Disco Las Palmeras! / Cálida

Por | 25 May 18, 7:55

En su cuarto álbum, Disco Las Palmeras! hacen uno de esos movimientos decisivos en la carrera de un grupo, de esos que hacen que los seguidores más conservadores se apeen del asunto (“el primero era mejor”, etc.), pero que a la vez afianzan la admiración de los más abiertos y, presumiblemente, se incorporen otros que nunca encontraron su punto al grupo. En un alarde de personalidad y valentía, el trío gallego se despoja en ‘Cálida’ de buena parte de los clichés del indie rock –que, ciertamente, parecen agotados tal y como los conocemos–, sin desconectar de los logros notables de discos como ‘Asfixia’ o ‘Ultra’.

Asistidos por el productor Erik Wooford (ingeniero en discos de M. Ward, Bill Callahan o Explosions In The Sky), Disco Las Palmeras! agitan y despejan la bruma y el ruido que les emparentaba con Triángulo de Amor Bizarro (aunque ‘Hoy’ sea un pegadizo trallazo rock marca de la casa) y My Bloody Valentine (aunque ‘Risas’ se nutre de amables ecos shoegaze), aclaran su sonido y se apoyan más que nunca en los sintetizadores, aproximándoles a una visión heterogénea del pop. Una en la que caben reflejos de Stereolab (en las vibrantes ‘Acción u omisión’ y ’Ensalada de planta carnívora’, con unos versos semi-rapeados un poco early-Radio Futura), The Go! Team (en el uso de cuerdas y metales, tan de marcha universitaria yanqui, en la gran ‘Bestia’ y la resplandeciente ‘Pequeño drama’), el primer Sr. Chinarro (‘Inútil’) y hasta The Hidden Cameras (en el uso de las armonías vocales, como en ‘Alegría’, por ejemplo), con ocasionales pinceladas de psicodelia, funk clásico y hasta algo de rock (‘El orden de las cosas’) que enriquecen el conjunto y les hacen sonar más personales que nunca antes. Un ímpetu que marida magníficamente con esas lecturas político-sociales que ofrecen sus letras y que, en este caso, no han abandonado.

Quizá por ser un viraje tan radical en su propuesta –ellos mismos admiten en las entrevistas que es como un nuevo comienzo para el grupo– es asumible que, por la novedad de los recursos empleados, haya cierta inconsistencia al plasmar buenas ideas, lo cual sucede tanto en el lado más experimental del disco (‘Nana de sangre’) como en el luminoso (‘Miedos’, quizá demasiado simple como para abordarla tan a pecho descubierto). Incluso se llega a percibir en este ‘Cálida’ un punto de prudencia, de querer mantener intacto un cordón umbilical que lo liga a la primera etapa del grupo, que le otorga un carácter de periodo de transición. Uno, eso sí, repleto de momentos deslumbrantes, que no sólo vienen cuando buscan ser más pop sino también cuando se adentran en la experimentación, como en esa construcción a tres voces de ‘La última gran bronca’, dejando la certeza de que, por esta vía, Disco Las Palmeras! son ya un grupo más rico e interesante de lo que eran.

Disco Las Palmeras! presentan ‘Cálida’ este viernes, día 25 de mayo, en Tomavistas Festival 2018, en Madrid.

Calificación: 7,6/10
Lo mejor: ‘Bestia’, ‘Hoy’, ‘Acción u omisión’, ‘Ensalada de planta carnívora’, ‘Pequeño drama’
Te gustará si te gustan: tanto Triángulo de Amor Bizarro como Stereolab, The Go! Team o The Hidden Cameras.
Escúchalo: Spotify

  • Lo tengo pendiente, lo cierto es que aunque como decís suena a tópico, en este caso el primero era el mejor de largo “Nihil Obstat” es un discazo y el resto no ha estado a la altura, a ver que tal este disco, no me parece mal que intenten algo diferente si realmente han variado su sonido, creo que el ultimo disco era bastante plano y aburrido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend