Beach House: «El capitalismo suele ir a espaldas del arte»

Beach House han llegado a su octavo álbum en plena forma, y ‘Once Twice Melody’ es otro gran obra que añadir a su discografía. Curiosamente, todo lo ensoñador que puede resultar escucharlos, no lo es necesariamente a la hora de hablar con ellos. Alex Scally es en ocasiones un entrevistado dificilillo, pero lo compensa gracias a sus respuestas cortas (a veces cortantes) y directas, que no se van por las ramas. Al contrario, sabe qué decir en cada momento y con qué palabras y, cuando quiere, se explaya hablando sobre la música de Beach House o sobre su relación con la industria de la música. Como siempre, un privilegio hablar con ellos, aunque avisamos que la pregunta sobre su colaboración (supuesta) con Kanye West se queda en el tintero.

Vuestro disco acaba de alcanzar el número 1 de ventas físicas en Estados Unidos.
La razón es que a nuestros fans les encanta tener nuestros discos en vinilo. Pero no somos el grupo más popular de Estados Unidos (ríe).

¿Estáis contentos de estar de gira otra vez?
Es maravilloso. Los conciertos (NdE: él dice «musical performances») son maravillosas, a nosotros nos encanta tanto tocarlos como ir a verlos. No podemos creer que hayamos podido volver al escenario… Realmente nunca jamás lo volveremos a dar por sentado.

No soy muy fan de los discos que salen por partes, pero en vuestro caso ha funcionado.
Este disco en particular es muy denso y viene bien escucharlo por partes, pero la razón principal por la que hemos sacado el disco de esta manera es que queríamos que sus dos partes quedasen bien representadas, porque es un disco doble. Cada lado del disco cuenta su propia historia. Y, por otro lado, nos apetecía sacar música al poco de terminarla. Habitualmente hemos tardado 9 meses o más en publicar un disco después de terminarlo, y creo que todos los artistas odian sacar música tanto tiempo después de terminarla porque es una práctica que obedece a razones puramente comerciales, porque tienes que enviar el disco a las prensas de vinilo, y pensar una fecha en la que el disco se vaya a vender mejor… No tiene nada que ver con el arte, y como todo el mundo sabe, comercialidad y creatividad son polos opuestos. Muchas veces los discos tardan tanto en salir que cuando lo hacen, los artistas ya están hartos de ellos. Y cada vez más artistas lo hacen, crean música y poco tiempo después la suben a las plataformas de streaming. Es una de las cosas que están cambiando en la industria para bien. Otras no…

Prince fue un pionero en ese sentido, en la época de los CDs él solo quería sacar un montón de música a su ritmo.
Siempre habrá gente que no tiene miedo a nada y hace lo que le apetece. Son héroes.

¿Por qué habéis producido el disco vosotros mismos en lugar de apoyaros en un productor?
Nunca hemos necesitado a nadie para producir los discos, nosotros siempre hemos estado en control absoluto de nuestra música y de cómo suena. Tenemos muy claras nuestras opiniones acerca de los arreglos y de las estructuras de las canciones que escribimos. Normalmente nos hemos apoyado en productores para que nos ayudasen con la grabación de los discos, pero en este caso no ha sido posible y lo hemos producido nosotros mismos porque, como te digo, realmente nos hemos solido bastar con nosotros mismos.

«Los videoclips son muy caros de hacer y muchas veces son malos»

En el disco ha participado una orquesta de cuerdas, ¿cómo ha sido trabajar con ella?
Nos lo hemos pasado muy bien trabajando con una orquesta de cuerdas. Por razones económicas no siempre es posible trabajar con orquestas, pero nosotros siempre hemos soñado con hacerlo y esta vez hemos podido cumplir nuestro deseo. Ha sido un privilegio. Si muchos artistas pudieran usar orquestas de cuerda cuando quisieran, probablemente se haría mucha música maravillosa. Las orquestas de cuerda emiten un sonido hermoso y poderoso.

¿Qué canciones habéis notado que están obteniendo mejor aceptación?
Es difícil decirlo, ‘Superstar’ es una de las canciones más digeribles del disco, tiene sentido que a la gente le guste especialmente. Tenemos diferentes tipos de fans: algunos conocen solo dos canciones, o tienen un único disco favorito, y luego están los fans a los que les gusta absolutamente todo lo que hacemos. En los conciertos cada noche la recepción es distinta también, depende de cómo esté yendo el concierto, la ciudad o en el recinto en el que estemos tocando, el tiempo que haga, las noticias que estén ocurriendo en ese momento y también del tracklist, porque no tocamos las mismas canciones todo el rato.

Molan las voces procesadas de ‘Runaway’. ¿Buscabais un sonido futurista?
Simplemente nos gustaba cómo sonaban.

¿No sacaréis videoclips para este disco?
No. Los videoclips son muy caros de hacer y muchas veces son malos. Necesitas muchos recursos, un equipo de rodaje, mil cosas… Y a menos que hagas el único vídeo bueno entre los 300 que salen cada año, a la gente le dan igual. Esta vez hemos pedido a una serie de artistas que nos gustaban que nos hicieran unos «lyric videos» animados para cada uno de los epés que hemos ido sacando. Nos gusta mucho cómo han salido y creemos que, con ellos, hemos aprovechado mejor nuestros recursos. Nos parece que las animaciones sumergen al público en el disco y a nuestro arte. Preferimos eso a gastarnos una pasta en rodar un vídeo que después es un rollo.

