las relaciones personales que sí plasmaba bien la original.
    Eduard Frenández aún con el piloto automático puesto es una garantía.
    Y que triste lo del periodismo nacional. Casi todo lo que he leído es que es una maravilla…

  • muy mal

    Sobrevaloradísimo director; muy majo, eso sí…

  • xabier

    Un tío que sabe moverse, tocar las teclas adecuadas y caer bien, pero para ver 2-3 pelis majas, hemos visto 7-8 truños de órdago a la grande. A partir de la media hora, excepto en Acción Mutante, El día de la bestia, La Comunidad……desbarra sin ton ni son.

  • mardebering

    no es eso, lo que pasa es que está sobrevalorado en este país y al final explota y punto, solo se salva Acción Mutante, El día de la Bestia y quizás La Comunidad todo lo demás son solo pelis correctas y alguna malilla.

  • mardebering

    si llego a leerte me ahorro escribir.

  • SuperStrepsils

    La caida al infierno de Alex de la Iglesia comenzó con Los Crimenes de Oxford. Desde ahí para adelante todo malo o incluso cercano a la verguenza ajena. Salvo El Bar que está muy bien si le restamos la ultima media hora y toda la primera parte de Las Brujas.

Playlist del mes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Send this to a friend