M. Ward / Think of Spring

M. Ward editó dos discos el año pasado. ‘Migration Stories‘ era un disco de temas originales hermoso y melancólico. Este ‘Think of Spring’ apareció el 11 de diciembre y ha de verse como un mero divertimento. Un divertimento un tanto mustio, a decir verdad.

El punto de partida era bonito y prometedor: «M. Ward reimagina el agridulce clásico de Billie Holiday ‘Lady in Satin'». ‘Lady in Satin‘ fue prácticamente lo último que grabó Holiday. El disco se publicó en 1958. Billie falleció en 1959. Supuso un fenomenal esfuerzo por demostrar que, a pesar de que su voz ya no era la de antaño, ella seguía siendo una intérprete única. Grabó el disco con temas inéditos en su repertorio y, en vez de una orquesta, la acompañaban los arreglos de cuerda de Ray Ellis. El resultado fue espectral y crepuscular. Ward explica en su página de Facebook cómo se enamoró de este disco cuando tenía 20 años. «‘Think Of Spring’ lo reimagina, filtrando las canciones y las cuerdas de ‘Lady in Satin’ a través de una única guitarra usando diferentes afinaciones y una cantidad minimalista de texturas y de manipulación en el estudio». No es novedad la adoración de Ward a este disco: ‘I’m a Fool to Want You’ cerraba, en clave instrumental, el maravilloso ‘Hold Time’, en una versión muy superior a la que aparece aquí.

Sin embargo, cuesta pensar en Billie Holiday participando en un disco tan desmayado como este ‘Think of Spring’, aun en sus momentos más bajos. El álbum original ya era moroso y arrastrado, pero este obvia la parte crepuscular y eleva lo moroso a la enésima potencia. Se hace cuesta arriba escucharlo entero. Ward deja los temas en su mínima expresión, tan sólo interpretados por su guitarra y su voz; una guitarra magnífica, pero aquí demasiado desnuda. Y su voz es acogedora y rasposa, pero no portentosa como la de Holiday. Si a eso sumamos el típico tratamiento que da Ward a su sonido, como si sonara en mono, su gusto por lo añejo… Todo eso, ay, aquí se gira en su contra.

El principio, con ‘I Get Along Without You Very Well’ agrada, porque encontramos muchas de las cosas -antes nombradas- que nos gustan de Ward; en ‘For Heaven’s Sake’ están algunas de esas filigranas emocionantes que tan bien ejecuta. Pero ya enseguida lo monocorde del asunto se impone. Es la sucesión y la acumulación lo que cansa, ya que Ward no varía ese tono lacónico en todo el disco. Aunque hay algún momento en que sube la pulsión, como en el single de presentación ‘You’ve Changed’. Y ‘All the Way’ que no aparecía en el disco original de Holiday y que se convierte en la pieza más cristalina y de mayor brío.

M. Ward siempre se ha manejado muy bien en el terreno de lo acústico, pero se le ha ido la mano esta vez. ‘Think of Spring’ es de una austeridad y languidez tal que al final casi molesta. Si se llega a aguantar es porque sus temas son realmente buenos. Pero quizás hubieran necesitado otro tratamiento. O un formato más corto, como un EP. Definitivamente, el disco no está a la altura, ni del talento como músico de M. Ward, ni de la homenajeada Billie Holiday.

Calificación: 5,5/10
Lo mejor: ‘I Get Along Without You Very Well’, ‘You’ve Changed’, ‘All the Way’
Te gustará si te gusta: El blues de los años 20-30 del siglo pasado, reivindicar a Billie Holiday
Escúchalo: el single, en Youtube

Cargando los comentarios de Disqus...
Share
Publicado por
Mireia Pería