Quantcast
- Publicidad -

Fatima al Qadiri / Medieval Femme

Lo mejor: 'Medieval Femme', 'A Certain Concubine', 'Sheba', ‘Los volcanes avisan’, 'Zandaq'
Te gustará si te gustan: Oneohtrix Point Never, Steve Hauschidlt, Julianna Barwick
Escúchalo: 'Malaak', en Youtube

Entre las artistas más importantes de la actualidad que traen otro tipo de temáticas a la música popular se encuentra la productora kuwaití Fatima al Qadiri. Si su debut ‘Asiatisch‘ cuestionaba el orientalismo, el disco siguiente ‘Brute‘ denunciaba el neofascismo y la violencia policial y el EP ‘Shaneera‘ interrogaba el género binario a través del contexto de la comunidad queer árabe, ‘Medieval Femme’ se inspira en el trabajo de las poetisas árabes de la época medieval, como Al-Khansa o Quasmuna Bint Ismail, la segunda de las cuales titula uno de los temas.

La música de Fatima al Qadiri ha solido caracterizarse por sus cuidadas producciones electrónicas de tintes futuristas, algunas más ambientales y otras más rítmicas, matizadas en muchas ocasiones con arreglos arábigos o grime. ‘Medieval Femme’ no es una excepción en cuanto a lo cuidada que está la producción pero sí es, a todas luces, su trabajo más ambiental y meditativo. Según la nota de prensa de Hyperdub (Burial, Jessy Lanza), el álbum «invoca una ensoñación simulada a través de la metáfora del jardín islámico, el cual se halla en el borde de la depresión y el deseo, donde el presente se disuelve temporalmente, dejando solo retazos del pasado y el futuro».

- Publicidad -

Por estilo, ‘Medieval Femme’ parte de lo explorado por Fatima en la banda sonora de la premiada película ‘Atlantics‘ -película ganadora del Grand Prix en Cannes 2019- para seguir presentando una evocadora fusión de sintetizadores de neón y melodías árabes inspiradas en la música antigua. Pero lejos de ser una obra total, Fatima entrega una serie de viñetas que, escuchadas en su totalidad, conforman una especie de bonita suite en la que sumergirse de noche, pero que no funcionan demasiado por separado, a excepción, quizá, del corte titular, una bonita balada que apunta a la new age.

Cautivan especialmente las cuerdas orientales bañadas en reverb y los teclados envolventes de ‘A Certain Concubine’; la intrigante y cinematográfica ‘Golden’, que gustará a fans del primer Oneohtrix Point Never, y ‘Sheba’ destaca porque incorpora la bonita melodía de un órgano de ecos eclesiásticos, así como un tímido beat. ‘Malaak’, con un recitado fantasmagórico acompañado de cuerdas y teclados atmosféricos, provoca una enorme intriga y, el corte final, ‘Zandaq’, en el que suenan amables melodías de cuerdas y flautas, es el más representativo de ese jardín del que habla la nota, una pequeña joya.

- Publicidad -

El mismo texto indica que la temática de ‘Medieval Femme’ es «un estado de anhelo melancólico ejemplificado a través de la poesía de las mujeres árabes del periodo medieval», con el que Fatima «busca transportar al oyente a un lugar de ensimismamiento y desolación para cuestionar la línea que separa ambos estados, aparentemente opuestos, y regocijarse en un dolor celestial». Hay que decir que ‘Medieval Femme’ cumple su objetivo de llevar al público a esos estados, pero ciertos cortes como ‘Stolen Kiss of a Succubus’ o ‘Qasmuna (Dreaming)’ pasan demasiado desapercibidos y lo peor es que la inspiración poética se concreta en solo dos temas con letras recitadas, como ‘Tasakuba’, por lo que la temática del álbum queda, al final, un poco desdibujada.

Discos recomendados