Hit de ayer: ‘Orphan Girl’ de Gillian Welch (1996)

Por | 11 Ene 18, 18:32

Hace ya casi dos años escribimos aquí sobre Iris DeMent y su ‘Infamous Angel’, ese sublime álbum que empezó a explotar la veta del revivalismo del country rural en los 90. Aunque contemporánea, Gillian Welch se podría considerar en cierto modo discípula de DeMent: su debut de 1996 no dejaba lugar a dudas ni en su envoltorio estético (la cantante fotografiada en blanco y negro, vestida estilo Gran Depresión) ni en el obvio título (‘Revival’). Lo que la diferenciaba era un aire menos country y más folk-blues, la presencia en la sombra de David Rawlings -coescritor de muchas de las canciones y acompañante permanente a la guitarra y armonías- y en general un aire más fantasmagórico, más gótico sureño.

‘Ophan Girl’ ya era conocida por ser una de las más bonitas piezas del ‘Wrecking Ball’ de Emmylou Harris (1995), quien con su habitual olfato para descubrir nuevos talentos había escogido la canción para grabarla junto al productor Daniel Lanois. Pero quedaba la duda de escucharla en voz de su autora, conocer el origen, lo que fue posible un año después, con la publicación de ‘Revival’. Igual que DeMent concibió su debut bajo el ala de John Prine, en el caso de Gillian Welch fue el reputado T-Bone Burnett quien produjo las diez canciones, y su propósito fue desde el principio recoger la inmediatez y mágica compenetración del dúo Welch-Rawlings en directo, con su crudeza acústica adornada con añadidos muy sutiles. El disco lo abría, precisamente, ‘Orphan Girl’, cuatro minutos de pura magia:
Registrada con la ayuda del veterano ingeniero de sonido Rik Pekkonen (experto en grabaciones monoaurales en cinta) y unos cuantos micrófonos antiguos, se aprecia sin embargo el añadido de guitarras eléctricas, especialmente en esa rúbrica final con distorsión: en el revivalismo de Gillian Welch había pues espacio para sonidos algo más contemporáneos. Quizá no tanto en las letras, que frente a la bella universalidad de esta ‘Huerfana’ (“Soy una huérfana en la autopista de Dios / Pero compartiré mis tribulaciones contigo si vas en mi dirección (…) / He tenido amistades puras y doradas / pero los lazos de la familia no los he conocido / No tengo madre ni padre, ni hermana ni hermano / Soy una huérfana”) tendían a la ficción revivalista, con sus historias de destiladores ilegales, personajes y parajes del pasado, aspecto que le granjeó críticas de parte de algunos medios, cuestionando su “autenticidad”.

La conexión con T-Bone Burnett haría que éste llamase a Gillian cuatro años después, cuando preparaba la banda sonora de la película ‘O Brother, Where Art Thou?’, cuyo inesperado éxito (Pitchfork lo declaró “el Big Bang del sonido Americana”) ayudó mucho a la popularidad de la cantante, quien siguió una pausada secuencia de brillantes discos (mención especial para ‘Time (The Revelator)’ de 2001). Secuencia que, por cierto, lleva detenida sin material nuevo desde hace once años. Hace poco más de un año se publicó con motivo de su 20 aniversario – y quizá también para aplacar la impaciencia de los fans- un fabuloso disco de demos y tomas alternativas de ‘Revival’. Incluía una deliciosa maqueta casera y una interesante toma descartada de ‘Orphan Girl’, pistas que sin embargo no superan en emoción, oscuridad y atemporalidad a la versión definitiva.

‘Orphan Girl’ sonó en el episodio #279 de Popcasting de Jaime Cristóbal, ya disponible en este enlace.

Etiquetas:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Send this to a friend