Adele, yo quiero escuchar álbumes en aleatorio

Adele ha convencido a Spotify para que elimine el botón de reproducción aleatoria en álbumes tras el lanzamiento de su nuevo disco, ‘30‘. «Era mi única petición en esta industria tan cambiante», ha explicado. «Los artistas no creamos las secuencias de nuestros discos con tanto cuidado y esmero sin ningún motivo. Nuestro arte cuenta una historia y nuestras historias deberían ser escuchadas tal y como las hemos concebido. Gracias a Spotify por escuchar».

A menos que tu versión de Spotify no esté actualizada, el botón de reproducción aleatoria en álbumes insertado en el botón de «play» principal debería haber desaparecido de la plataforma, no así del mando situado en la parte inferior. El cambio no ha afectado a otras plataformas como Apple Music o Deezer, aunque el de Spotify es el más relevante de todos, pues es la plataforma más utilizada a nivel global.

Spotify complace así la solicitud de una de las estrellas del pop más poderosas del momento. La que más discos vende. Se entiende que Adele no iba a permitir que su disco fuera subido a Spotify de no habérsele consentido dicha petición y hay que recordar que ‘25‘ tardó un año en llegar a Spotify por deseo expreso de la cantante, que dio prioridad a las ventas físicas y las descargas. Claro que la última decisión de Adele ya no afecta a qué disco escuchar, sino a cómo escucharlo, y es extraña por varios motivos.

La industria no es la misma hoy que en 2015 y los streamings son más importantes que nunca, pero la británica realmente no los necesita para sostenerse. De hecho, si fuera así no habría solicitado eliminar el botón de reproducción aleatoria ni mucho menos habría sacado un disco en el que varias pistas superan los 6 minutos de duración. Su solicitud tiene pinta más bien de capricho nostálgico y romántico por tiempos pasados, aunque no tan pasados: ¿Adele no recuerda que hasta los discman tenían botón de aleatorio? ¡Y estos aparatos reproducían discos físicos!

Cuando te acercas a un disco por primera vez lo habitual -al menos para mí- es reproducirlo en su orden original porque sabes que cuenta una historia (sí, la gente sabe esto, no solo los artistas) y porque no quieres alterar su ritmo interno. Pero no todos los discos son iguales: no es lo mismo ‘KIWANUKA‘ que ‘Body Talk‘ de Robyn. La secuencia del primero está pensada para que fluya como una historia, la segunda parece una playlist. Y aunque no lo sean, si te apetece escucharlos en aleatorio porque la tecnología te da la opción, ¿qué hay de malo en ello? Otras veces quieres escuchar un disco entero pero te aburre que empiece siempre por la misma canción y activas la opción de reproducción aleatoria. Quizás, así, descubres que la pista 13 de aquel disco a la que nunca habías prestado atención en realidad no está mal.

Los comentarios de Disqus están cargando....
Share
Publicado por
Jordi Bardají
Tags: adelespotify