¿Es Zahara la estrella del pop que estabas esperando?

-

- Publicidad -

¿Es Zahara la estrella del pop que estabas esperando?

zahara-ig¿Os acordáis de cuando La Oreja de Van Gogh publicaron «La reina del pop»? El grupo donostiarra tiene unas melodías impepinables, pero que Amaia Montero se postulara como tal (o jugara simplemente con la idea) era muy incómodo de ver. Tanto como sugerir que Marta Sánchez pudiera ser la Madonna española. Únicamente Alaska (Mónica Naranjo y Christina Rosenvinge son quizá demasiado «sui generis») ha tenido en los últimos 30 años el carisma suficiente como para ganarse el respeto en distintos momentos de su carrera de indies, rockeros e incluso siniestros y jevis.

Durante años, he estado esperando que una artista femenina volviera a tener ese algo necesario para captar a público generalista y alternativo como Alaska logró en los 80. No sé si alguien lo ha notado, pero entre los grupos indies que han dado un salto hacia la fama no hay una sola chica. Vetusta Morla, Izal, Supersubmarina, Love of Lesbian y Lori Meyers, los grupos más omnipresentes en todos los festivales, se componen exclusivamente de chicos, y únicamente -en esa liga o casi- Dorian y El Columpio Asesino tienen una chica entre sus miembros, aunque como mucho podría decirse que comparten liderazgo.

- Publicidad -

Hubo un momento en el que parecía que Russian Red (la única con disco de oro entre Anni B Sweet, Alondra, etcétera) podía unirse a esa primera división de artistas. Qué bien, por fin una cantante salida del underground que sabía cantar, que tenía tablas, carisma de estrella, que podías llevar a El Hormiguero, a los Goya… pero fue hablar de política y meterse en otras polémicas y la gente ir a degüello con ella. ¿Fue para tanto? ¿No deberían mandar sus (excelentes) canciones? Me preguntaba si la sociedad es tan misógina como para no poder soportar que una cantante de pop pudiera tener éxito y a la vez sus propias opiniones. Ahora que Amaral quieren ser cada vez menos famosos, y a la espera de que Lourdes salga del jardín en el que se metió con un regreso a la altura (y estoy seguro de que lo conseguirá, ‘Agent Cooper’ tenía tres canciones que me encantan y una dirección artística impecable), mi mayor apuesta es Zahara.

La cantante volvía a presentar anoche ‘Santa‘ en Madrid, en una Sala But abarrotada (las entradas se agotaron con meses de antelación y hoy sábado vuelve a actuar de nuevo). Nunca había tenido ocasión de verla en concierto, puesto que, entre otras cosas, por razones desconocidas, no toca en lugares como el FIB o Dcode, y me preguntaba si la excelente producción del disco (co-dirigida por cierto por ella misma) se podría trasladar al directo. La respuesta es sí. El que tuvo lugar anoche, de hecho, es uno de esos conciertos que no se olvidan.

- Publicidad -

Ya la cosa prometía desde el principio. La gente empezó a pitar en cuanto pasaron dos minutos de las 21.00 -la hora programada- como si estuviera a punto de salir Madonna. Hacia las 21.05 salió ella, sola, mientras sonaba la banda sonora de ‘Star Wars‘ y sobre las pantallas del fondo aparecía el ya conocido logo de «Santa Zahara». La cantante se atrevió a arrancar un concierto lleno hasta la bandera con una canción acústica, ‘Int. noche’, intentando justificar irónicamente su despecho con un monólogo acelerado, como propio de Las Virtudes, después de haber agradecido al público que escogiera su show en lugar del estreno de ‘La guerra de las galaxias’. «La película la podéis ver mañana o pasado, pero lo que va a pasar hoy aquí va a ser irrepetible», amenazó con dos ovarios, despertando vítores.

Quizá estoy malacostumbrado a ver otro tipo de conciertos de estrellas más tímidas y retraídas, y por tanto soy fácilmente impresionable, pero lo seguro es que la noche sí que fue irrepetible. La banda actual de Zahara, compuesta por miembros de Mucho (que el año que viene sacan disco y lamentablemente no podrán seguir de gira con ella), se unió ya para la segunda canción, y lo que lograron enseguida fue alucinante. La sonorización de ‘La gracia’, con todas las voces e instrumentos a tope de volumen pero sin saturar, es la mejor que yo he escuchado en esta sala (Sergio Vera creo que dijo que se llamaba el técnico, apuntad su nombre, buscadle en Linkedin). Igualmente, la recreación dream pop de ‘Donde habitan los monstruos’ no tuvo nada que envidiar a lo que hace poco vi de Beach House en La Riviera y las guitarras playeras de ‘Oh, salvaje’ resplandecieron exactamente igual que en estudio o si acaso mejor.

