Hit de ayer: ‘Christiansen’ (France Gall, 1964) vs ‘Natacha’ (Czerkinsky, 1997)

Por | 17 Ene 18, 13:59

El pop sigue de luto por la muerte de France Gall, y una mirada a su discografía para el sello Phillips basta para entender por qué: la onda expansiva de su fenomenal sucesión de singles de éxito va mucho más allá del ‘Poupée de cire, poupée de son’ e incluso del brillante resto de canciones que Gainsbourg compuso para ella, desde ‘Laisse tomber les filles’ o ‘Les Sucettes’ hasta ‘Attends ou va t’en’ o ‘Nous ne sommes pas des anges’. Porque Gall practicó con arte multitud de estilos además del yé-yé, y su catálogo está repleto de joyas escondidas que se atreven con la onda tropicalista (como ‘Zozoi’) o incluso el jazz (‘Pense à moi’), siempre con fabulosas melodías y composiciones.

Precisamente el autor de ésta última, Jacques Datin (habitualmente con Maurice Vidalin a las letras), fue quizá el segundo mejor proveedor de canciones para France Gall. Hoy traemos a ‘Hit de ayer’ otro de sus clásicos, una canción de puro pop veraniego, de melodía inolvidable: la historia de un romance de verano entre la protagonista de la canción y un hippy noruego que tocaba con su guitarra en las esquinas de la Costa Azul. ‘Christiansen’ comienza con un sublime motivo orquestal que se va repitiendo durante toda la canción y que dos décadas después inspiraría la canción con la que hoy la emparejamos.

La innegable ascendencia de Gall (época pre-Michel Berger) en el pop francés de las siguientes décadas es innegable: en las lolitas más evidentes de los 80 y 90 (Lio, Eli, Vanessa Paradis, Alizée), pero -más interesante- también en artistas de ámbitos más underground como Grégori Czerkinsky, que como 50% del dúo Mikado (algún día llegará vuestro “Clásicos que nunca lo fueron”, mes chéris) practicó un electropop a menudo deudor del pop de los 60.

En su posterior carrera en solitario Czercinsky se estrenó en 1997 con un fabuloso disco de debut, entre cuyas mejores creaciones estaba esta ‘Natacha’, pop sofisticado para los clubes de baile que sampleaba el célebre riff orquestal de ‘Christiansen’, cuyo excepcional groove encajaba como un guante en el ritmo programado:

“Por supuesto, podríamos haber hecho que las cosas durasen / pero habría sido un poco artificial, y además, sabes, / Eso nos habría traído situaciones que la gente sutil y delicada como nosotros / Siempre han sabido y querido evitar.”

Bondades musicales aparte de este micro-hit de los 90, me encanta su carácter de respuesta musical: una canción dedicada a una chica en los 90 como lo era ‘Christiansen’ a un chico en los 60, en ambos casos con sus nombres como título, en un bonito juego de espejos en el que además ambas letras cantan a la añoranza de un romance efímero sin detalles escabrosos.

‘Christiansen’ y ‘Natacha’ suenan en el último Popcasting de Jaime Cristóbal, ya disponible en este enlace.

Send this to a friend