Miles Kane / Coup De Grace

Por | 05 Sep 18, 8:16

5 años y un álbum más desafiante y macarra de The Last Shadow Puppets no han cambiado demasiado el planteamiento musical básico de Miles Kane: sigue sin olvidar quién es y de dónde viene –esto es, el rock británico de los 50 a los 90– y tiene claro que el perpetuo homenaje a todo lo que ha aprendido de aquella música es hacia donde se dirigirá siempre (al menos, de momento). Aunque, claro, hay matices.

En ‘Coup De Grace’, el ex-The Rascals hace emerger su parte más punk (cuenta que durante la gira de presentación de ‘Everything You’ve Come To Expect’, Alex Turner y él escuchaban mucho a The Fall –a los que versionaron en un EP– y a The Damned –cuya influencia aquí es manifiesta en ‘Too Little Too Late’ y ‘Something To Rely On’–), pero no olvida tampoco ni a T-Rex (‘Cry On My Guitar’), ni a The Kinks (en la pseudo-crooner ‘Shavambacu’), ni el northern soul. Este subyace claramente en dos cortes que nos hacen pensar en los The Verve de ‘Urban Hymns’: ‘Wrong Side Of Life’, con su mezcla de furia y groove funk, y una ‘Loaded’ de una acusada cadencia hip hop que también hace pensar, rítmicamente, en Lana del Rey. No es casual, puesto que es co-autora de la canción y hace coros en ella.

Escocido por una ruptura especialmente dolorosa, Kane compuso prácticamente todo el disco junto a Jamie T –con algunas colaboraciones puntuales más allá de la de Lana, como las de los Mini Mansions Zach Dawes y Tyler Parkford– en pocos días en un hotel de Los Ángeles, tras encontrarse con él en un concierto. Acto seguido, alquiló un apartamento allí para grabar las canciones con John Congleton (Lana Del Rey, St Vincent, John Grant) en un par de semanas. Esa inmediatez es, precisamente, lo que más brilla en un ‘Coup de Grace’ que deja atrás la pátina sofisticada (y que hoy suena trasnochadilla, en verdad) de ‘Colour Of The Trap’.

Canciones tan próximas a los Arctic Monkeys más acelerados, como ‘Cold Light Of The Day’ o ‘Silverscreen’, se benefician de esa urgencia y de un estilo interpretativo en el que Miles alterna elegancia y rabia: se nota que siente cada palabra que canta, incluso aunque sean bromas privadas como ‘Shavambacu’ (parece que fue lo que él entendió cuando alguien le dijo ‘Je T’aime Beaucoup’) o un toscamente pronunciado ‘Coup De Grace’, en el que despliega un infeccioso guiño de new wave funk a lo Tom Tom Club. Un viaje estilístico repleto de buenas melodías, el de este “golpe de gracia”, en el que no rechina prácticamente nada –si acaso, la anodina aproximación a los Oasis más blandurrios que es ‘Killing The Joke’– y cuya media hora pasa en un suspiro, dejándonos la sensación de que aquí, en el punto intermedio entre el exquisito British boy de sus inicios y el macarra deslenguado de los últimos TLSP, está el mejor Miles Kane.

Calificación: 7,3/10
Lo mejor: ‘Loaded’, ‘Crying Light Of Day’, ‘Coup De Grace’, ‘Wrong Side of Life’, ‘Something To Rely On’
Te gustará si te gusta: Arctic Monkeys, The Verve, los últimos The Last Shadow Puppets (tanto o más que los primeros).
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • En Pitchfork le han puesto un 3,6… Le daré una escucha y habrá que sacar la media…

  • mardebering

    pitchpork no escuchan los discos.

  • Eso es que está bien. En 20 años Pitchfork revisará la review y le pondrá un 8.9 o algo así. 💤.

  • soplagaitas

    Está bien, aunque me quedo con Colour of The Trap.

  • Claro claro.. eso es sello personal de Pitchfork!! jajajaja

  • Yo también…

  • mardebering

    es un disco muy Britis, es un mérito sacar un disco con semejante sonido, el disco telita, por momentos parece que cantara Alex Turner en “Coup De Grace” canción, es clavadita a la voz de los Monillos.

Send this to a friend