Una versión de Nueva Vulcano (‘Te debo un baile’, sobre una bandera «United States of Zahara» de fondo) y un medley con Xoel López, que salió también bastante divertido diciendo que leía «XL oé» en lugar de «Xoel» en la pantalla, entre otras bobadas, amenizaron el repertorio entre temas como ‘El frío’ o ‘Crash’. Con Xoel el público pareció gozar con la versión de ‘Is There a Ghost’ de Band of Horses, ‘Funeral’ e ‘Historia universal’ de Deluxe, pero no fue lo mejor de la noche. De hecho, el show alguna vez se acercó demasiado a la épica de los grupos con escroto -como ella misma los llamaría-.

Sin embargo, hay una diferencia fundamental entre los conciertos de Izal, Supersubmarina y Vetusta Morla y los de Zahara. Y es el humor. Existen Los Punsetes, Hidrogenesse y Love of Lesbian, pero no son tantos los que se acuerdan de que vamos a los conciertos a pasarlo bien y a reírnos. No imagino a la mayoría de los artistas que tanto llaman de tantos festivales bromeando sobre los zombis de Alejandro Sanz (casi son «zombis» los «feriantes» de ‘Caída libre’), sobre lo que hay que votar («no os voy a decir a quién tenéis que votar (silencio) ya os lo digo todos los días en Twitter»), sobre su postulado a Eurovisión (¡ojalá!), sobre la falsa despedida antes del bis (esos guiños al público tipo Austin Powers deliberadamente patéticos), pronunciando la palabra «mierdón» y quedándose tan panchos o proyectando a Yola Berrocal en sus pantallas (se la cita en ‘Caída libre’, ella rebautizó a Zahara como «Azahara»).

A veces me pregunto si me gustan tanto las artistas femeninas sobre el escenario sólo porque los hombres los prefiero en la cama, pero lo cierto es que por a o por b, pocos artistas me gustan tanto como Zahara. Pocos son tan profesionales sin tomarse a sí mismos demasiado en serio y pocos manejan el humor, la ironía y por supuesto la voz y las emociones como ella. Hablando de estas últimas, la preciosa ‘El deshielo’, antes del bis, fue para mí el gran highlight del show, que al final se cerró con ‘Caída libre’ y una ‘Tú me llevas’ en la que la cantante se tiró al público y recorrió bailando tranquilamente toda la sala. Pues va a ser que sí que es una estrella, sí. 9,5.

El de ayer fue uno de mis conciertos favoritos de la vida. De los más bonitos, de verdad. Pero os voy a confesar una cosa algo triste. Estos últimos conciertos en la but serán los ultimos en los que mis queridos Marti, Vic, Miguel, Rams y yo tocaremos juntos. El año que viene Mucho sacaran nuevo disco (discazo) y no podrán seguir siendo mi bandaza. Ayer era imposible tocar sin tener eso presente, un adiós que seguro se convierte en un hasta pronto, pero que no por eso duele menos. Y es que durante un año estos caballeros elegantes se han convertido en mis amigos, mis compañeros y mi familia. Los echaré de menos. Mucho. Por eso esta noche, en el último concierto en @sala_but, voy a disfrutar cada canción consciente de que será la última. Queridos, gracias por uniros a este proyecto, gracias por haberlo hecho tan importante y grande. Ojalá coincidamos muchas veces más. Os quiero. • 📷 @marinakaysen •

Una foto publicada por • z a h a r a • (@zaharapop) el

Lo más visto

No te pierdas

Greta Van Fleet, Ariana, Lizzo: la crítica musical no está para haceros la pelota

Greta Van Fleet sitúan a los críticos musicales escribiendo "desde el sótano de sus madres".

El homenaje de Kid Cudi a Kurt Cobain tiene más miga de lo que parece

El rapero Kid Cudi ha actuado este fin de semana en el programa estadounidense Saturday Night Live para presentar...