Tracey Thorn / Out of the woods

-

- Publicidad -

Tracey Thorn / Out of the woods

outofthewoods.jpgQué alegría que ‘Out of the Woods’ nos devuelva a una Tracey Thorn espléndida que no veíamos desde hace más de 10 años. Everything but the girl no es uno de esos grupos más que pasa desapercibido. Durante dos décadas se ha distinguido por hacer canciones emotivas y personales (maritales), bien acercándose a la bossa o al folk, bien al trip-hop o al mejor dance. Este segundo disco en solitario de su cantante tiene un poco de cada cosa, y es bastante superior a ‘Temperamental’, el último de la pareja inglesa, que además hace ya 8 años que salió.

‘Out of the woods’ empieza con trío de ases: ‘Here it comes again’, una balada orquestada; ‘A-Z’, una balada electrónica, y el single ‘It’s all true’, que a pesar de ese inicio old-skool que pone un poco nervioso, tiene un desarrollo tan elegante sólo como los mejores singles bailables de EBTG. ‘Hands up to the ceiling’ nos devuelve la mejor delicadeza acústica de Tracey; ‘Easy’ el sonido de sus colaboraciones con Massive Attack; ‘Grand Canyon’, la herencia de tanto trallazo discotequero. Si acaso ‘Nowhere near’ o la versión ‘Get around to it’, a pesar del saxo de The Rapture, se hacen algo más insípidas, pero el cierre con ‘Raise the roof ‘certifica que estamos ante otro disco de Tracey lleno de sonidos angustiosos y vacíos (esta vez creados por Ewan Pearson y Martin Wheeler y no por el que sigue siendo su marido, Ben Watt) y de letras sobre hombres que no vuelven a casa, adolescentes encerrados en su habitación y por supuesto sobre Londres (‘By Picadilly Station I Sat Down And Wept’). A ver si algún festival se acuerda de invitarla y a ella le apetece venir. 8.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas