Róisín Murphy / Hairless Toys

Por | 11 May 15, 19:30

roisin-hairlessEl mundo del pop la esperaba con los brazos abiertos, pero ella no está muy por la labor que digamos de seguir por esa senda. Róisín Murphy nos malacostumbró en 2007 cuando editó aquel ‘Overpowered’, una rara avis de su discografía que se apoyaba en el hedonismo arty y que desde su lanzamiento caló de lo más hondo entre un grueso de seguidores que, hasta entonces, no se habían detenido en condiciones a observar a la irlandesa. Pero no hay que olvidar que la Murphy, ya fuese bajo el amparo de los desaparecidos Moloko o bien en solitario, siempre ha sido una artista que ha ido por libre y se ha tomado las suficientes licencias para hacer lo que le ha venido en gana en cada momento. Buena muestra de ello son la decena de featurings en los que en los últimos años ha participado (y que en ningún caso ha querido recopilar, nosotros sí) o ese EP titulado ‘Mi Senti’ con el que el pasado año quiso rendir tributo a la canción popular italiana desde un prisma igual de melancólico que minimalista.

Con estos antecedentes presentes, los fans de ‘Overpowered’ y la careta más petarda de la artista muy probablemente se lleven una desilusión mayúscula a la hora de enfrentarse a este ‘Hairless Toys’ que en las primeras escuchas resulta igual de sesudo que poco amable (por mucho grower que algunos adviertan en él). Quien pensase que tomando inspiración del ‘Paris Is Burning’ de Jennie Livingston y las ballrooms neoyorquinas de finales de los ochenta ella iba a tirar por la senda del house y el voguing facilón, estaba del todo errado. Más bien ha sido todo al contrario, ya que su último disco en términos generales es un tour de force downtempo que lo único que busca es generar un viaje sensorial, una elegante válvula de escape del pop comercial que debe degustarse cuando los clubs han cerrado y uno solamente lucha consigo mismo y la amenaza de la resaca en casa.

Los dos singles que han anticipado este disco ya hace semanas que nos pusieron en aviso de lo que aquí íbamos a encontrar. ‘Gone Fishing’, por ejemplo, no deja de ser una evolución sintética del ‘Ruby Blue’ construida sobre un envolvente manto chill y retazos de funk marciano; mientras que ‘Exploitation’, pese a sobrarle tres minutos, se mueve en un terreno más acorde con el deep house de Dj Sprinkles y la hipnosis jazzística desde el burladero. Ninguno de los dos temas son memorables ni pretenden serlo dada su compleja fisionomía, pero nadie puede poner en tela de juicio que Róisín y su productor, Eddie Stevens, han querido reinterpretar para la ocasión buena parte de los recursos sonoros que cimentaron la carrera de Moloko y la Róisín que en 2005 se dejaba aconsejar por ese alquimista sonoro llamado Matthew Herbert.

A lo largo del disco hay números de funk espacial como ‘Evil Eyes’ que pueden llegar a recordar a Grace Jones (la mejor del lote para quien esto escribe porque es la única que sí desprende un melódico groove chulesco y glamouroso), canciones como ‘Uninvited Guest’ que se dejan querer por el jazz tropicalista y números como ‘House Of Glass’ que, dada su naturaleza progresiva, acaban mutando con el paso de los minutos en una orgía de microbeats, xilófonos, punteados funk y saxos que van y vienen como espíritus fantasmagóricos. Por haber también hay tributos al sonido Nashville en esa ‘Exile’ que permite imaginárnosla interpretándola en un bar de carretera con el rimmel corrido, y hasta una balada pastoral como ‘Unputdownable’ que se deja querer igualmente por la cara más cándida del country-pop. Aunque otra cosa muy diferente es que, pese a las buenas intenciones, la cosa funcione.

Como ya ocurría en ‘Mi Senti’, Róisín se muestra extremadamente moderada vocalmente en este trabajo donde los hits brillan por su ausencia. Y, además, los temas jamás acaban de despegar y no enganchan, lo cual hará que acabemos abandonando el disco en la estantería más pronto que tarde. Después de una carrera intachable y dos álbumes capitales como ‘Ruby Blue’ y ‘Overpowered’ que no han perdido fuelle con el paso de los años, ciertamente esto sabe a muy poco. Aunque no todo está perdido. Según ha dicho en entrevistas previas, a lo largo de estos años en los que ha estado criando a sus dos hijos ha compuesto una treintena de canciones y se está pensando seriamente editar en los próximos meses un segundo volumen que tomaría un cariz menos experimental. Así que aún hay esperanzas de que Róisín escuche nuestras plegarias y firme algo más memorable y menos pretencioso que esta colección de canciones que no dejan de ser un capricho artístico, sin más.

Calificación: 5,6/10
Lo mejor: ‘Evil Eyes’, ‘Exploitation’, ‘Unputdownable’
Te gustará si te gusta: la faceta más experimental de Róisín cuando formaba parte de Moloko y una versión más alucinógena y progresiva de ‘Ruby Blue’. Los fans únicamente del ‘Overpowered’ mejor que se abstengan.
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • Xanti82

    Qué nota mas bajísima!!!

  • Curtis

    Es un discazo, nota bajísima

  • Luis

    Es un discazo! por todos lados que se puede leer del album lo ponen como una obra maestra! mi favorita el track que tiene el nombre del album!

  • ¿Discazo? Menos calificativos y más argumentos.

  • Frikotheque

    Roisin Murphy ha creado su «Medulla», y eso tiene mérito; a ver si la va bien.

  • Curtis

    La producción es ma ra vi llo sa, y tiene varios momentos de una lucidez enorme, no se, es uno de eso álbumes que yo veo que el creador ha ido detallito a detallito, midiendo cada paso que da, y que no hay nada que esté por estar.
    Y desde luego no merece menos nota que el de Mumford and Sons

  • Sí, la nota me parece algo baja, pues tiene momentos brillantes, pero decir que es un discazo es demasiado, sobre todo considerando que en momentos por más pretensiones que tenga suena estancada en lo que hizo hace más de 10 años y no viene a aportar gran cosa a su carrera.

    Sin duda no se ha propuesto hacer un disco de escucha fácil, quien quiera apreciar sus virtudes tiene que escucharlo a detalle y con paciencia, algo bastante difícil de conseguir en una época en la que la música se ha vuelto un mero ruido de fondo. Pero hacer un disco complicado no es hacer un buen trabajo ni buena música.

  • El Justiciero

    Pues a mi me parece una obra de ARTE. Está todo cuidadísimo… Overpowered es basura al lado de este disco.

  • Mltess Pèrez

    El disco se siente como mamar una piedra, y al mismo tiempo es como bailar bajo la discoball y también cortarse las venas vestida de grace jones, a mi me parecio epico

  • Curtis

    A su carrera no, pero al panorama si que aporta cosillas yo creo, que parece que ahora cualquiera puede salir airoso haciendo lo que hace la Roisín, y más difícil de escuchar me parece el de la Holly Herndon, este lo que pasa es que es menos accesible que lo que nos acostumbran, claro.
    Ahí te doy la razón, la música no es cosa de fondo, y se nos está haciendo creer que si, pero por eso lo he calificado de discazo (tal vez de manera un poco dramática) porque nos exige escuchar bien y eso parte de la música alternativa tampoco lo hace.
    Yo le plantaría un 7,5 tranquilamente, si al final son gustos…

  • Xanti82

    Yo reconozco que no soy especialalmente seguidor de Róisín Murphy, me gustaba Moloko, pero este disco deja toda su discografía, en comparación, tirada a la basura

  • armando ramirez

    Todos los medios encumbrando este disco como su mejor obra hasta la fecha y vosotros como siempre haciendo el ridículo. Qué página basura.

  • 010010001

    genial leer este articulo, bajar tus expectativas al suelo, ir a escucharlo y encontrarte semejante joya

  • XR2

    Que mal que no aprecien este discazo, amo a la Róisín experimental y ‘Overpowered’ es uno de mis discos favoritos de la historia así que no entiendo porque no habría de gustar a los fans de este. en fin que ella siempre ha hecho música de calidad y esta no es la excepción. mínimo un 8.5 merece el album.

  • XR2

    Que buena comparación:) amo Medúlla

  • Edgar Björk – Amos

    Basura y de la que apesta como todo lo que ha hecho desde que dejo Moloko

  • Israel

    ¿Pero por qué ponen a Dido en la portada?

  • discomachine

    Es un disco para escucharlo detenidamente y saber apreciarlo canción a canción. Tiene muchísimos matices; es un disco cuidadísimo. Nota bajísima; tranquilamente un 8,5 se merecía. Solo hay que ver las críticas de otras páginas…

  • WilhelmScream

    Aún no he oído el disco entero.. solo los dos singles y Evil Eyes… encuentro algo exagerado que le pongáis solo un 5,6 viendo las notas que repartís entre las diversas divas..

  • Ruby Blue

    El gusto lo tenéis en el o**te… Un 5’6 a semejante obra de arte. Claro claro, que no es David Guetta, Calvin Harris o el batiburrillo pitbullero ese infumable que ha lanzado Madonna con 765 productores. Roisin convence y no puede estar cantando una y otra vez Sing it Back porque a vosotros os de la gana. Es una auténtica dama de la escena mas experimental. Una diva que no tiene que enseñar el culo cuando canta porque tiene la clase de las de antes. Bravo por la Murphy y larga vida al Harless toys!

  • Xanti82

    Como es habitual, se confunde gusto con calidad

  • Lucho

    y tienes a natalie imbruglia como foto de portada… vuelve a tu agujero.

  • Tituta

    JNSP va a reivindicar el disco en lo mejor del 2015, como siempre lo hacen.

  • perfect

    No veo la comparación ni con Medulla ni con ningún disco de Björk

  • perfect

    Yo le pondría un 6, pero independientemente de la nota, estoy de acuerdo con todo lo que comenta el redactor sobre cada canción del disco. Lo que me sorprende es que tenga 30 canciones y saque un disco con 8 (2 de ellas podrían ser caras b de algún single y otra la alarga sin sentido). Por cierto, espero que Roísín Murphy / Moloko sean los próximos invitados de la sección Buscando el mejor disco de…

  • Frikotheque

    No me refiero al tipo de sonido, si no al tipo de álbum.
    Björk había creado antes el Vespertine, el Homogenic… un sonido que te enganchaba, un sonido agradable al oído a primera escucha; y luego vino Medulla, un disco más dificil, perfecto, pero que tardaba en entrar.

    Pues Roisin igual; de los álbumes de Moloko al Ruby Blue y Overpower, álbumes fáciles de escuchar dentro de lo que cabe, que entran a la primera, a este disco más sobrio y elegante, que como Medulla se hacía un poco más difícil de escuchar, pero cuya calidad es indudable.

  • JJ

    Unputdownable!!!; vaya estribillo mas bonito ; directo a mi lista de favoritos

  • Chonga

    Malísimo, decepción total, OLVIDABLE!

  • Edgar Björk – Amos

    Que estupidez dejarte llevar por una imagen, igual puedo poner a Anna Varney, Bjork o la de un perro, nada tiene que ver una foto,con una opinion

  • Ataturk

    Muy buen disco… para mi gusto la nota es muy baja, merece al menos un 7.5

  • Penn

    Me da flojera escucharlo, le doy un 6 ;)

  • Aitor

    Cuando pocos años después del soberbio Overpowered (la vi presentarlo en directo en Madrid en 2007) afirmó que su siguiente disco procedería «from a deeper place» me temía exactamente esto. Se puede (y se debe) ser moderno, alternativo, no convencional, marciano… pero aburrido no, por favor, aburrido no.

  • disqus_etLPxPwTIC

    No entiendo por que en la nota esperaban una especie de overpowered 2.0, es tonto esperar algo así cuando sabemos lo impredecible que es Roisin. Fácil se iba con un 8.5

  • asa ✝

    Que fea reseña para un disco exquisito, me recordó al de neneh cherry con four tet ❤️

  • Anmi

    Qué lástima. Borrar de la memoria y de los oidos. Insufrible.

  • ES BRUTAL

Share via
Send this to a friend