Eels / The Deconstruction

Por | 11 Jul 18, 12:03

Eels pueden sacarte 5 discos en 5 años y luego estar 4 años sin sacar nada, que es el lapso que hemos visto pasar entre la edición de ‘The Cautionary Tales of Mark Oliver Everett‘, uno de los mejores discos de 2014, y la de ‘The Deconstruction’. ¿Qué ha sucedido durante este tiempo con Mark Oliver Everett? Bastante en la tumultuosa vida del autor del recientemente reeditado ‘Cosas que los nietos deberían saber‘: se ha casado, ha tenido su primer hijo y se ha divorciado. No obstante, ‘The Deconstruction’ no es el típico álbum post-divorcio. Podemos rebuscar alguna referencia a sabiendas, por lo que ha dejado caer en la entrevista con Billboard, de que la separación no ha sido cosa suya; como en la misma canción que abre, la titular, de folk orquestado y cinético, tremebundo, algo que podría haber escrito Benjamin Biolay.

La siguiente pista, ‘Bone Dry’, repite “te bebiste toda la sangre / mi corazón está completamente seco”. Es una composición misteriosa, inspirada en el cine negro como lo estaba la música de los 90 de Portishead, que “E” interpreta con voz ronca, sobre una melodía también algo ‘Dancing Barefoot’. Pero el humor está demasiado presente en el tema como para tomarlo como algo trágico (atentos a los “Shouby dooby dooby doo / Shouby dooby / Shouby dooby dooby doo”) y, lo que es más, el álbum contiene una larguísima ristra de mensajes positivos.

La “premonición” que da título a la pista 4 es que “todo va a ir bien / puedes matar o te pueden matar / pero el sol va a salir”. La canción concluye, podemos interpretar que tristemente conociendo el desenlace de su historia, “mi amor está vivo / tú y yo podemos vivir / más que sobrevivir”; pero tras la nostalgia de ‘The Epiphany’ (“quiero volver a aquel tiempo tan sencillo en que éramos felices y libres”), aparece el optimismo sin mácula de ‘Today Is the Day’, que además ha sido presentada como single y con vídeo alegre. Hay momentos de romanticismo como la bonita ‘Sweet Scorched Earth’ (“me encanta que seas mi mejor amiga y mi mujer / y me encanta nuestra familia y nuestra vida”), que ahora pueden sonarnos demoledores; pero siempre en contraste con canciones tan divertidas como ‘You Are the Shining Light’. ¿El desenlace de todo esto? La puerta a la esperanza de ‘In Our Cathedral’: “Hay un lugar en el que tu corazón todavía puede estar abierto / en nuestra catedral”.

Teniendo en cuenta que “E” es conocido por abrirnos su corazón y aquí la única canción que esconde un poquito de política, según él, es la mencionada ultra personal y romántica ‘Sweet Scorched Earth’ (“está disfrazada de canción de amor, pero es sobre alguien jodiendo tu canción de amor”); es una pena que ‘The Deconstruction’ no esté un pelín mejor orquestado. Ni la música ni la secuencia terminan de darle al disco ese toque narrativo que se queda a las puertas de tener. Parece que Eels ha(n) querido hacer más bien una colección de canciones, con un punto de banda sonora muy puntual (manifiesto en interludios o en temas próximos a la new-age como ‘Rusty Pipes’, casi un villancico de Andrea Bocelli), alguna nana (‘Archie Goodnight’) y alguna cosa tirada sin nada de gracia, como ‘Be Hurt’. Una oportunidad perdida de construir un disco histórico a partir de un período histórico en la vida personal de Mark Everett o, siendo optimistas, una nueva oportunidad de disfrutar de un puñado de buenas canciones.

Eels presentan ‘The Deconstruction’ este jueves 12 de julio en Mad Cool, Madrid.

Calificación: 6,5/10
Te gustará si: has seguido escuchando alguno de los 5 últimos discos de Eels durante los últimos 4 años
Lo mejor: ‘You Are the Shining Light’, ‘Bone Dry’, ‘Rusty Pipes’, ‘Sweet Scorched Earth’
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • Esteve Theque

    Eels siempre me han gustado pero nunca he encontrado en ellos el discazo que creo que podrían publicar, se acercaron en Blinking Lights, o los dos primeros… Aunque siempre encuentras un par de grandes temas en todos.

  • Esteban Martínez

    A mi me ha encantado. Honesto, desnudo, sencillo y sensible. Como siempre…
    De lo bueno que he oído en el año.

Playlist del mes

Send this to a friend