La entrevista entre C. Tangana y Cadena Ser que nunca debió suceder

-

- Publicidad -

La entrevista entre C. Tangana y Cadena Ser que nunca debió suceder

c-tangana-makes-it-rain‘Mala mujer’ de C. Tangana es una canción excelente. Pero también lleva 15 días siendo tremendamente popular. Mucho más popular de lo que fue ‘Antes de morirme’ con Rosalía, a su vez mucho más popular que ‘100k pasos’, ‘Persiguiéndonos’, ‘Alligators’ o cualquier otro tema del cantante con o sin Agorazein. Es candidato a entrar en la lista de Los 40 Principales y sin un apoyo tipo «artillería pesada» de la emisora ya es número 3 en Spotify España a día de hoy.

C. Tangana ya estaba en el ojo del huracán y está más que acostumbrado a protagonizar titulares por sus polémicas con Los Chikos del Maíz, sus tejones a una de las cantantes de Hinds y el dardo al novio de esta, y por supuesto su música (este fin de semana por ejemplo ha sido muy comentado su triunfo en Sónar). Pero ahora ha dado otro paso y los titulares y el alcance de los mismos se multiplican, y por supuesto no siempre para bien. La entrevista de vídeo para ‘Fuego y chinchetas‘ de Cadena Ser, publicada este lunes, es un buen ejemplo de ello.

- Publicidad -

Preparada por tres personas, entre ellas la que ejerce de presentadora, la entrevista es tan incómoda de ver que ha tenido que ser explicada (justificada) mediante una nota en la web de la cadena. Aunque no hace falta, porque para algo era de vídeo. Nada más llegar C. Tangana ve sobre una ruleta varios temas posibles que tratar en la entrevista, pues una botella girando decidirá qué se trata y qué no. Ni corto ni perezoso, arranca varios temas de los que no le apetece hablar: «trap», «política» y «Rosalía» están entre ellos, aunque la presentadora, ejerciendo la profesión periodística, vuelve una y otra vez sobre el primero, muy acertadamente, pues en este caso es el más relevante. «Yo tampoco sé lo que es el trap, si no sé lo que es, cómo me voy a definir así», «mi tipo de música es pop» y «no hace falta que (la gente) se entere de lo que es (el trap)» son algunas de las justificaciones de Tangana, que asegura que le gusta mucho la variedad musical y que le encanta el ‘Love and Sex’ de Plan B.

Más peliagudo es el tema del «machismo», que C. Tangana no había retirado de los posibles asuntos de la entrevista. Elisa Muñoz habla del poso reggaetón de ‘Mala mujer’ y le pregunta si se considera machista. Tangana responde que no. Muñoz contraataca preguntándole si se considera «feminista», pero la respuesta del cantante es totalmente inesperada: «Yo soy transexual, si me das a elegir (entre machista y feminista). Las ideas de masculinidad y feminidad que tiene España me comen el coño actualmente. No voy a entrar en una conversación con la masa (…) Espero que me acepten por ser transexual y no tener problemas con eso». Cuando la presentadora le dice que ser transexual no tiene nada que ver con ser machista o feminista, él responde: «Yo creo que sí. No hay una dualidad solo y eso tiene que ver con el problema de fondo del machismo y del feminismo. Por eso soy transexual».

- Publicidad -

A continuación, Muñoz habla de los planos de mujeres moviendo el culo en su vídeo y de la frase de ‘Mala mujer’ en la que C. Tangana dice «te has llevado mi pasta», que para ella no se daría en un tema dedicado a un hombre. Él trata de argumentar que sí, pero para entonces la entrevista, que sí había dejado espacio para recordar el punto de inflexión de la carrera del cantante (un concierto en Las Vistillas), incluso para hablar de su filósofo favorito (Nietzsche) o para hablar de haters (incluido el Twitter «Ego de C. Tangana»), es insalvable. Él termina acusándola de buscar «nada más que morbo».

Hay un problema de raíz en estos 14 minutos en los que se respira más tensión que en muchas películas del Festival de Sitges, y es el origen de este encuentro: un mail de Sony proponiendo a este programa una entrevista con «la sensación de la música trap en España». La discográfica no ha usado la palabra «trap» en ninguno de los tres comunicados oficiales que ha remitido durante las últimas semanas sobre ‘Mala mujer’, claramente porque C. Tangana no se siente identificado con ella. Así lo indicaba en su cuenta de Twitter en enero. De manera más interesante todavía, Beatburguer hablaba con C. Tangana y Yung Beef hace unos días para dilucidar lo que era trap y lo que no lo era.

«Para mí trap music como gansta music es hablar de delinquir, realmente no concibo un sonido trap porque las 808 o el autotune están presentes en muchos sitios antes de que ese slang se pusiera de moda”, dice Tangana, para continuar después: «Hay periodistas musicales a los que en pleno 2017 les pones un tema de Kanye del ‘808s & Heartbreak’ y te dicen que es trap, no tiene sentido. Para mí trap music como gansta music es un slang más para las letras explícitas sobre delincuencia». Para finalizar, una lista de lo que no es trap y de lo que sí es trap según la visión de los cuestionados.

Al margen de lo que sea trap y lo que no sea trap, y según para quién (Geoff Barrow es conocido por ordenar que la etiqueta «trip hop» no aparezca en las comunicaciones de Portishead), parece que alguien cometió el error en Sony de vender a este artista como adalid del trap, para conseguir una entrevista en un medio generalista. Así, encontramos a un C. Tangana que, probablemente harto de tratar este tema, se encuentre con una lista de «topics» que realmente le dé una enorme pereza tratar. Casi lo raro es que no arranque la etiqueta «Los chikos de Madriz», varios meses después de su beef, cuando no hay nada nuevo que decir. Su reacción es la de cualquier artista a punto de ser entrevistado por enésima vez sobre las mismas cuestiones, viendo una lista de temas que ya ha contestado en otros lugares. «¿Otra vez «Los chikos de Madriz»? ¿Otra vez Rosalía? ¿Otra vez trap? Por favor, sáquenme de aquí».

Más controvertido es, de nuevo, el tema del machismo. ‘Mala mujer’ es un tema que está sonando y está aún muy lejos de tocar techo (si dos incidentes como este no lo impiden) y sobre su letra C. Tangana no ha hablado tantísimas veces, aunque solo sea porque la canción a duras penas tiene un mes. Mucha gente la está conociendo y mucha gente nueva querrá ser hasta dónde llega su posible machismo. El tema del machismo asumido en las letras del reggaetón, el trap o el pop está a la orden del día y es demasiado grave como para ignorarlo. Por si da una pista, el artista se hace llamar ahora en Twitter «Bad Hombre». En esta entrevista, en la que no podemos ignorar el hecho de que la entrevistadora es una mujer, tiene la opción de explicar la letra; de decir que no tiene por qué explicar la letra porque es solo un cantante reflejando un momento de rabia y no un líder político; de usar su influencia en los chavales de hoy para hablar de este tema con seriedad; de decir que no está capacitado para hablar de temas tan relevantes para la sociedad en una entrevista, largo etcétera. Por el contrario, y a una semana de actuar en el Orgullo Gay, sorprende respondiendo que es «transexual» en contraposición a «machista» y «feminista». Tangana intenta argumentarlo y de hecho, parecemos entrever, en algún lugar, una teoría interesante al respecto. «Las ideas de masculinidad y feminidad que tiene España me comen el coño actualmente» es una declaración que diseccionar. Asimismo, «De macho alfa no tengo nada» es una de sus declaraciones más conocidas, como recuerda también esta semana este test «adivine quién ha dicho qué, si C. Tangana o Fran Perea» (va en serio), realizado por Tentaciones. La declaración está extraída nada menos que de la revista Shangay, en 2016: «Soy así. De macho alfa no tengo nada. Parece que los hombres estamos obligados a adoptar esa pose de duros todo el rato, y yo paso, eso se lo dejo a otros». En esa entrevista criticaba además, la homofobia en el hip-hop, elogiando la manera de derribar géneros de Joe Crepúsculo («me flipa en ese sentido, cómo normaliza muchas actitudes. Es de mis artistas favoritos de todos los tiempos»). Decía Tangana: «En Estados Unidos al menos sí hay una escena queer importante, y gracias a los acercamientos al mundo de la moda también se han traspasado ciertas barreras. Pero sigue habiendo un poso homófobo, como pasa en la sociedad en general. Incluso en mi entorno veo esa homofobia contenida. Igual que el racismo y el machismo también están latentes».

¿Por qué C. Tangana es incapaz de plantarse delante de esta periodista y decir estas cosas? El cantante probablemente no dé abasto con lo que tiene encima, esté pelín desbordado de acciones promocionales e incluso, por qué no y siendo humano, esté en una nube pensando en la superestrella en que está a punto de convertirse. Pero eso no significa que tenga que olvidarse de que por muy estrella que sea, jamás podrá ni deberá elegir las preguntas que un/a periodista vaya a hacerle, por muy controvertidas que sean… de la misma manera que no habría estado mal que el equipo de redacción de este programa de Cadena Ser se hubiera documentado previamente sobre las declaraciones sobre machismo que el artista ya ha realizado.

Al final, estos 14 insufribles minutos parecen la consecuencia directa de las malas prácticas en el mundo de la entrevista musical en diversos sentidos: un sello orquestando una entrevista entre un artista que no tiene ganas de concederla y por tanto protagoniza de manera totalmente desganada; un artista que ha tenido que pasar 8 años dando vueltas por internet para tener un hit en radio, teniendo que explicar al mundo lo que es el «trap» cuando no se siente con potestad para ello; unos periodistas que no tienen tiempo de documentar una entrevista apropiadamente porque seguramente tienen que realizar otros diez artículos al mismo tiempo y no pueden pasar una semana preparándose el mismo tema porque el gremio no termina de tocar fondo; la mala costumbre de entender una entrevista musical como un encuentro mucho más amable que en otros ámbitos como la política o los deportes (no solo es «morbo», Tangana, el trabajo de la prensa es cuestionar y analizar tu trabajo); un artista que no sabe que la prensa no tiene por qué preguntarle lo que a él le apetezca; y no por último menos importante, la falta de interés del público por los temas más estrictamente musicales. Apuesto a que este artículo de Cadena Ser se lleva muchos más clics que el de BeatBurguer. Aquí no debe haber titulares sesgados: el problema de todo este escenario es de fondo…

Lo más visto

No te pierdas

‘Otra ronda’: Thomas Vinterberg ya puede ir brindando por el Oscar

Crítica del film en el que los personajes usan una coartada intelectual para, en vez de ir al psicólogo, ir pedo todo el día.

Ella Baila Sola optan por un secretismo siniestro y pasado de moda en sus entrevistas promocionales

Ella Baila Sola han acudido esta noche a El Hormiguero, como estaba anunciado a bombo y platillo, para hablar...