The Vaccines / Combat Sports

Por | 04 Abr 18, 21:00

“Abrázame en tu mandíbula… para que puedas enseñarme para qué sirve mi boca / asfíxiame entre tus muslos y llévame nadando, desnudo, hasta tus ojos”. Así comienza ‘Young American’, la canción central de ‘Combat Sports’, para después añadir cosas como “llévame hasta la marca de nacimiento de tu brazo / y déjame vivir para siempre en la palma de tu mano”. En su cuarto disco, The Vaccines confirman el romántico que esconden -muy a duras penas- detrás de su apariencia de “hooligans”. Justin James Hayward-Young dice que solo sabe escribir sobre amor y sexo y desde luego a estas alturas ya tenemos claro que esos son los únicos “deportes de combate” que le interesan.

The Vaccines han publicado durante los últimos 7 años multitud de himnos revientafestivales desde que se dieran a conocer con temas como ‘If You Wanna’, ‘Post Break-Up Sex’ o “Ra Ra Ra”. ‘Teenage Icon’ y ‘Handsome’, de sus segundo y tercer discos, eran de todo menos fallidos y el cometido de la banda en esta nueva entrega es, abiertamente, mantenerse fiel a la energía de sus inicios. Aunque solo rara vez se hayan querido alejar de ese propósito, como al virar un mínimo hacia la psicodelia de Dave Fridmann, es una buena noticia en su caso que se hayan dedicado a lo mejor que saben hacer, pues temas como el sencillo ‘I Can’t Quit’ prueban que aún “lo tienen”.

Como insuflados de energía tras la marcha del baterista Pete Robertson y su sustitución por Yoann Intonti y el teclista Tim Lanham, muy presente en el tema final llamado ‘Rolling Stones’ (sobre una “bocaza tan grande como los Rolling Stones”), The Vaccines publican una nueva colección de sencillos con potencial, y además variados. Entre cortes más modestos hallamos el trotón ‘Surfing in The Sky’; tenemos el bonito punteo y los sugerentes teclados de ‘Maybe (Luck of the Draw)’, con un estupendo estribillo a medio camino entre Phoenix y los Strokes (claramente imitados también en la mezcla de amor y música que es ‘Your Love Is My Favourite Band’ o en ‘Take It Easy’); y tenemos la eficiencia marca de la casa de ‘Nightclub’ o de ‘Something to Lose’, de inicio muy ramoniano y final muy Beach Boys.

¿No os quejabais? Justin Young, que en sus momentos más adorables se comporta como el crooner que ya fue muy celebrado en ‘I Always Knew’, nos da lo que no quisieron darnos los Strokes en sus últimos discos. Mantienen el ritmo de los hits acelerados de ‘Is This It?‘, con baladas a lo ‘Ask Me Anything’ como la mencionada ‘Young American’, sin que las idas de olla vayan más allá de alguna letra incomprensible. Justin ha escrito, grabado y publicado este disco justo al cumplir 30 años, solo como para recordarnos que los 30 son los nuevos 20, los 40 los nuevos 30, los 50 los nuevos 40, etcétera, etcétera, etcétera.

Calificación: 7,4/10
Lo mejor: ‘I Can’t Quit’, ‘Maybe’, ‘Surfing in the Sky’, ‘Nightclub’, ‘Young American’
Te gustará si te gustan: The Strokes, The Ramones, ellos mismos
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • Fernando

    Su mejor disco

  • Warp

    ¿Mejor que el primero?

  • Fernando

    Para mi gusto sí, mucho más variado y con la misma cantidad de hits.

  • Marco

    de acuerdo, es más entero y coordinado

  • Marco

    ME ENCANTÓ

  • Bitch79

    Las Vaginas.

  • Pablo Parra

    ‘Put It On A T-Shirt’ me parece un temazo como una casa de grande y muy épico

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend