Rhye: “Hay una banalización de la sexualidad en la música”

Por | 26 Mar 18, 23:59

El lanzamiento del nuevo álbum de Rhye, ‘Blood‘, se acerca bastante a ser uno de los acontecimientos musicales de este 2018,si consideramos que es su segundo disco en 5 años. Un tiempo que el canadiense Mike Milosh (verdadero alma-máter del proyecto; Robin Hannibal solo participó de manera circunstancial en su primer disco) ha empleado sobre todo en tocar con su amplia banda de directo: sus cálculos dicen que han dado más de 500 conciertos por todo el mundo, lo cual es un evidente signo de aceptación popular de su música.

Charlamos telefónicamente con un Milosh (muy amable, aunque algo parco en palabras, a veces) sobre este nuevo disco, el trasfondo de intimidad que tiene el proyecto y cómo eso funciona al trasladarlo al directo o sus teorías sobre el R&B y el soul como campo de experimentación. Rhye presentarán ‘Blood’ en Primavera Sound 2018.

¿Cómo percibes que está recibiendo la gente tu nuevo álbum? ¿Qué reacciones hay hacia las nuevas canciones en tus conciertos?
Buena, muy buena. Estamos dando muchos conciertos en Estados Unidos y [la recepción] está siendo muy buena… No lo sé, la música es subjetiva, y no sé a cuántos les gusta el disco, ¿sabes? Pero la gente que se acerca a hablarnos nos dice que les gusta.

Desde tu punto de vista, ¿cuál es la mayor diferencia entre ‘Woman‘, el debut de Rhye, y este nuevo disco?
La mayor diferencia es que todas las baterías son reales, no hay bases programadas, no hay midi. Es un disco muy de directo, ha sido interpretado y grabado en vivo, y esa es una gran diferencia.

“Rhye va de honestidad, de ser honesto conmigo mismo como compositor”

Has dicho en varias entrevistas que este disco está muy influenciado por vuestro sonido en vivo, por toda esa gran cantidad de conciertos que habéis dado en los últimos 5 años. Curiosamente, eso no significa que se haya perdido ese sentimiento de profunda intimidad de tus canciones, ¿no? ¿Es esa la esencia de Rhye, en cierto sentido?
Yo creo que Rhye va de honestidad, de ser honesto conmigo mismo como compositor. Es muy importante para mí cuando hago música que sea algo que toque a la gente, y creo que la mejor manera de conseguirlo es haciendo algo muy íntimo. Sé que tengo opciones de hacer algo más experimental o grandilocuente, pero para mí lo más importante es ser muy humano, que todo lo que produzco tenga una cualidad muy humana y, sí, muy íntima.

¿Y no te da algo de vergüenza abrirte así ante miles de personas?
No, para nada. Quizá lo sea para otros, pero no para mí. De hecho creo que es importante no sentirse cohibido, ser honesto.

“[Sobre la sexualidad en el pop] Se trata como si fuera un producto, cuando en realidad es una expresión de amor hacia una pareja”

Si no me equivoco, algunas de estas canciones, como ‘Taste’ o ‘Feel Your Weight’, son aproximaciones poéticas al sexo. ¿Es esa sutileza una especie de rebeldía contra lo que la pornografía ha supuesto para el sexo real en nuestra sociedad?
Si, totalmente. Hay una banalización de la sexualidad en la música, es algo muy grosero. Se trata como si fuera un producto, cuando en realidad es una expresión de amor hacia una pareja, hacia alguien, y la gente olvida eso. Esa es su verdadero sentido. Sí, trato de proyectarme mucho hacia lo que es, un momento de intimidad entre personas, y eso debería ser hermoso. No solo ir a un club, emborracharse y demás. Hay un punto de inmadurez en eso. Ningún otro artista se interesa por esto y es raro.

‘Blood’ ha sido comparado con aquellas sesiones de radio nocturna llamadas “quiet storm”, frecuentes en los 70, en las que el R&B y el funk más suave eran protagonistas. ¿Está Rhye inspirado, al menos en parte, en artistas como Smokey Robinson, Anita Baker, Luther Vandross…?
Rhye como proyecto está inspirado por muchas cosas, y ninguna en particular. De hecho, escucho mucha más música clásica [que de ese tipo]. A ver, tiene ritmo, suena como la Motown, algo R&B… Pero no me inspiro en una sola cosa. Me inspira el rock clásico, el funk, música clásica, cantos gregorianos, producciones electrónicas, hip hop de los 90… ¿Me entiendes? Hay toneladas de diferentes tipos de música y esta es la que sale de mí, que escucho muchas de ellas.

¿Te gustaría que Rhye fuera considerado como música para tener sexo o piensas que eso sería subestimarla?
Como yo lo veo es que yo hago música para la gente y quiero que ellos la experimenten como quieran. Y no creo que se pueda sentir sólo de una manera, se pueden sentir muchas cosas. También es una música que podría sonar en un viaje por carretera. Prefiero que no esté en mi control lo que la gente siente hacia mi música, que sea lo que ellos quiera, que no se limite a algo específico.

“Es importante que artistas como Frank Ocean se inclinen por algo más experimental, para que [los artistas] no nos encasillemos en un género específico”

¿Y qué opinas sobre cómo el R&B y el soul se ha convertido últimamente en un espacio para la experimentación, para muchos artistas? ¿Sientes que Rhye tiene su parte de “culpa” en esa corriente?
Lo que yo creo que está pasando con la música es que hemos escuchado muchísima música en los últimos 50 años y evoluciona constantemente, cada 5 años más o menos surge un nuevo género. Pero son los sellos discográficos los que controlan quién hace música, porque cuando un artista crea algo nuevo que adquiere relevancia cultural, aquellos se inmiscuyen en esa corriente. Y es interesante, porque creo que eso hace que cada vez mucha más gente quiera experimentar, no simplemente crear una canción pop de 3 minutos. A los grandes artistas pop eso les funciona muy bien, pero… La música que yo escucho, y también la música que intento hacer, no tiene porque cumplir con una fórmula en particular, quiero que sea algo especial. Por eso es importante que artistas como Frank Ocean se inclinen por algo más experimental, para que [los artistas] no nos acomodemos en un género específico o seamos sólo una mera copia de algo. Lo que te convierte en artista es hacer algo auténtico y honesto.

‘Blood’ tiene también unos cuantos momentos bailables, como ‘Taste’, ‘Phoenix’ o ‘Feel Your Weight’. Según he visto en algunos vídeos, esas canciones es en las que el grupo suena más desatado y potente, ¿verdad?
Sí, a veces sí. Cuando actúas mucho intentas no hacer lo mismo cada noche, me gusta que los conciertos sean dinámicos, contrastar momentos grandes y poderosos con otros en los que prácticamente canto yo sólo. El show tiene muchas subidas y bajadas, porque si yo estuviera entre el público es lo que a mí me gustaría ver.

“Después de actuar tantas veces creo que te sientes más como tú eres en realidad”

¿Cómo han evolucionado vuestros conciertos desde el principio, después de más de 500 actuaciones?
Sobre todo me siento más seguro de mí mismo, dejo que la noche sea como surja, me lo tomo con calma. No sé, después de actuar tantas veces creo que te sientes más como tú eres en realidad, creo que es lo que ocurre. Rhye se ha convertido más en sí mismo.

Estaréis en el próximo Primavera Sound, pero ¿habrá ocasión de veros actuar en recintos cerrados?
Sí, tenemos ese show, me apetece mucho. Por algún motivo el primer disco no logró mucha atención en España, creo que únicamente dimos un concierto en Madrid… Espero de verdad que ahora vaya mejor porque me encanta España, me gustaría pasar más tiempo por allí. Ojalá que, aparte del festival, el disco funcione lo bastante como para hacer nuestra propia gira por Madrid, Barcelona, Sevilla… Me encantaría hacer conciertos más pequeños, porque es muy divertido, experimentas más la cultura. Me encantan los festivales, pero… En fin, depende de la gente de España (Risas).

“Organizo una especie de after-shows ambient llamados ‘Secular Sabbath’ en los que hago improvisaciones vocales de 2 horas delante de pocos cientos de personas”

Entonces, ¿prefieres festivales o salas?
Me gustan ambas cosas, son tan diferentes… Adoro los festivales, la energía que se genera con tanta gente mirándote, es una experiencia maravillosa. Pero a veces me gusta hacer un concierto en el que haya 500 personas, porque me encanta hacer esos shows íntimos. De hecho, a veces, tras los conciertos de Rhye, organizo una especie de after-show ambient llamado ‘Secular Sabbath’ en los que hago improvisaciones vocales de 2 horas delante de pocos cientos de personas.

Quería preguntarte sobre ‘Summer Days’, la cara B del single ‘Please’, que ha quedado fuera del álbum, porque me parece preciosa. ¿Por qué decidiste que esta canción no encajaba con el resto del álbum?
Bueno, cuando salió ese single hacía mucho tiempo que no publicaba nada, y quise que fuera algo muy especial. Así que nunca fue mi idea que estuviera en el disco, era como un regalo. Además, como el disco se edita en vinilo no podía meter demasiadas canciones, ya sabes que 45 minutos es el máximo que permite el formato. Así que tuve que ser muy selectivo.

De hecho, ese tema ha sido objeto de un gran remix por parte de Roosevelt que incluso tuvo su propio clip oficial. No es algo muy habitual, ¿no?
Sí, me encantó esa remezcla y mi novia y yo decidimos hacer un vídeo para ella. De hecho lo protagonizamos los dos, cerca de nuestro apartamento en Berlín. Fue muy divertido.

Etiquetas: ,
  • ヒメネス ペドロ

    Acerca del titular: Que lince el tio, no me había dado cuenta!

  • Gass

    Si co-escribir con Mike Milosh todo el álbum es “participar de manera circunstancial en su primer disco” tenemos un problema. Está claro que líricamente han empeorado mucho y probablemente fue Robin Hannibal quién ayudaba a no marearse con tanto “waste”,”taste”, “space” y otras palabras con la misma sonoridad

  • LA SEXUALIDAD ES BANAL.
    Igual se refiere a la procreación o al cuidado.

  • Keroppi

    La sexualidad es como sea la persona. Si tú lo ves banal la mayoría de las veces, deberías dejarte de tanto grindr 😆😆😆

  • mardebering

    LA SEXUALIDAD ES PAÑAL.

  • mardebering

    música para practicar sexo ¿? mejor, música para dormir la siesta.

  • Cargama

    Me agrada y choca a la vez alguien que haga hincapié en lo especial que pueda ser su propuesta. Rhye es muy elocuente al responder y rebuscado, desde ahí se puede observar la necesidad de hacer música especial, e incluso pretenciosa (aunque no quiera tildarse como pretencioso), y eso no está para nada mal.

    En cuanto a la banalización del sexo, bueno… él sobrevalora quizá la cuestión y lo puntualiza de manera muy romántica, pero de que se ha llevado con mucha inmadurez, en eso si estoy de acuerdo, y si ha grosero se ha referido a excesivo y muy ruidoso, pues también le doy su razón. De resto, lo que me queda es escuchar su disco y ver qué tal.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend