Bad Gyal / Slow Wine Mixtape

Por | 27 Feb 18, 9:55

Al término de 2016, una de las menciones especiales que hacíamos tras las listas de aquel año era para la mixtape que acababa de editar en noviembre Bad Gyal, pero ni por esas podíamos adivinar el alcance y recorrido que esperaba a la catalana, en aquel momento noticia por ser una de las pocas chicas en hacer “trap” (ocasionalmente en catalán), después “música urbana”, a la postre en su caso más bien dancehall. Era muy gracioso que tuviera letras reivindicando su sexualidad, una adaptación simpática de un hitazo entonces (y hoy) tan actual como ‘Work’ de Rihanna, y una canción sobre el Mercadona, pero lo de ‘Slow Wine’ ha terminado siendo cosa seria.

Para muestra, ‘Fiebre’ y sus 7 millones de reproducciones en Spotify (o sea, lo equivalente a un disco de oro en España), la ausencia más sonrojante de nuestra lista de mejores canciones de 2016, y a estas alturas consolidada como una de las canciones más importantes de la década como mínimo en nuestro país. El que desde el principio sonaba como un single resultón y pegadizo se ha terminado revelando como un éxtasis de gancho tras gancho, mucho más allá de la base creada por King Doudou. Suman y siguen bocinazos, ritmos tribales y riff de teclado o sinte esquivo y juguetón, pero aquí el gran hallazgo es la combinación entre ese estribillo-bomba que no puede ser más eufórico (“Cuando yo te bailo sé que tú te vuelves loco / Especialmente si te lo hago poco a poco”) y lo melódico y tristón de la declaración de amor del puente (“Te bailo, me miras, yo sé que tú me amas / No quería estar atada, pero a ti te casaba”). Como la canción autoproclama, como solo se atreven a hacer las grandes, “la número 1, la que más se pega”.

Pero había más “growers” en ‘Slow Wine’. Si ‘Mercadona’ daba una nueva vuelta de tuerca al humor en cuanto a clases sociales de Carlos Berlanga, Chico y Chica y Las Bistecs (“Yo quiero Lomba y no Pimkie”), sobre una base totalmente hipnotizante; la inicial ‘D Way You Do Me’ triunfa gracias a su base decadente, en la que caben referencias a Mad Decent, al trance y al witch-house; ‘Despacio’, dos meses anterior a ‘Despacito‘, es un sensual número de R&B junto a Ms Nina; y ‘Dinero’ se servía de la mencionada ‘Work’ para alternar sin vergüenza ninguna las consecuencias del capitalismo con las rencillas personales (“estoy harta de currar pero hay que comer / en mi barrio hay muchas perras que no quiero ni ver”).

Esta cuestionable poesía que tanto odio ha generado en la red -y aseguro que ponerse a leer comentarios de Bad Gyal en Youtube da ganas de llorar, muchas- conforma la personalidad de la artista, capaz de pasar de la cotidianidad más inane a lo general en solo un segundo, con algunos aferrándose a sus rimas en busca de proclamas feministas o reflexiones sociales. Lo seguro al 100% es que ya era hora de que la sexualidad más chabacana llegase al mundo del pop en castellano como a la vida misma y asomarse a Genius para comprobar cómo debajo de la palabra “hook” aparece la frase “Si yo te doy mi culo es porque te lo quiero dar / Esto pa ti es una ganga”, como sucede en ‘Dinero’, es oro puro.

Además de lo que pueda significar que una mujer entone estas letras tan campantes, no podemos pasar por alto su valor para cualquier persona aficionada al sexo anónimo, gay, hetero o lo que sea. Si frases como “Él siempre me pide que le haga mi hombre / Me bebo una birra y no me acuerdo de su nombre” han triunfado es porque el público estaba ahí necesitándolas y esperándolas, por una cuestión de oferta y demanda. Humor rápido, sexo rápido, dinero rápido… Desde luego no hay que ser un lince para comprender por qué esto ha terminado siendo un éxito en la segunda década del siglo XXI, la era de las redes sociales.

Y es que si bien el cierre con ‘Smthn Like This’ sí puede saber más a “mixtape”, a canción improvisada o inacabada, casi todo en ‘Slow Wine’ ha terminado siendo un gran hit fresquísimo de una artista de 20 años que, en contra de lo que dice el público más conservador, estoy seguro de que en muchos casos resistiría la embestida de la reducción a piano o guitarra. Si es que hay alguien tan gris en este mundo como para ponerse a reducir a su mínima expresión estos pedazos de tiros.

Calificación: 8,5/10
Lo mejor: ‘Fiebre’, ‘Dinero’, ‘Despacio’, ‘D Way You Do Me’
Te gustará si te gustan: Rihanna, Diplo, Purity Ring, Drake
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • Justipop

    Fiebre es un temazo, sin duda quedará como uno de los clásicos del pop español de esta década. Y Mercadona tb mola.

    La chica tiene actitud y buenas ideas, la pena es que no tenga una voz más sugerente y más rica en matices, tanto para cantar como para frasear. Si en vez de tener esa vocecilla tontipop tuviese un rango un poco más amplio y con más matices, tipo la Mala Rodriguez, sus canciones ganarían muchísimo.

  • DAS ASCO

    Pues a mí me encanta su voz. Me parece muy acertada para el material que ofrece.

  • bABY

    C-H-U-L-A-D-A

  • Rayo

    Esta es la artista que necesitaba nuestro panorama, tiempo al tiempo.

  • Jota

    Necesito “Pai” en Spotify pero YA.

  • Cash.S.S

    Que vocalice, por favor.

  • Bliss Me

    A esto un 8,5? me retiro de la vida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend