Fischerspooner / SIR

Por | 01 Abr 18, 13:25

Fischerspooner fue uno de los grupos más importantes del electroclash a principios de siglo. Todo el mundo vibraba con ‘Emerge’, y su discurso político alimentado por colaboraciones con Susan Sontag (esta co-escribió ‘We Need a War’, uno de los temas de su segundo disco, ‘Odyssey’) les hacía parecer poco menos que los Pet Shop Boys de su género. Poco a poco, el grupo formado por Warren Fischer y Casey Spooner fue bajando de perfil, y si el dúo británico fue conocido por sacar sus primeros álbumes escandalosamente seguidos, ellos eran más de sacar disco cada 4 años, con el nuevo incluso tardando casi una década en llegar. ‘SIR’ es su primer largo desde el malogrado ‘Entertainment’, editado en 2009.

¿Qué nos han querido contar Fischerspooner después de tantísimo tiempo? ‘SIR’ oficialmente “presenta una narrativa abiertamente queer y celebratoria”, una “colección de canciones cargadas de erotismo, pero profundas”. Estaríamos, pues, ante una suerte de ‘Erotica’ hecho en gran parte por y para gays, también por supuesto disfrutable por su ejecución por todos aquellos seguidores de Depeche Mode (Spooner recuerda muchísimo a Dave Gahan en varios puntos del disco, por destacar uno en ‘Have Fun Tonight‘, curiosamente inspirada en ‘Into You’ de Ariana Grande) y sobre todo The Human League, a quien recuerdan y mucho justo antes del pre-estribillo de ‘TopBrazil’.

No, no es muy imaginativo llamar una canción ‘TopBrazil’ cuando estás hablando de una cita a través de una APP. Y no, no es muy imaginativo llamar al disco ‘SIR’, ni abrirlo con algo titulado ‘Stranger Strange’, donde la parte estrella de la letra es “Sir, can I call you “Sir?” / Wakey, wakey up at dawn, don’t hurt / Don’t fuck it up, fuck it up-up-up”. En un mundo en el que hasta en la mojigata ’50 sombras de Grey’ vemos un par de azotes, Fischerspooner han perdido la oportunidad de hacer un disco mínimamente “sexy” y “profundo” sobre el asunto que querían tratar.

Su disco hedonista pretendía ser una respuesta a “la atmósfera actual en América” y en las entrevistas y en algunas letras del álbum hablan sobre la adicción al sexo anónimo, a la necesidad de volver a follar con otra persona en cuanto terminas de follar con una persona. Es posible que haya algún tipo de relación entre el clima político y la necesidad de refugiarse en el hedonismo, con las aplicaciones de ligoteo atestadas de gente, las saunas incluso con colas a sus puertas, las fiestas de sexo campando a sus anchas y el poliamor a debate asomando la patita. Sin embargo, Fischerspooner en verdad no han ahondado especialmente en la cuestión y ‘TopBrazil’ simplemente se pregunta de manera vaga “¿Por qué necesito más? / ¿Qué quiero de verdad? / ¿Qué dije que iba a hacer?”, mientras el disco se completa con temas que se llaman cosas tan obvias como ‘Discreet’ -con mención a Madrid- (por cierto, está intercambiada con ‘Strut’ en Spotify sin que nadie se haya planteado subsanar el error).

Peor aún, ‘SIR’ no corrige los defectos del mencionado disco de Madonna y se extiende hasta las 13 canciones, cuando apenas había composiciones que merecieran la pena para un álbum de 10. El álbum está producido por Michael Stipe de R.E.M., pero parece así más por amistad y morbo que por imperativo artístico. ¿Por qué morbo? Ahora se ha sabido que Michael Stipe salió con Casey Spooner en 1988, siendo el primer novio de este cuando aún le gustaban las chicas, y de su primer encuentro habla ‘Get It On’, pero aquí la única curiosidad sonora la aporta Caroline Polachek de Chairlift llevándose totalmente a su terreno ‘Togetherness’. Por lo demás, el disco concentra sus mejores momentos en la primera mitad, destacando únicamente en la segunda ese “Pull me back, sit me up and kiss me” que supone un digno estribillo para ‘Butterscotch Goddam‘ y tímidamente ‘Try Again’ como pseudobalada que sabe crecerse. Temática y lapso daban para más… para mucho más.

Calificación: 5,5/10
Temas destacados: ‘TopBrazil’, ‘Togetherness’, ‘Butterscotch Goddam’, ‘Everything Is Just Alright’
Te gustará si te gustan: The Human League, Depeche Mode, Marc Almond, Madonna
EscúchaloSpotify

  • It (Eso)

    De acuerdo con la crítica.
    PD: Aquí el uso de “malogrado” ya es una broma privada, ¿verdad? Es el nuevo sorpasso

  • mardebering

    Si JNSP le dan un 5’5 debe ser un horror de mucho cuidado.

  • Bitch79

    para ti, seguro.

  • Bitch79

    Que intensas, moralistas y pesadas sois a veces, que tiene de malo un disco hedonista ,superficial, y con olor a technopop barato y a antro cuerista?? porqué todos los discos tienen que ser tan profundos y grandilocuentes para que se merezcan mas de un 5?? ganazas de escucharlo ya!!!!!

  • mardebering

    no lo escuché voy hacerlo y te informo.

  • david

    Su disco más flojo pero aún así le daría un punto más. 6,5 merecidamente.
    Am próximo disco q no tarden tanto por favor.
    Siguen siendo buenísimos.

  • funambulista

    Y esto es lo que pasa si pones encima NightWork de los Scissor Sisters!! Aquí hay un mensaje “subliminal” xD https://uploads.disquscdn.com/images/ec158ab9a44e85fca09795d7da62eda4f6c25c381cb9028eb467518e6029559d.jpg

  • mardebering

    solo salvo “Have Fun Tonight” todo lo demás en pocos meses nadie se acordará de semejantes medianías todas suenan a descartes (de la peor época) de DM, casi no llega ni para un EP pasable, la segunda mitad del disco es un horror espeluznante muy aburrido, totalmente sin gracia ni nada destacable.

  • Vicente Ibarra Régil

    Igual no es por hedonista y superficial. Igual es por ¿Mediocre?

  • Puertourraco

    La espera se hizo larga y da la sensación que no ha valido la pena para nada. Everything is just alright tiene un pase pero del resto de temas soy incapaz de retener ninguno. El afán hedonista de Casey Spooner le podría haber servido para esperarse un poco en las composiciones. Nada, al cajón del olvido.

Send this to a friend