Robbie Williams cuenta que un sicario fue contratado para matarle

Robbie Williams ha declarado en una entrevista para The Mirror que fue el objetivo de un asesino a sueldo. Alguien había pagado por «matarle», explica.

“Nunca, nunca dije esto, pero me pusieron un sicario para matarme. Nunca he dicho eso públicamente antes. Tengo amigos. Esas cosas son las cosas que no se ven pero suceden cuando te vuelves famoso”, revela.

“En un momento de mi vida fui ridículamente famoso, famoso al estilo de Michael Jackson”, añade. “Me hice famoso cuando tenía 17 años, formando una boyband cuando tenía 16 que despegó. Cuando tenía 21 años, me fui, y luego tuve una carrera en solitario, vendí 80 millones de álbumes, mantuve el récord de la mayor cantidad de entradas vendidas en un día para una gira y bla, bla, bla…”, continúa el británico.

Además de este intento de acabar con su vida, habla sobre otros problemas que le trajo el “éxito extremo” entre los que se encuentran la ansiedad, la depresión y la enfermedad mental.

Otro reto al que se enfrentó es el de lidiar con la fama: “Quiero ir a todos los lugares normales a los que no puedo ir porque la gente quiere matarme. Lleva un tiempo llegar a la aceptación”, confiesa. Con el paso del tiempo y los años ha conseguido aceptarlo y manejarlo.

Actualmente Robbie Williams vive en una mansión de Beverly Hills con su esposa y sus cuatro hijos. Decidió no promover su música en Estados Unidos, de esta forma puede vivir una vida normal en relativo anonimato. “Vivo en el anonimato aquí y realmente disfruto eso, cuando pienso en regresar a Reino Unido, recuerdo que no tengo anonimato allí y eso me hace sentir ansiedad y me deprime”, finaliza.

Los comentarios de Disqus están cargando....
Share
Publicado por
Leyre Villacrés