Lo pregunto porque vuestras canciones son muy cinematográficas, muy visuales.
Si tuviéramos un montón de pasta haríamos videoclips, pero no es el caso. ¿Has visto alguno de los «lyric videos»?

Alguno he visto, sí.
Me parece que son visuales muy atractivos, que juegan con el lenguaje… Ofrecen todo un mundo de maravilla y color, y algunos de ellos de hecho tienen un punto cinematográfico.

Me da la impresión que las letras de Victoria son bastante directas esta vez, no tan abstractas como en el pasado. Queda claro que habla de su relación con una persona, pero en muchos casos esta persona desaparece en el éter…
Es imposible hacer generalizaciones sobre las letras de todos nuestros discos. Hay muchos tipos de letras en este disco, algunas son obtusas, otras son poéticas, otras son directas, otras son juguetonas, otras son como oraciones… Decir que hay un estilo de letras que prevalece en el disco me parece holgazán. Tendrías que darme ejemplos concretos para probarlo, y yo te daría ejemplos que contradirían tu conjetura. Me parece que la has pensado solo a medias. Las generalizaciones funcionan cuando hay algo sobre lo que generalizar, pero no es el caso.

En Pitchfork has dicho que os quedan un mínimo de tres discos por grabar.
Era una broma. Obviamente no sabemos cuánto discos nos queda por hacer. No sabemos si vamos a hacer un disco más o diez. Por el momento nos encanta hacer música, nos lo pasamos muy bien y estamos muy agradecidos con simplemente tener un público que nos escucha.

¿Qué opinas de la adquisición de Bandcamp por Epic Games, la empresa madre de Fortnite?
¿Cuándo ha pasado esto?

Se anunció hace unas semanas.
¿Y la gente está diciendo que es una mala noticia porque Epic Games es una empresa más grande?

Sí, la gente está preocupada por que Bandcamp pueda perder su esencia, al ser una plataforma especialmente importante para los músicos independientes.
Sería una estupidez negar que esto pueda pasar, pero al mismo tiempo creo que surgiría otra plataforma centrada en apoyar a los artistas que la pueda reemplazar. Con suerte. De todos modos, como te decía antes, en general el capitalismo me genera bastante desconfianza. Yo no me puedo quejar porque he conseguido ganarme la vida con la música, pero el capitalismo suele ir a espaldas del arte, no suele priorizar a los artistas y por esta razón los artistas la siguen pasando canutas a día de hoy, porque ellos persiguen su visión y atrás hay una persona que intenta sacar provecho con ella. Es una batalla cósmica.

Pero algunos artistas sí ganan dinero, ¿no?
Sí. Como te digo yo no me puedo quejar, pero muchos artistas no ganan tanto dinero como merecen. Todo el mundo sabe que las plataformas no compensan a los artistas lo suficiente.

«No creemos que ‘Space Song’ sea nuestra mejor canción ni la más pegadiza»

‘Space Song’ se ha viralizado y va a por las 400 millones de reproducciones en Spotify. ¿Qué os parece el el éxito repentino de esta canción?
La industria cambia constantemente y ahora lo está haciendo delante de nuestros ojos. Hubo un tiempo en que los sellos lo controlaban todo, en una época se vendían muchos singles, en otra muchos CDs, después salieron los cantautores, la MTV… Ahora vivimos un cambio. Los chavales están descubriendo música gracias a TikTok, Instagram, programas de televisión… Las canciones suenan de fondo en estas plataformas y la gente las descubre de esta manera. Creo que estamos presenciando el final de la «broadcast era», cuando había una persona que controlaba lo que se escuchaba. A nosotros nunca nos han puesto en la radio. En alguna emisora universitaria a lo sumo, pero nunca hemos sonado en una emisora mainstream porque nuestras canciones no son lo suficientemente digeribles para ese tipo de plataforma, supongo.

Lo que ha pasado con ‘Space Song’ le ha pasado a otras bandas como la nuestra y demuestra que cuando colocas una canción delante del público, este la quiere volver a escuchar. El algoritmo está haciendo lo que la radio hacía antes y, gracias a este sistema, a nosotros y a otras bandas como la nuestra por primera vez nos está escuchando una audiencia mucho más grande. No sabemos por qué ‘Space Song’ ha sido la canción elegida para que estos nos ocurra… Ciertamente no pensamos que sea nuestra mejor canción, ni que sea especialmente pegadiza. Es solo una canción que escribimos y que ni siquiera fue single.

¿No consideras que las canciones de Beach House sean pegadizas?
No tenemos ni idea, nosotros solo hacemos lo que nos sale de manera natural y lo que nos gusta. Cuando escucho música pop soy consciente de que estoy escuchando canciones que son pegadizas e infecciosas, que se mueven rápido, son dinámicas y excitantes. Nuestras canciones no están diseñadas de esa manera.

Los comentarios de Disqus están cargando....
Share
Publicado por
Jordi Bardají
Tags: beach house