Quantcast

Taburete esperan que te abras de piernas en su nuevo hit seguro ‘Belerofón’, un festín de influencias

-

- Publicidad -

Taburete esperan que te abras de piernas en su nuevo hit seguro ‘Belerofón’, un festín de influencias

El problema de las canciones de Taburete no era otro que lo pobre de sus melodías -holgazanas, inexistentes- y sus letras, obsesionadas con el consumo de alcohol. Los himnos etílicos tienen su razón de ser, pero a la octava canción de su segundo álbum la cosa tenía más o menos la misma gracia que la octava copa pedida a las 10 de la mañana del día siguiente.

El grupo de Guillermo Bárcenas se ha puesto las pilas y entrega tan pronto como hoy, unos días después de haber despedido al ‘Dr Charas‘, el primer single de su tercer álbum, ‘Madame Ayahuasca’. La canción es mucho más agradecida para nuestros oídos, pues se inspira en un sinfín de cosas que nos resultan muy familiares: esa cadencia a los Fleetwood Mac de ‘Rumours’ en la manera de rasguear guitarras y tocar la batería, esos coros a lo Morat o fin de concierto de Coldplay, el espíritu de aquel día en que Sergio Dalma jugó a ser el Boss (‘Galilea’), esa guitarra de pop-rock latino que nos lleva a Maná o a Los Rodríguez, y sobre todo esa estrofa por la que en cualquier momento parece que va a pasarse Juan Luis Guerra cantando «quisiera ser un pez» o «ay, ay, ay, ay, ay…».

- Publicidad -

El grupo viene de dos álbumes muy exitosos, pues claramente para su producto había una demanda en esta sociedad que vota a Rajoy masivamente pese a la corrupción reiterada de su partido, y por tanto ‘Belerofón’ va a ser un hit seguro sí o sí, aupado además por ese estribillo en el que el grupo espera que «te abras de piernas» y les «dejes pasar» ASAP. Por si alguien se lo preguntaba, y según la nota de prensa, «Belerofón habla de un planeta cercano al sol al que acude Taburete cuando se sienten abstraídos de nuestro planeta tierra». Todo ello en minúsculas excepto Taburete y Belorofón. Qué grande…

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas