Dentro, adentro y más adentro: el tema de Antonio Orozco que puede ganar un Goya

Entre los nominados al Goya a Mejor Canción no han logrado colarse Christina Rosenvinge por sus canciones para la interesante ‘Karen’, ni Vetusta Morla con su tema para ‘La hija‘, pese a que su nominación parecía segura tras la candidatura de toda su música en los Premios Feroz. Los elegidos han sido María José Llergo por ‘Mediterráneo’, Derby Motoreta’s Burrito Kachimba por su trabajo para ‘Las leyes de la frontera’, Àngel Leiro, Jean-Paul Dupeyron y Xavier Capellas por este tema llamado ‘Burst Out‘ de ‘Álbum de posguerra’… y en última instancia el tema de Antonio Orozco para una película titulada ‘El Cover’.

‘El Cover’, que recaudó unos 71.000 euros durante el pasado verano, es el debut como director de Secun de la Rosa, un actor al que conoces muy bien aunque no lo sepas, y que cuenta la historia de una serie de jóvenes con inquietudes musicales. Situada en Benidorm, está protagonizada por una serie de imitadoras de Amy Winehouse y Adele que tratan de convencer a un amigo de cumplir su sueño de dedicarse a la música. El reparto está encabezado por Álex Monner, Marina Salas y Carolina Yuste, y cuenta con la participación especial de Carmen Machi y Juan Diego.

Porque se plantea como una comedia musical con espacio para versiones de The Killers, Erasure y Fun (la banda sonora está en plataformas), sorprende que el tema principal de la película suene tan gris. Se trata de tremendo baladón escrito e interpretado por Antonio Orozco, de la escuela Alejandro Sanz, en el que la palabra «dentro» rima con «adentro», apareciendo ambas más de 20 veces en los 4 minutos escasos que dura la grabación.

Como queriendo rozar la insólita suerte de ‘Mar Adentro’ o el viral «me quemaría por dentro», Orozco implora que «le busquen por dentro» y que «le encuentren adentro», signifique esto lo que considere cada cual. Una tonelada de cuerdas y pianos tratan de dar respuesta a las preguntas sin respuesta del autor, como si quisieran ejercerle de guía mientras él sigue perdido («ando trasnochando, forma parte del momento»), si bien no parece ser posible («No hay manera, no me encuentro»), ni con ayuda de Iker Jiménez («hay susurros ahí adentro») ni de los bomberos («hay bruma en el 6º», «sigo descartando la ventana y voy quedándome en silencio»).

Una extraña composición que ha gustado a la Academia en todo su misterio, con una serie de frases que parecen prestadas por Fangoria, Izal y La Oreja de Van Gogh, a razón de verso por artista: «Resultado incorrecto, limbo inverso / Remendón de tormentos, trovador del desierto». Si te estás preguntando qué es un «limbo inverso», sólo Secun de la Rosa parece haber llegado tan -ejem- adentro: «Antonio Orozco no solo escribió la canción principal de la película, sino que quiso conocer el guión contado por mí, mis sentimientos y mi lucha. Todo eso que yo he vivido y quería plasmar está en la poética de una canción destinada a perdurar. Que me busquen por dentro», culmina su texto de presentación, casi con retranca.

Los comentarios de Disqus están cargando....
Share
Publicado por
Sebas E. Alonso